Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

sábado, 15 de junio de 2019

Shira Ish-Ran: "Los terroristas palestinos son antiisraelíes, pero también antisemitas, nos matan por ser judíos"



Shira y Amichai Ish-Ran, durante la entrevista. | C.Jorda - Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/internacional/oriente-medio/2019-06-15/shira-ish-ran-los-terroristas-palestinos-son-antiisraelies-pero-tambien-antisemitas-nos-matan-por-ser-judios-1276640308/
Con Federico Jiménez Losantos entre los premiados, la pasada semana se entregaron las medallas de Dignidad y Justicia en un acto en Madrid que resultó emocionante, sobre todo, cuando se entregó la medalla de oro a título póstumo a los padres de Amiad Yisrael, que unas horas después nos recibieron en su hotel de Madrid, cansados pero felices por lo que habían vivido y por un viaje a España que "ha sido demasiado corto", nos dicen con una sonrisa, elogiando tanto España como Madrid "es un país precioso, hemos disfrutado mucho de estos días aquí".
Casualmente la entrevista tiene lugar justo seis meses después de que Shira Ish-Ran y su marido Amichai vivieran una de esas experiencias que te marcan para toda una vida: en diciembre pasado esperaban en una parada de autobús cuando fueron tiroteados -ellos y varias personas más- por un terrorista palestino. Shira, que estaba embarazada de 26 semanas, resultó herida de extrema gravedad, Amichai recibió tres impactos de bala en sus piernas, pese a lo que probablemente salvó la vida de su mujer al tratar de taponar sus heridas.
Ya en el hospital los médicos tuvieron que forzar el nacimiento del Amiad Yisrael, que lamentablemente sólo pudo mantenerse con vida durante tres días. Así, cuando aún estaba luchando por su propia vida, Shira perdió a su propio hijo.
¿Cómo se sienten sólo después de seis meses de pasar por algo así? Amichai trata de explicárnoslo: "Hay subidas y bajadas, depende de cuando lo preguntes", nos dice, "desde el punto de vista físico vamos sintiéndonos mejor", "la rehabilitación está yendo bien", interviene su mujer, "antes no podíamos andar y ahora andamos un poco, aunque todavía no podemos vivir nuestra vida normal, porque tenemos muchos dolores", explica.

amiad-yisrael01.jpg
Shira y Amichal recibiendo la medalla de oro de Dignidad y Justicia.
Las secuelas son visibles aún sobre todo para Shira, que acudió al acto de Dignidad y Justicia con unas muletas, pero la mujer sentada frente a nosotros en un ambiente más informal está ya claramente en el camino de la recuperación absoluta y, de hecho, su cuerpo menudo y su rostro sonriente transmiten confianza y fortaleza.
"A veces estamos muy tristes y lloramos, pero tratamos de dar espacio también a esos sentimientos, sabiendo que hay un momento para cada uno y que todos son legítimos"
Pero probablemente el asunto es más complejo desde el punto de vista emocional: "La mayor parte del tiempo somos muy positivos y miramos al futuro, no queremos olvidar el pasado, sino seguir adelante con él", recalca Amichai, que admite que "sigue habiendo momentos muy duros", pero se muestra convencido de que "en general lo estamos haciendo bien". Su mujer profundiza un poco más en los malos momentos: "A veces estamos muy tristes y lloramos, pero tratamos de dar espacio también a esos sentimientos, sabiendo que hay un momento para cada uno y que todos son legítimos, que está bien sentir lo que sea. A partir de ahí seguimos adelante, está claro que siempre habrá un antes y un después, pero tratamos de construir una nueva vida".

Superación

¿Cómo superar algo así? ¿Cómo seguir adelante con la pérdida y el miedo? "Lo primero es la Fe en Dios -dice Amichai con la seguridad del que está muy convencido de lo que dice- creer que cualquier cosa que Él hace tiene sentido... y por supuesto el hecho de que mi esposa sigue viva y está aquí conmigo -añade con una sonrisa, alargando la mano y acariciando a su mujer, que le devuelve el gesto con otra sonrisa enternecedora-; y claro también nuestra familia, que ha estado ahí todo el tiempo; y los amigos e incluso gente de Israel y de todo el mundo que nos han mostrado su solidaridad y eso nos ha ayudado mucho".
Shira habla también de la Fe, de "saber que todo pasa por una razón, que no es nuestra culpa, aunque nosotros no podamos entender por qué pasó, hemos tratado de centrarnos más en el para qué, en qué quiere Dios de nosotros".
Pero no todo ha sido ayuda divina: "El Estado de Israel es increíble y nos ha proporcionado un montón de ayuda, muchísima gente: trabajadores sociales, abogados, profesionales de todas las áreas, psicólogos, personas que nos ha ayudado desde todos los puntos de vista a lidiar con la situación, financieramente, emocionalmente… todo lo que hemos necesitado", dice Shira, citando también a la sanidad Israelí y la acreditada experiencia con el terrorismo que por desgracia posee.
"El Estado de Israel es increíble y nos ha proporcionado un montón de ayuda"
Su historia conmovió al país entero, una oleada de solidaridad y empatía barrió Israel de norte a sur ante la desgracia de esa pareja tan joven, ellos no han podido olvidarlo tal y como nos cuenta Amichai: "Sentimos un gran abrazo de la sociedad israelí, mucha gente venía a vernos y nos escribían cartas, notas y mensajes, nos mandaban flores y comida, hasta hoy la gente sigue ofreciéndonos todo lo que pueden, nuestra historia llegó a mucha gente".
"En Israel hay un gran sentimiento de solidaridad -profundiza Shira hablando con orgullo de su país-, nos vemos como una gran familia y nosotros lo hemos vivido personalmente", dice. "Mientras estábamos en hospital decenas de personas venían a vernos cada día, gente a la que no conocíamos". Y además, no sólo les ha ocurrido en Israel: "Muchas personas no judías también se han acercado a nosotros, en Madrid, por ejemplo, ha sido increíble la cantidad de gente que se ha acercado a mostrar sus condolencias y también su apoyo a nosotros y a Israel. Ha sido una experiencia inolvidable".

"Increíble" ceremonia con Dignidad y Justicia

Un ejemplo de esa solidad y esa empatía había sido la propia ceremonia de entrega de las medallas de Dignidad y Justicia, "la ceremonia de hoy ha sido increíble -vuelve a usar, emocionada, esa palabra-, la cantidad de gente que se ha acercado a nosotros y nos han expresado su cariño, nos han abrazado…".
Shira nos cuenta la agradable sorpresa que ha supuesto ellos el viaje y el acto: "Cuando nos llamaron en Abril pensamos que la ceremonia sería algo pequeño, con poca gente y decimos que sí que vendríamos. Sólo un día antes empezamos a darnos cuenta de lo importante que era el evento, Amichai ni siquiera tenía un traje", nos dice entre risas, "ha sido muy especial, todo era muy agradable, estar entre esa gente que ha conseguido cosas tan importantes, escuchar la historia de lo que han hecho", Shira nos dice, y de hecho lo hace con un énfasis que no deja lugar a dudas, que "ser parte de eso" ha sido una experiencia impresionante.
Ambos recalcan que el recibimiento que han tenido en España ha sido "extraordinario" y ven a nuestro país como un ejemplo de tratamiento de las víctimas del terrorismo, "otros países en el mundo deberían hacer cosas parecidas a lo que ha ocurrido hoy en Madrid, dice Shira con evidente entusiasmo, "quedará para la historia que España fue el primer lugar en el que se trató a las víctimas del terrorismo con este respeto y este reconocimiento".

El terrorismo en Israel

Preguntamos a Amichai y Shira por qué Israel tienen tan difícil mostrarle al resto del mundo su batalla contra el terrorismo, por qué tantos en tantos lugares niegan a los israelíes el derecho a defenderse del terror. Amichai lo atribuye "en su mayor parte" a la "ignorancia de lo que realmente está pasando" y recuerda lo que es obvio, aunque en realidad no se dice mucho: que "aunque haya un conflicto el terrorismo no es la forma de resolverlo, no puedes ir por ahí pegando tiros a hombres, niños y mujeres embarazadas". Con todo, muestra su convencimiento de que "si realmente se explicasen los hechos las opiniones cambiarían e Israel se sentiría menos sólo en la lucha".
"Aunque haya un conflicto el terrorismo no es la forma de resolverlo, no puedes ir por ahí pegando tiros a hombres, niños y mujeres embarazadas"
Shira profundiza en la cuestión: "Mucha gente no entiende la verdadera esencia del conflicto, que no es una lucha por la tierra, son fanáticos musulmanes -obviamente "no todos los musulmanes", corre a aclarar- que quieren crear terror y destrucción". La prueba, en su opinión, es que "a los palestinos les hemos dado territorios, algo que fue realmente difícil pero lo hicimos, y no funcionó, lo que demuestra que la esencia del conflicto no es son los territorios".
amiad-yisrael02.jpg
Shira y Amichal, entre el público del acto de Dignidad y Justicia.
"La yihad -recuerda- es una lucha por la religión, los yihadistas están luchando contra los judíos y contra los cristianos, es una batalla mucho más profunda, mucho más difícil de resolver que una pelea por el territorio", dice, convencida de que "si la gente entendiese eso Israel no estaría tan sólo".
Y no sólo eso, Shira añade algo más a su razonamiento, irguiéndose en el asiento como para darle más importancia a su siguiente frase: "Una de las razones por la que los yihadistas palestinos atacan a Israel es por antisemitismo, es parte de su agenda, son antiisraelíes pero también antisemitas, nos matan porque somos judíos".

Vivir en un asentamiento

Shira y Amichai viven en un asentamiento israelí en Samaria, parte de lo que en España conocemos como Cisjordania. Es lo que según muchos medios son las 'colonias ilegales' a cuyos habitantes se demoniza como "colonos" que viven en un entorno de constante peligro y enfrentamiento. Pero quizá esa no es toda la verdad: "Vivimos en un lugar increíble y llevamos toda nuestra vida viviendo allí -nos dice Amichai- la mayor parte del tiempo es un lugar pacífico y nunca nos imaginamos que algo así podía pasar, hemos estado cientos de veces desde que éramos niños en la misma parada de autobús en la que sufrimos el atentado".
Shira recuerda que la verdad es que "el terrorismo te puede alcanzar en cualquier lugar: ha pasado en Madrid, en Londres en Nueva York, el lugar donde vivas no es lo que realmente importa, así que ni siquiera hemos pensado en mudarnos".
Para ella su asentamiento es "un sitio pacífico en el que estamos felices" y en el que quieren "vivir en paz con los árabes a nuestro lado, que es lo que normalmente ocurre y las dos partes de benefician de ello".
"Nuestra victoria -vuelve a reflexionar Shira sobre el terror- es decirle a los terroristas que no tienen éxito, que no cambian nuestras vidas, que seguimos viajando, saliendo…". Aquí enlaza con el antisemitismo de los terroristas del que ha hablado un poco antes: "Quieren que no haya más judíos, acabar con nosotros, nuestra victoria es traer más judíos al mundo, y es lo que haremos con la ayuda de Dios: traer a este mundo más gente pacífica, moral y feliz".
Fuente: libertaddigital.com
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/internacional/oriente-medio/2019-06-15/shira-ish-ran-los-terroristas-palestinos-son-antiisraelies-pero-tambien-antisemitas-nos-matan-por-ser-judios-1276640308/

sábado, 23 de marzo de 2019

Falleció Rafi Eitan , Z"L .


Rafi Eitan en el centro de la imagen

El veterano y respetado espía israelí Rafi Eitan, que encabezó la operación del Mosad en 1960 para capturar al nazi Adolf Eichman (posteriormente juzgado y ejecutado), falleció hoy a los 92 años.

Nació en 1926 en Ein Harud, un kibutz en el norte de Israel, en una familia de judíos inmigrantes rusos y al cumplir la mayoría de edad ingresó en la milicia judía Palmaj, donde tomó parte en multitud de misiones, entre ellas en la conocida como la "noche de los puentes", para destruir 11 puentes que conectaban la entonces Palestina bajo mandato británico con los países árabes vecinos

En la Guerra de la Independencia (1978), fue gravemente herido y al término de esa contienda ingresó en los servicios de Inteligencia, donde participó en decenas de misiones, la más relevante conocida la captura del nazi Adolf Eichman, cuando era jefe de la Unidad Conjunta de Operaciones de los servicios secretos israelíes.
Fue enviado a Buenos Aires para capturarlo y puesto al mando de la operación de captura en marzo de 1960, para lo que eligió a siete personas -de un grupo de 250 a su disposición- para trabajar exclusivamente en el caso.

Tras su labor en las altas esferas de las agencias de espionaje, Eitán pasó unos años en el sector privado y luego volvió a trabajar en seguridad, con diferentes puestos de asesor o altos cargos en corporaciones estatales, además de formar el partido político GIL, con el que llegó a ser ministro de Asuntos de los Pensionistas entre 2006 y 2009.

Z"L.
En una declaración el sábado por la noche, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Eitan “fue uno de los héroes de los servicios de inteligencia del Estado de Israel en innumerables misiones en nombre de la seguridad de Israel. Tomó parte en la captura y enjuiciamiento en Israel y Jerusalem del infame nazi Adolf Eichmann”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/fallecimiento/lideres-israelies-fallecimiento-rafi-eitan/?fbclid=IwAR24yUn29tAYdpJNPZc8Rh3HGBaKVxBPD0l-iBDXHMsqBeYer7JPoXROu04
En una declaración el sábado por la noche, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Eitan “fue uno de los héroes de los servicios de inteligencia del Estado de Israel en innumerables misiones en nombre de la seguridad de Israel. Tomó parte en la captura y enjuiciamiento en Israel y Jerusalem del infame nazi Adolf Eichmann”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/fallecimiento/lideres-israelies-fallecimiento-rafi-eitan/?fbclid=IwAR24yUn29tAYdpJNPZc8Rh3HGBaKVxBPD0l-iBDXHMsqBeYer7JPoXROu04
En una declaración el sábado por la noche, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Eitan “fue uno de los héroes de los servicios de inteligencia del Estado de Israel en innumerables misiones en nombre de la seguridad de Israel. Tomó parte en la captura y enjuiciamiento en Israel y Jerusalem del infame nazi Adolf Eichmann”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/fallecimiento/lideres-israelies-fallecimiento-rafi-eitan/?fbclid=IwAR24yUn29tAYdpJNPZc8Rh3HGBaKVxBPD0l-iBDXHMsqBeYer7JPoXROu04
En una declaración el sábado por la noche, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Eitan “fue uno de los héroes de los servicios de inteligencia del Estado de Israel en innumerables misiones en nombre de la seguridad de Israel. Tomó parte en la captura y enjuiciamiento en Israel y Jerusalem del infame nazi Adolf Eichmann”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/fallecimiento/lideres-israelies-fallecimiento-rafi-eitan/?fbclid=IwAR24yUn29tAYdpJNPZc8Rh3HGBaKVxBPD0l-iBDXHMsqBeYer7JPoXROu04

lunes, 28 de enero de 2019

Veronica Phillips: vida y devastación

Veronica Phillips - Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/cultura/historia/2019-01-27/veronica-phillips-vida-y-devastacion-1276632072/

                                                        
Con motivo del Día Internacional de la Memoria de las Víctimas del Holocausto, que se celebra cada 27 de enero, Libertad Digital publica esta entrevista inédita a la superviviente de los campos nazis –y de las Marchas de la Muerte– Veronica Phillips, que tiene más de 90 años y vive en Johannesburgo.
A principios de 2016 fui a ver a Veronica Philips al piso en el que vivía entonces en el barrio de Killarney, una de las zonas de Johannesburgo con mayor presencia judía. "Eres el primero al que le cuento muchas de estas cosas", me dijo nada más comenzar la entrevista, y después me explicó que nunca había hablado con nadie, ni con su madre ni con su hermano, de muchos de los detalles de la tragedia que le tocó vivir en primera persona. "Solía ir a Hungría a ver a mi prima, con la que estuve allí, y nunca dije una palabra sobre lo que pasamos".
Como la propia Veronica, que había ido a la peluquería y se había maquillado para la entrevista, el apartamento transmitía amor y dedicación. Entre los muchos recuerdos expuestos en las paredes destacaban las fotos de numerosos niños: los hijos de sus familiares más cercanos esparcidos por todo el mundo. Además de asesinar a parte de su familia, los nazis privaron a Veronica de la posibilidad de ser madre. Durante su estancia en uno de los campos, los guardas obligaban a las mujeres a ingerir bromuro para evitar que menstruaran. "Debido a ello, no pude tener hijos, y he tenido 8 abortos", me dijo Veronica tratando de ahogar el llanto.

"Nunca olvidaré los gritos de esa pobre gente"

Veronica Philips se llamaba al nacer Veronika Katz, y vino al mundo a mediados de los años 20, en el seno de una familia religiosa en el distrito judío de Budapest. Veronica tuvo la desgracia de crecer en los tiempos de las Cruces Flechadas, uno de los movimientos antisemitas más crueles de Europa, que asesinaron a uno de sus primos delante de su madre y la deportaron junto al resto de judíos y gitanos húngaros después de que tomaran el poder, en 1944. Antes de ser enviada a los campos, Veronica fue forzada a trabajar en una fábrica de uniformes militares. Vigilados por sus verdugos, los judíos iban todos los días a sus puestos de trabajo vistiendo uniformes a rayas blancas y negras y estrellas amarillas. Una imagen de aquellas jornadas estremece a Veronica todavía hoy: los cruces flechadas intentando arrancar las barbas de los judíos religiosos en las calles de Budapest. "Los gritos de esa pobre gente nunca los olvidaré".
El 1 de diciembre de 1944, cuando ella tenía 18 años, llegó la deportación. Obligados por las Cruces Flechadas, Veronica y otros muchos judíos caminaron desde Budapest a una estación de tren de las afueras. "Nos pusieron a 80 en cada vagón y el tren comenzó a moverse". Las mujeres iban en la primera mitad del tren, los hombres en la segunda. Nadie sabía a dónde iban. Veronica iba con su prima. Su padre, en uno de los vagones posteriores. Su madre y su hermano se habían quedado en el gueto de Budapest. En una de las paradas que el tren hacía para que los deportados orinaran pudo ver a su padre, que le envió a Veronica un mensaje de optimismo y le dijo que sobrevivirían: estaban fuertes y sanos, podían trabajar; y no habían oído hablar de las cámaras de gas. Veronica volvió a su vagón, su padre al suyo, y las dos mitades del tren se separaron. Fue la última vez que Veronica vio a su padre.
Después de lo que a ella le parecieron diez días de viaje, el tren llegó a Ravensbrück, el campo de concentración para mujeres situado 90 kilómetros al norte de Berlín. "Las luces brillaban, los perros corrían arriba y abajo". Quienes sobrevivieron al viaje salieron del tren. Las guardias les ordenaron a gritos que se desnudaran, abrieron el agua durante cinco minutos para que se lavaran y les dieron la ropa de quienes habían muerto. La ropa, relata Verónica, estaba llena de pulgas. Algunas prendas tenían huevos de pulga. Cuando las prisioneras se las ponían, las larvas comenzaban a salir al sentir el calor de los cuerpos.
Veronica recuerda la brutalidad de las guardias, todas mujeres, pero también la de las mismas prisioneras: "Un día no teníamos agua y fui a uno de los barracones a beber. Las judías polacas que vivían allí empezaron a pegarnos. Ellas habían llegado antes al campo. No había solidaridad ni siquiera entre los propios judíos. Todos queríamos sobrevivir".

De las Marchas de la Muerte a la liberación

Los administradores del campo comenzaron a mandar gente a las cámaras de gas. Los nazis necesitaban a 120 prisioneras para trabajar en una fábrica de piezas de avión. Veronica fue seleccionada porque hablaba alemán, y consiguió meter a su prima en el grupo. De esta manera salvaron la vida. Las seleccionadas fueron trasladadas a Penig, un subcampo de Buchenwald más próximo a la fábrica, donde trabajaban de sol a sol. Desde allí veían los edificios en llamas que habían sido alcanzados por los bombardeos aliados. "Queríamos que nos bombardearan a nosotros también".

Con la derrota cerca, los alemanes evacuaron a los prisioneros de los campos y se replegaron con ellos hacia el interior de Alemania en las llamadas Marchas de la Muerte. "Mataban a todos los que se quedaban atrás, a quienes no podían seguir caminando porque estaban exhaustos. Bum, bum, bum, bum, bum; muertos". Para no ser ejecutados, los prisioneros se esforzaban en mantenerse al frente del grupo. No tenían comida y se alimentaban de hierba para seguir vivos. Veronica no recuerda cuántos días caminó bajo la custodia nazi. Las condiciones extremas del momento, con las bombas cayendo cerca y los aviones volando sobre sus cabezas, hacen difícil para ella recordar lo que pasó, y algunos detalles han ido desvaneciéndose con el tiempo. "Lo único que recuerdo es que fuimos liberados en Johanngeorgenstadt".
Era un día de mayo de 1945. Veronica recuerda que los soldados "venían de todas partes" y que había "muchos rusos", que eran "horribles". "Violaban a las mujeres, a todos esos huesos con piel", explica. Ella no pesaba más de 35 kilos cuando fue liberada. El único deseo de los supervivientes era volver a casa, aunque no sabían qué se encontrarían en casa, si es que aún tenían casa. Los aliados les alojaron en un lugar seguro y les dieron de comer carne de caballo. Veronica estuvo enferma cinco días. Los supervivientes regresaban a sus países en trenes, pero ella y su prima decidieron no viajar en los vagones por temor a ser violadas. Volvieron a Hungría escondidas en un tren de carga que transportaba petróleo. El hecho de que fueran las dos "muy pequeñas", dice, contribuyó a que nadie las descubriera.

El regreso a Hungría

Al bajar del tren "nos dieron la bienvenida los judíos húngaros de un comité que esperaba a la gente que volvía". Y entonces, en la estación de tren, vino el momento más difícil. Tras dejar atrás el infierno se enfrentaban por primera vez a cómo sería su nueva vida. "Comencé a decirme a mí misma: ¿qué me voy a encontrar?". Veronica, que intenta no llorar mientras lo revive en el salón de su casa de Johannesburgo, subió a un tranvía en dirección al que había sido su hogar. Al ver el aspecto que tenía, no le pidieron el billete. Durante aquel corto viaje lleno de angustia, no dejó de preguntarse qué se encontraría, si habría sobrevivido alguien o toda su familia había sido asesinada. "Por suerte, encontré a mi madre y a mi hermano", que habían visto el final de la guerra en Budapest, y "puedo decirte que no fue fácil".
La familia había perdido su apartamento y todas las demás posesiones, y alquilaba un piso en la capital húngara. "Como Budapest había sido bombardeado, no había pisos. Tres o cuatro familias vivían en un solo piso".
Veronica había perdido a todos sus primos varones y a su padre. Nunca hasta hoy ha sabido a dónde le llevó la mitad del tren en el que viajaba la última vez que se vieron. Veronica comenzó a ayudar a su tío en la tienda que este había conservado. Un día una mujer fue a la tienda y llamó mentirosa a su madre. "Cuando salió, corrí detrás de ella. Si la gente no me hubiera separado de ella la habría matado. Había salido toda la ira que llevaba dentro".
Un día, mientras planchaba en casa de una amiga, conoció al que sería su marido. Se le había estropeado la plancha, y el chico se ofreció a arreglársela. "Si yo no la puedo arreglar, ¿cómo vas a arreglarla tú?", le dijo con insolencia, y así comenzó todo. El chico se llamaba Hermann Fülöp, y era, como ella, un superviviente del Holocausto. El futuro marido de Veronica pasó buena parte de la guerra obligado a trabajar para los alemanes. Solo cuatro de los 240 hombres del grupo de Hermann Fülöp sobrevivieron a la guerra en Rusia. Después de la derrota nazi en Stalingrado, los alemanes se lo llevaron con ellos en su retirada, y acabó siendo enviado al campo de concentración de Bergen Belsen.
"Había sufrido mucho. Eran diez hermanos y solo cuatro sobrevivieron. El resto fueron asesinados en Auschwitz, junto con cuatro o cinco niños. Cuando le conocí, ya tenía el corazón roto", dice Veronica con la voz quebrada.

"Nos libramos del fuego para caer en las brasas"

Los nazis habían sido derrotados, pero la mitad de Europa en la que había nacido Veronica había quedado bajo el dominio comunista, y estaba lejos de poder disfrutar de la libertad. "Nos libramos del fuego para caer en las brasas". En 1956, el año del aplastamiento de la revolución contra el Gobierno impuesto por la Unión Soviética en Hungría, Veronica y su marido consiguieron atravesar el Telón de Acero para llegar a Austria, desde donde viajaron a Inglaterra para reunirse con otros miembros de la familia.
Fue precisamente en Inglaterra donde cambió su apellido de casada. "Nadie podía pronunciar Fülöp, así que cambiamos a Phillips". El matrimonio Phillips vivió 20 años en Inglaterra. "Al principio trabajé de limpiadora, y después comencé a hacer vestidos para mujer en casa". Con el tiempo Veronica volvió a estudiar y acabó la carrera de Microbiología, una materia de la que impartió clases en la universidad hasta que en 1976 se fue con toda su familia a Sudáfrica. Al principio trabajó como investigadora en un organismo público, para volver después a la enseñanza en la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo.

"No me gustan los alemanes"

"Todas esas pesadillas siguen repitiéndose en mi cabeza", dice Veronica sobre los recuerdos del Holocausto, y confiesa que sigue desconfiando del país que organizó la matanza de 6 millones de judíos en Europa. "No me gustan los alemanes", añade.

"Después de la liberación, los alemanes fueron hechos prisioneros. Caminaban con las manos en la cabeza y sentían el dolor que nosotros habíamos sentido antes. Fue algo digno de ver". Cuando le pregunto si ve relación entre la cultura germana y lo que ocurrió en los años 30 y 40, Veronica contesta que sí: "Cuando hacen algo, lo hacen bien. Y trabajan".
Hasta hace poco, Veronica viajaba cada poco tiempo a Israel, donde tiene sobrinos y sobrinos-nietos. ¿Cómo se siente allí? "Me hace sentir bien asomarme a la ventana y ver que hasta los barrenderos son judíos, es un país maravilloso. Lo que han construido los israelíes lo han hecho por amor, y nadie más ha hecho algo parecido". Veronica rompe a llorar: "Soy una persona emotiva", se disculpa y en medio del llanto cierra la entrevista: "No sé cómo sobreviví" 
Fuente :libertaddigital.com

domingo, 27 de enero de 2019

sábado, 26 de enero de 2019

Celebración en Santiago del Día de Recuerdo de las Víctimas de la Shoah ( Holocausto judío )


Ayer , 25 de Enero , se celebró en Santiago de Compostela , en el Salón Noble del Palacio de Fonseca de la Universidad de esa ciudad , el Día de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto judío .
El acto fué organizado por la Comunidad Judía de Galicia y por la Asociación Galega de Amizade con Israel ( AGAI).
Intervinieron en el acto los Presidentes de ambas entidades y un representante de la Vicerrectoría de Cultura de la USC .
Además de esas intervenciones se proxectó el domumental 
" Shoah , los olvidados de la historia " .
El actó finalizó con el encendido de seis velas en recuerdo de los seis millones de judíos asesinados en ese genocidio.

6 velas encendidas en recuerdo de los 6.000.000 de judíos asesinados.
A la izquierda el profesor Fredy Sussman., Presidente de la Comunidad Judía de Galicia . 
                                     Interviniendo, el representante del Rectorado de la USC
Pedro Gómez-Valadés , Presidente de la Asociación Galega de Amizade con Israel ( AGAI)


Un miembro de la Comunidad judía leyendo una plegaria



El Presidente de AGAI encendiendo la primera vela












lunes, 21 de enero de 2019

Los judíos españoles premian al rey Felipe VI por su apoyo al judaísmo y a los sefardíes

La Federación de Comunidades Judías de España ha entregado este lunes a Felipe VI el premio Senador Ángel Pulido por su apoyo "continuo e inequívoco".

 

 Isaac Querub, Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), institución que representa oficialmente a los judíos españoles, ha entregado este lunes a SM el rey Felipe VI el premio Senador Ángel Pulido con el que se reconoce la labor de personas o instituciones que destaquen por su apoyo al Judaísmo y a las comunidades judías en España y en el mundo.
En este caso, el galardón ha recaído en el Rey por el respaldo "continuo e inequívoco" que la Corona ha prestado al renacimiento del legado judío y sefardí en España" y en el resto del mundo, así como a la amistad entre los pueblos de España e Israel.
Isaac Querub, Presidente de la FCJE, ha asegurado que "el premio Ángel Pulido lleva el nombre de una persona extraordinaria que sacó a los sefardíes del olvido histórico" y que "en su todavía breve reinado Felipe VI ha continuado ese espíritu y ha reconocido la memoria del sefardismo". En especial, Querub ha recordado cuando en noviembre de 2015 el Rey se dirigió a las comunidades sefardíes diciéndoles "¡cuánto os hemos echado de menos!".

El Premio

La FCJE instituyó este premio que reconociese aportaciones importantes al reconocimiento de personas o instituciones que hayan apoyado a las comunidades judías en todo el mundo, especialmente las sefardíes, y también a las que hayan destacado en la defensa de la libertad de conciencia, al pluralismo religioso y a la lucha contra el antisemitismo.
El Premio lleva el nombre de uno de los más destacados parlamentarios y personajes de la vida política española de la Restauración. Senador, doctor en medicina y escritor, Ángel Pulido Fernández tuvo su primer contacto con los judíos sefardíes en 1893, cuando viajaba en un vapor por el Danubio.
Poco tiempo después comenzó a trabajar intensamente en campañas dedicadas al acercamiento de los descendientes de los expulsados en 1492 al pueblo y las instituciones españolas.
Fuente :libertaddigital.com

- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/espana/2019-01-21/los-judios-espanoles-premian-al-rey-felipe-vi-por-su-apoyo-al-judaismo-y-a-los-sefardies-1276631706/

- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/espana/2019-01-21/los-judios-espanoles-premian-al-rey-felipe-vi-por-su-apoyo-al-judaismo-y-a-los-sefardies-1276631706/


lunes, 24 de diciembre de 2018

Jerusalén homenajea a Maimónides, el gran erudito judío de Córdoba

El Museo de Israel expone, hasta el 27 de abril de 2019,  algunos de los manuscritos más importantes que se conservan del erudito andalusí.

 

- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/cultura/libros/2018-12-24/jerusalen-homenajea-maimonides-el-gran-erudito-judio-de-cordoba-1276630357/Maimónides (Córdoba, Al-Ándalus, 1135- El Cairo, Egipto, 1204) fue un médico, rabino y teólogo judío de Al-Ándalus, con gran repercusión como filósofo en el pensamiento medieval.
El Museo de Israel expone, hasta el 27 de abril de 2019, algunos de los manuscritos más importantes que se conservan del erudito andalusí, que reflejan la amplitud y la omnipresencia de su legado. Son obras procedentes de instituciones como la Biblioteca Nacional Británica en Londres, el Museo Metropolitano de Nueva York, la Biblioteca Nacional de Francia y la Biblioteca Apostólica del Vaticano. Incluye dos manuscritos originales con anotaciones del propio Maimónides y un pergamino con el autógrafo del famoso pensador, prestado por la Universidad de Oxford, Inglaterra.

MishnehTorah-moanides.jpg
Maimónides fue consciente de los problemas a los que se enfrentaban las comunidades judías en tierras islámicas y en la Europa cristiana. Personalmente, sufrió esa persecución en Al-Ándalus después de que los almohades conquistaran Córdoba y, más tarde, en Marruecos. Desde allí, migró a Israel y finalmente a Egipto. Sus pensamientos y su concepto de la religión judía fueron revolucionarios y controvertidos. Unos 800 años después, sus escritos siguen siendo relevantes.
La exposición incluye el tratado filosófico La Guía de los Perplejos, que fue copiado en Barcelona en el siglo XIV y prestado por la Biblioteca Real Danesa de Copenhague. En este volumen, Maimónides analiza los posibles conflictos entre las enseñanzas de la fe y los estudios seculares y científicos.
En su juventud escribió poesías religiosas y una epístola en árabe. Sobre sus conocimientos en medicina escribió un buen número de tratados, como el que dedicó al sultán Saladino, el Tratado sobre los venenos y sus antídotos el año 1199, al hijo del sultán, Al-Fadl, Guía de la buena salud (1198) y la Explicación de las alteraciones (1200).
Sus obras mayores de tema rabínico son El Luminar (1168), también titulado Libro de la elucidación, y la Segunda ley o Repetición de la ley (1180), una minuciosa recopilación por materias de todas las leyes y normas religiosas y jurídicas de la vida judía. También es autor de obras filosóficas como el Tratado sobre la resurrección de los muertos (1191).
Sus restos descansan en la ciudad israelí de Tiberias, junto al Mar de Galilea.
Fuente : Libertaddigital.com

- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/cultura/libros/2018-12-24/jerusalen-homenajea-maimonides-el-gran-erudito-judio-de-cordoba-1276630357/

domingo, 23 de diciembre de 2018

Muere el último combatiente judío de la revuelta del ghetto de Varsovia

Rotem con miembros del movimiento juvenil Ha - No'ar ha - Oved Ve - Halomed, en la ceremonia de celebración del 70 aniversario del levantamiento del ghetto de Varsovia. Foto: Meron Derso
Simcha Rotem
Simcha Rotem (Kazik), el último combatiente del Levantamiento del Gueto de Varsovia de 1943, muere en Jerusalén a la edad de 94 años. El presidente Reuven Rivlin dijo en un comunicado, “Simcha Rotem, se unió a los rebeldes del levantamiento de Varsovia y ayudó a salvar a decenas de combatientes”, expresó Rivlin.
Rotem, que nació en Varsovia en 1924, participó activamente en los movimientos juveniles sionistas en su temprano adolescencia, tenía quince años cuando estalló la Segunda Guerra Mundial y la Alemania nazi invadió Polonia. Las bombas alemanas destruyeron la casa de su familia matando a varios miembros de su familia: a su hermano y sus abuelos, Simcha y su madre resultaron heridos.
En 1942, Rotem se unió a la Organización Judía de Combate del Gueto de Varsovia, o ZOB (la Żydowska Organizacja Bojowa, que estaba comprometida con la resistencia armada contra los nazis). En abril de 1943, los nazis intentaron eliminar a los restantes residentes del Gueto, lo que llevó al estallido y a la resistencia judía, Rotem luchó codo a codo con Marek Edelman, uno de los líderes del movimiento. Trece mil personas murieron en el operativo, Simcha logró escapar con la resistencia polaca en 1944. Los insurgentes prefirieron morir luchando en lugar de ir a la cámara de gas en el campo de exterminio de Treblinka, donde los nazis ya habían enviado a más de 300.000 judíos de Varsovia.
En una ceremonia celebrada en Polonia en 2013 para conmemorar el 70 aniversario del levantamiento, en su elocución Rotem, dijo, que él y sus compañeros comenzaron el levantamiento porque si iban a morir deseaban elegir el tipo de muerte que querían. Pero también agregó “Hasta el presente sigo pensando si realmente teníamos derecho a organizar el Levantamiento y acortar la vida de algunas personas, aunque fuese en un solo día”.
“En el primer momento cuando vi a la gran fuerza alemana con 2.000 policías y SS, entrar en el gueto, mi primera reacción, y estoy seguro de que no era únicamente la mía: sentí que no éramos nada”, recordó Rotem en un testimonio en Yad Vashem. “¿Qué podríamos hacer con nuestro patético, casi inexistente armamento, cuando nos enfrentamos con la tremenda potencia de fuego alemán, con cañones, tanques ligeros y vehículos blindados y una enorme fuerza de infantería que contaba con cientos, cientos si no miles …? Me sentí indefenso”, agregó.
Miles de judíos murieron en la primera revuelta urbana contra los nazis, la mayoría de ellos quemados vivos, y el resto fueron enviados a Treblinka. Cuando los alemanes golpearon el Gueto y la defensa fracasó, Rotem fue fundamental para ayudar a los combatientes a huir a través del sistema de alcantarillado de Varsovia a los bosques fuera de la ciudad.
Después de la guerra, Rotem, se unió al grupo Nakam, que se dedicó a vengarse de los criminales de guerra nazis. El Levantamiento del Gueto de Varsovia, la mayor incidencia de resistencia judía a los nazis, se ha convertido en un símbolo monumental en la tradición judía e israelí. A diferencia del resto del mundo, que conmemora el Día de Recordación del Holocausto el 27 de enero, día de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, Israel lo hace de acuerdo con la fecha judía del levantamiento (generalmente en abril).
Fuente : aurora-israel.co.il

jueves, 20 de diciembre de 2018

Presentación en León del libro de Jaime Einstein LA ISLA DE ABRAHAM

Portada de LA ISLA DE ABRAHAM
  Las despiadadas políticas en contra de los judíos,iniciadas en 1881 por Alejandro III.tras su coronazión como nuevo zar del Imperio ruso, empujaron a la emigración masiva de jóvenes judíos, quienes despojados de los más esenciales derechos, intentarán buscarse un futuro mejor en otras tierras, especialmente en las Américas.
En la pequeña aldea lituana de Horodiche, hartos de tanta miseria, de persecuciones y de los sangrientos progroms que los asola, la familia Springer decide invertir sus escasos ahorros en la compra del pasaje que llevará a su primogénito a los Estados Unidos, alejandole así de la represión y de las grandes revueltas sociales que amenazan su segeuridad y su vida.
Tras una penosa travesía, a bordo de un mercante holandés cargado de conservas de bacalao, el joven Abraham Springer no llega a Nueva York, como había previsto, sino a Matanzas, Cuba.
Allí, gracias a la ayuda de Juan Gualberto Gómez, un elegante periodista, hijo de esclavos, profundamente comprometido con la lucha por la independencia de la isla y amigo personal de José Martí, Abraham inicia una nueva vida, tan emocionante como inessperada...
" Este libro es mi homeja a Cuba, y mi plegaria porque esa amada tierra consiga la felicidad y prosperidad que merece" - Jaime Einstein
( Texto de la contraportada del libro LA ISLA DE ABRAHAM )

Jaime Einstein ,Z"L, ( a la derecha ) cuando nos visitó en Casa de Israel , acompañado del  amigo común, Mario Zareceansky .

Jaime Einstein (1947-2015) nacido en Matanzas en el seno de una familia judía askenazí procedente de Bielorrusia (Polonia-Lituania), que comenzaron a emigrar a Cuba y a los Estados Unidos, en los años 20, huyendo del antisemitismo, discriminación y persecuciones que sufrían los judíos de toda Europa Central y Oriental.
Tenía 14 años cuando tuvo que dejar atrás su amada Cuba y comenzar una nueva vida en los Estados Unidos. Se graduó en Derecho Internacional, en la Universidad de Columbia, en New York, y como experto en Derecho Comercial Internacional viajó por todo el mundo.
Abogado, escritor, historiador, conferencista y aventurero...En 2008, haciendo realidad uno de sus más preciados sueños, optó por irse a vivir a Israel.
La muerte le sorprendió en Galilea, donde residía desde entonces. Tenía 67 años.
Nunca pudo regresar a Cuba.Amaba Cuba ...le dolía Cuba.
Autor del libro El Esplendor, en el que noveló la vida de Moises de León, quien supuestamente escribió el Zohar, obra clave de la Cábala. También dejó escritas varias obras que esperamos puedan ser editadas próximamente.
( Texto que aparece en la solapa de la portada del libro )

Pilar Diez, viuda de Jaime Einstein, presidió el acto de presentación de la obra póstuma de su esposo, haciendo una hermosa semblanza de la vida del autor y relatando  las dificultades que tuvo que superar hasta llegar a este día, donde ya podemos tener en nuestras manos este libro. Acompañaron a Pilar en la presentación de esta obra D. Nicolás Miñambres ( a su derecha), catedrático de Literatura y crítico literario, y D.José Antonio Martinez Reñones, editor de Lobo Sapiens. 




Intervención de D.José Antonio Martinez Reñones, editor de Lobo Sapiens
Intervención de D. Nicolás Miñambres
Un numeroso público asistió a la presentación.
La presentación tuvo lugar en el Hotel Paris, en pleno centro de la ciudad de León, muy cerca de su hermosa catedral.
Pilar Diez, firmando libros a petición de muchas personas que adquirieron la obra de Jaime.
Pilar Diez con José Antonio Martinez Reñones, editor de Lobo Sapiens
Pilar Diez con el autor de esta humilde reseña sobre la presentación del libro de Jaime Einstein.

viernes, 14 de diciembre de 2018

Conflicto israelo-palestino: no hay más salida que la victoria de Israel - Daniel Pipes

Daniel Pipes
Desde un punto de vista político práctico, Avigdor Lieberman, Naftalí Bennett y su idea de adoptar una posición conjunta sobre Hamás fueron sido derrotados, si no humillados. Y es que, durante la última crisis de Gaza, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, mostró una vez más sus habilidades políticas: Lieberman es ahora exministro de Defensa y Bennett no ha conseguido sucederle en tal cartera.
Ahora bien, con la mirada puesta en el largo plazo, lo cierto es que ese dúo ha planteado una cuestión que durante décadas no ha formado parte del discurso político israelí pero que, gracias a su empeño, promete ser un factor importante en el futuro. Se trata de la idea de la victoria; de una victoria israelí sobre Hamás y, por extensión, sobre la Autoridad Palestina (AP) y los palestinos en general.
A lo largo de la Historia, la victoria –definida como la imposición de la voluntad propia sobre la del enemigo para que renuncie a sus objetivos de guerra– ha sido sido motivo de reflexión para filósofos, estrategas y generales. Aristóteles escribió: "La victoria es la meta de los generales". El teórico prusiano Carl von Clausewitz coincidía: "El objetivo de la guerra ha de ser la derrota del enemigo". El secretario de Defensa de EEUU, general James Mattis, considera que "ninguna guerra termina hasta que el enemigo diga que ha terminado".
Los palestinos suelen hablar de vencer a Israel, aun cuando se trate de una fantasía. Por citar un ejemplo: en noviembre de 2012, el líder de la AP, Mahmud Abás, llamó al entonces primer ministro del régimen de Hamás en Gaza, Ismaíl Haniyeh, después de ocho días de violencia con Israel que dejó la Franja gravemente maltrecha, para "felicitarle por la victoria y transmitir sus condolencias a las familias de los mártires".
Por el contrario, en Israel la idea de la victoria ha sido soslayada desde al menos los Acuerdos de Oslo de 1993, y sus líderes se han centrado en cuestiones como el compromiso, la conciliación, la construcción de confianza, la flexibilidad, la buena voluntad, la mediación y la contención. El primer ministro Ehud Olmert resumió esta actitud memorablemente en 2007, cuando afirmó: "La paz se alcanza mediante concesiones".
Esta desviada comprensión de cómo terminan las guerras llevó a Israel a extraordinarias meteduras de pata en los quince años posteriores a Oslo, y encima fue castigado con incesantes campañas de deslegitimación y violencia, simbolizadas por la Conferencia de Durban de 2001 y la matanza de Pascua de 2002, respectivamente.
El disparate ha terminado con los cerca de diez años de gobierno de Netanyahu, pero aún no ha sido reemplazado por una recia concepción de la victoria. En vez de eso, Netanyahu no hace más que apagar incendios en el Sinaí, Gaza, la Margen Occidental, los Altos del Golán, Siria y el Líbano, a medida que surgen. Aunque está de acuerdo con la idea de la victoria israelí cuando se le comenta en privado, aún no ha hablado públicamente de ella.
Mientras, otras personalidades destacadas de Israel han adoptado esta perspectiva. El exjefe del Estado Mayor Uzi Dayán ha pedido al Ejército que vuelva a "la senda de la victoria". Por su parte, el exministro de Educación y de Interior Gedeón Saar ha afirmado:
El ‘paradigma de la victoria’, como la idea del Muro de Hierro de Jabotinsky, asume que sería posible un acuerdo en el futuro, pero sólo después de una victoria israelí clara y decisiva (…) La transición al ‘paradigma de la victoria’ pasa por que se abandonen las concepciones de Oslo.
En este contexto, las declaraciones de Lieberman y Bennett apuntan a un cambio de mentalidad. Lieberman dimitió como ministro de Defensa por la frustración que experimentó cuando vio que a una andanada de 460 cohetes y misiles de Hamás contra territorio israelí se respondió con un alto el fuego. Lieberman clamaba por que se impusiera un "estado de desesperación" a los enemigos de Israel. Demandó que Israel "dejara de lloriquear", pidió que el Ejército "empezara a ganar otra vez" y añadió: "Cuando Israel quiere ganar, puede hacerlo". Sobre su marcha atrás en sus exigencias de ser nombrado ministro de Defensa, Bennett enfatizó que apoyaba a Netanyahu en "la monumental tarea de asegurar que Israel vuelva a salir victorioso".
Irónicamente, los detractores de este paradigma no hicieron sino dar fe del poder de la idea de la victoria. La columnista de Maariv Revital Amiran escribió que la victoria que más desea la opinión pública israelí es la de una mejor atención para los ancianos y la de la resolución de los insoportables atascos. La líder de Meretz, Tamar Zandberg, replicó a Bennett que, para ella, lo del Israel victorioso significa ganar nominaciones a los Emmy y a los Oscar, garantizar la igualdad en los servicios de salud y gastar más en educación.
Que la victoria y la derrota se hayan convertido en un tema de debate en Israel constituye un gran paso adelante. Como señala correctamente la figura mediática Ayalet Mitsch, "incluso los israelíes de izquierdas piensan que es hora de volver a ganar". He aquí otro empujón más para la victoria israelí.

© elmed.io - Daniel Pipes
Fuente : libertaddigital.com

martes, 9 de octubre de 2018

¡¡ LA MENTIRA MAS GRANDE DEL MUNDO..!! - Cecilia Gallardo

Asi Somos, Asi Vivimos, Asi crecimos, Con todos los Idiomas, Todas las Religiones, Todos los Colores, Todas las Vestimentas.
Esto es lo que Somos y Seguiremos Siendo, Diversidad, Pais Donde existe y se da la Multiculturalizacion.
Guste a quien le guste y duela a quien le duela, Esto es lo que Somos.! MaravillosamenteIsrael..!

(Ana Jerozolimski)

El lunes por la noche tuve que ir a Terem, medicina de urgencia, en Jerusalem, acompañando a una persona cercana que se sentía mal. Lo primordial en ese momento era por cierto su salud. Afortunadamente todo terminó bien. Pero me resultó ineludible observar lo que ocurría a nuestro alrededor, o mejor dicho la realidad de la que éramos parte al entrar a la clínica.
“El mundo debería ver esto”, pensé enseguida.
El mosaico israelí-muy especialmente el de Jerusalem- estaba allí ante mis ojos. Judíos y árabes, religiosos y laicos, cada uno esperando su turno, atendidos por orden de llegada por el personal también combinado de paramédicos judíos y árabes. Me costó actuar con cordura y no sacar fotos. No era lo apropiado en un lugar así. Pero las horas que estuvimos en ese servicio de urgencia, habrían alcanzado para un álbum entero sobre los rostros de Jerusalem. Y sobre la realidad de la vida en Israel.
Ultraortodoxos judíos con distintos atuendos de acuerdo a su corriente religiosa y al grupo particular al que pertenecen, religiosos vestidos con ropa común y corriente, con la kipá en la cabeza y los “tzizit” revelando su observancia asomando fuera de la camisa y los jeans. Una mujer religiosa con la cabeza cubierta, sentada al lado de una jovencita de short y remera sin mangas. Una musulmana con el hijab que la cubría entera y enfrente suyo una pareja de árabes-no podemos saber si musulmanes o cristianos- con su bebé, y la mujer con vestido corto y un tanto escotado. Una enfermera judía con el “shavis” cubriéndole el cabello, pero evidentemente no con peluca como sí tenían otras mujeres religiosas allí mismo, irradiaba energía corriendo de un lado a otro. Igual que otra mujer que suponíamos tenía más o menos su misma edad-no más de 30-, con la cabeza también cubierta, pero al estilo islámico. No llegamos a hablar con ella pero daba la sensación de ser médica, por el aplomo con que hablaba y el respeto que parecía inspirar en los pacientes que llegaban a ella, tanto judíos como árabes.
A nosotros nos tocó el Dr. Aladdin, un médico joven, árabe, que sonreía mucho y preguntaba todo dos veces para estar seguro que tiene la información correcta. El responsable del turno, una especie de super coordinador, era Ashraf, otro árabe. Rostro serio pero muy correcto.
En la ventanilla de entrada, una joven recibía a los pacientes, anotando cómo se sentían, por qué habían llegado a la urgencia y con quién contactarse por cualquier eventualidad. Por su acento en hebreo, pensamos que era judía, simplemente porque no tenía dejo de acento árabe. Pero nunca se puede saber. Del otro lado, en la ventanilla de salida, donde a uno le entregan el resumen con las indicaciones-que de todos modos el Dr. Aladdin ya nos había dado- la funcionaria era árabe. Deseaba a cada uno “refuá shlemá” , que se recupere totalmente, sonreía moderadamente y pasaba al siguiente.
Allí eran todos pacientes y personal médico. A nadie se le ocurría atender o recibir distinto a nadie por ser de tal o cual comunidad. La joven de hijab rosado cubriéndole la cabeza, que estaba sentada con suero al lado de una religiosa judía de blusa multicolor y pollera larga, el haredi de traje festivo que parecía haber llegado directo de las hakafot de Simjat Tora, el israelí laico y una pareja mayor árabe, todos eran allí pacientes, nada más. A todos, los médicos y paramédicos, los funcionarios, ellos mismos un microcosmos de la sociedad israelí, atendían por igual.
Esta es la realidad israelí.
Uno podría preguntarse para qué destacarlo tanto si realmente es tan común. Legítimo plantearlo. Pues sí, hay que contarlo una y otra vez, hay que reiterar que esta es la realidad, ante los increíbles constantes intentos de enemigos de Israel, de mentir sobre su forma de vivir.
Quienes leen nuestras notas, saben seguramente que lejos estamos de considerar que Israel es perfecto, un país de hadas y ángeles sobre la Tierra. No existen países así en ninguna parte del mundo. Pero consideramos sí que no solamente no merece en absoluto la imagen demoníaca que intentan pintar sus enemigos, sino que es, en muchas cosas ejemplar.
Y lo saben también muchos de sus duros críticos.
Esta semana, a raíz de la crisis creada en UNRWA-la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos- por los cortes presupuestarios por parte de Estados Unidos, la organización notificó a parte de su personal palestino que será despedido. Pues el lunes tuvieron lugar protestas intensas junto a las oficinas de UNRWA en la Franja de Gaza, a tal punto que los jefes occidentales temieron por sus vidas, pensaron que serían linchados. UNRWA pidió ayuda urgente a Israel para evacuar a sus funcionarios a territorio israelí.
El pasaje de Erez que sirve para entrada y salida de gente entre Israel y la Franja de Gaza –enfermos a hospitales, personal de las organizaciones internacionales y demás- estaba cerrado por la festividad de Simjat Tora. Pero Israel accedió a abrirlo antes de tiempo a fin de permitir el ingreso a los funcionarios de UNRWA, que indudablemente, al dejar Gaza y cruzar a Israel, se habrán sentido a salvo.
Estas situaciones se dieron a lo largo de los años en varias oportunidades, porque nadie duda dónde está la cordura y la seguridad.
Mientras el otro lado miente sobre la realidad israelí, Israel continúa desarrollándose. Mientras parte del liderazgo y los “activistas” palestinos pierden tiempo y energía en inventos sin sentido, Israel sigue apostando al futuro.
El problema es que las mentiras sobre Israel también llevan finalmente a un auto engaño del que no surge nada bueno. Esta semana quedamos pasmados con otro increíble ejemplo de auto engaño. Buscábamos la foto de un conocido científico del Technion, el Profesor Husam Hayek, para ilustrar una nota que aparece en este número en otra página. Nos topamos con una página web llamada “All4 Palestine” que supuestamente incluía la foto. Entramos a la página y vemos que su subtítulo era algo así como “modelos a emular”. Hasta ahí, todo bien. Al llegar al Profesor Hayek, en el rubro “país”, decía “Palestina”.Y la explicación, algo así como “científico palestino que desarrolló….” y explicaba sus logros.
No sabíamos si reir o llorar. País…¿Palestina? El Profesor Husam Hayek es ciudadano israelí, egresado del Technion en Haifa, donde investiga y enseña. Jamás existió un Estado palestino. ¿Qué logran con inventar mentiras?
Pero el tema central es que si dedicaran más energías y tiempo a su propio desarrollo, en lugar de canalizar los esfuerzos en mala dirección, ya estarían en otra situación.
Fuente: del facebook de Cecilia Gallardo.

¡¡ UN FUTURO, USURPADO, ROBADO Y FLAGELADO..!! - Cecilia Gallardo en Facebook

Kim Yehezkel-Lebengrund , ejecutada por un terroriata islámico palestino en Samaria ( Israel)  
                                                                         
Ella se quedó allí delante de él. Sus manos están atadas con esposas.
Le Apunta un rifle m16 a su Cabeza, de una distancia Cero.
Toda su vida, No Corría, Sino que Volaba ante sus ojos.
"Por favor no me Mates, mi niña, mi bebé, me esperan.
Ella, debe de haber llorado, Con las Esposas que le impedian moverse, rogándole , suplicando que se compadeciera por su vida, por su hija Kai, que se quedaría huerfana, sin Mamá.
Su dulce Kai. dulce Kai tan pequeñita aún , que la necesitaba, para dar sus primeros pasos, su primer dia de colegio, Su Bat-mitzba, El Ejercito, la Universidad, Para acompañarla y guiar su Vida.
Repasó toda su vida, toda una vida futura y pasada, en Segundos que No paraban, pensamientos que Pasaban y corrian por su mente, como la velocidad de la Luz.
Funeral de Kim Levengrond-Yehezke , una nueva Víctima del "Terror palestino"

Al Maldito Terrorista, Nada Le Importaba, su Sed de venganza, de Muerte, La Jihada, Sus 72 virgenes, Momentos de ansiedad, El Éxtasis de placer, De Cólera que lo rodeban en esos Momentos, El Olor al Miedo que provenia de sus Victimas, que Serían Ejecutados, Por su Mano, Con su Arma, La fuerza y su Sin-sentido, lo poseían, Era Un Demonio con Forma de Hombre, que lo Mantenia de Pie, el Odio y la Muerte. Lo convertirían por Fin, en Un Mártir.
En esos Momentos ya No era Humano, nada le Importaba al Maldito.
Después que Apretó el gatillo y Ejecutó a sus Victimas
pasó a la siguiente. que estaba ahi, en ese cuarto por accidente, Con un Disparo en la parte superior del Cuerpo, La Neutralizó, El Maldito "Terrorista palestino" Emprendió Su Huida, Dejando sus Cuerpos agonizantes y el Lugar Teñido de rojo , con la Sangre de sus Victimas.
Siete meses, El Maldito terrorista "palestino" estuvo allí, Compartio con ellos, Tomo de su Café, su Leche y su Pan, Bajo su narices.
Durante siete meses Estuvo trabajando con su Asesino, El que le quito y le Robo la Vida, Robo la Felicidad de toda su Familia, Robo el derecho de una madre de ver crecer a su Hija y Ella Ni siquiera se entero y Nunca Sabra el Porque y quien Fue.
Siete meses, que se Despertaba por la mañana, para llevar a su bebé, a una guardería. Sin saber que Esa Mañana Sería la Última vez que la llevaría en Brazos, que era el Ultimo Beso, que su Hija Kai Recibiría de su Madre. que era Su Ultimo Adios, Su Ultima despedida, Porque un Maldito miserable de 23 años decidió Robarle la vida, Sin Motivo, Sin Excusa, Sin Compasión Ninguna.
Solo porque le molestaba que ella fuera judía, para que Sus complices, "Todos los palestinos" y la Jihada dijeran que era un héroe. Para que su madre tirara y repartiera dulces, para Festejar, Este Crimen Odioso, Sin Sentido y Se Jactará, ante el Mundo, De esta Ejecución..!! Allahu Akbar"¡Este es mi hijo!"
Pasarán unos Días, No Muchos de este despreciable ataque, El terrorista será atrapado, Él irá a la cárcel como prisionero de seguridad.
Se graduara de la Universidad, dentro de nuestras carceles, ganara un salario, Sus Familiares Tendran permiso para Visitar lo, Formara una familia, traera No menos de 8 Hijos al Mundo.
Y adivina quién pagará Todo esto..??
Asi es, Saldra de los Bolsillos de Todos los Israelíes, que Pagamos Impuestos al Estado.
Hasta los Padres de ella y su Viudo, Pagarán la Mantención de este Maldito Bastardo, Miserable y Cobarde, Que No tiene Nombre Ni Entendimiento.
Todos Pagaremos , para que este Maldito Terrorista "palestino" Viva , lo que a ella, Le Fue Usurpado, Robado y Flagelado.
Estado de Israel, Me siento Avergonzada..!!
Fuente : del facebook de Cecilia Gallardo