Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

martes, 9 de octubre de 2018

¡¡ LA MENTIRA MAS GRANDE DEL MUNDO..!! - Cecilia Gallardo

Asi Somos, Asi Vivimos, Asi crecimos, Con todos los Idiomas, Todas las Religiones, Todos los Colores, Todas las Vestimentas.
Esto es lo que Somos y Seguiremos Siendo, Diversidad, Pais Donde existe y se da la Multiculturalizacion.
Guste a quien le guste y duela a quien le duela, Esto es lo que Somos.! MaravillosamenteIsrael..!

(Ana Jerozolimski)

El lunes por la noche tuve que ir a Terem, medicina de urgencia, en Jerusalem, acompañando a una persona cercana que se sentía mal. Lo primordial en ese momento era por cierto su salud. Afortunadamente todo terminó bien. Pero me resultó ineludible observar lo que ocurría a nuestro alrededor, o mejor dicho la realidad de la que éramos parte al entrar a la clínica.
“El mundo debería ver esto”, pensé enseguida.
El mosaico israelí-muy especialmente el de Jerusalem- estaba allí ante mis ojos. Judíos y árabes, religiosos y laicos, cada uno esperando su turno, atendidos por orden de llegada por el personal también combinado de paramédicos judíos y árabes. Me costó actuar con cordura y no sacar fotos. No era lo apropiado en un lugar así. Pero las horas que estuvimos en ese servicio de urgencia, habrían alcanzado para un álbum entero sobre los rostros de Jerusalem. Y sobre la realidad de la vida en Israel.
Ultraortodoxos judíos con distintos atuendos de acuerdo a su corriente religiosa y al grupo particular al que pertenecen, religiosos vestidos con ropa común y corriente, con la kipá en la cabeza y los “tzizit” revelando su observancia asomando fuera de la camisa y los jeans. Una mujer religiosa con la cabeza cubierta, sentada al lado de una jovencita de short y remera sin mangas. Una musulmana con el hijab que la cubría entera y enfrente suyo una pareja de árabes-no podemos saber si musulmanes o cristianos- con su bebé, y la mujer con vestido corto y un tanto escotado. Una enfermera judía con el “shavis” cubriéndole el cabello, pero evidentemente no con peluca como sí tenían otras mujeres religiosas allí mismo, irradiaba energía corriendo de un lado a otro. Igual que otra mujer que suponíamos tenía más o menos su misma edad-no más de 30-, con la cabeza también cubierta, pero al estilo islámico. No llegamos a hablar con ella pero daba la sensación de ser médica, por el aplomo con que hablaba y el respeto que parecía inspirar en los pacientes que llegaban a ella, tanto judíos como árabes.
A nosotros nos tocó el Dr. Aladdin, un médico joven, árabe, que sonreía mucho y preguntaba todo dos veces para estar seguro que tiene la información correcta. El responsable del turno, una especie de super coordinador, era Ashraf, otro árabe. Rostro serio pero muy correcto.
En la ventanilla de entrada, una joven recibía a los pacientes, anotando cómo se sentían, por qué habían llegado a la urgencia y con quién contactarse por cualquier eventualidad. Por su acento en hebreo, pensamos que era judía, simplemente porque no tenía dejo de acento árabe. Pero nunca se puede saber. Del otro lado, en la ventanilla de salida, donde a uno le entregan el resumen con las indicaciones-que de todos modos el Dr. Aladdin ya nos había dado- la funcionaria era árabe. Deseaba a cada uno “refuá shlemá” , que se recupere totalmente, sonreía moderadamente y pasaba al siguiente.
Allí eran todos pacientes y personal médico. A nadie se le ocurría atender o recibir distinto a nadie por ser de tal o cual comunidad. La joven de hijab rosado cubriéndole la cabeza, que estaba sentada con suero al lado de una religiosa judía de blusa multicolor y pollera larga, el haredi de traje festivo que parecía haber llegado directo de las hakafot de Simjat Tora, el israelí laico y una pareja mayor árabe, todos eran allí pacientes, nada más. A todos, los médicos y paramédicos, los funcionarios, ellos mismos un microcosmos de la sociedad israelí, atendían por igual.
Esta es la realidad israelí.
Uno podría preguntarse para qué destacarlo tanto si realmente es tan común. Legítimo plantearlo. Pues sí, hay que contarlo una y otra vez, hay que reiterar que esta es la realidad, ante los increíbles constantes intentos de enemigos de Israel, de mentir sobre su forma de vivir.
Quienes leen nuestras notas, saben seguramente que lejos estamos de considerar que Israel es perfecto, un país de hadas y ángeles sobre la Tierra. No existen países así en ninguna parte del mundo. Pero consideramos sí que no solamente no merece en absoluto la imagen demoníaca que intentan pintar sus enemigos, sino que es, en muchas cosas ejemplar.
Y lo saben también muchos de sus duros críticos.
Esta semana, a raíz de la crisis creada en UNRWA-la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos- por los cortes presupuestarios por parte de Estados Unidos, la organización notificó a parte de su personal palestino que será despedido. Pues el lunes tuvieron lugar protestas intensas junto a las oficinas de UNRWA en la Franja de Gaza, a tal punto que los jefes occidentales temieron por sus vidas, pensaron que serían linchados. UNRWA pidió ayuda urgente a Israel para evacuar a sus funcionarios a territorio israelí.
El pasaje de Erez que sirve para entrada y salida de gente entre Israel y la Franja de Gaza –enfermos a hospitales, personal de las organizaciones internacionales y demás- estaba cerrado por la festividad de Simjat Tora. Pero Israel accedió a abrirlo antes de tiempo a fin de permitir el ingreso a los funcionarios de UNRWA, que indudablemente, al dejar Gaza y cruzar a Israel, se habrán sentido a salvo.
Estas situaciones se dieron a lo largo de los años en varias oportunidades, porque nadie duda dónde está la cordura y la seguridad.
Mientras el otro lado miente sobre la realidad israelí, Israel continúa desarrollándose. Mientras parte del liderazgo y los “activistas” palestinos pierden tiempo y energía en inventos sin sentido, Israel sigue apostando al futuro.
El problema es que las mentiras sobre Israel también llevan finalmente a un auto engaño del que no surge nada bueno. Esta semana quedamos pasmados con otro increíble ejemplo de auto engaño. Buscábamos la foto de un conocido científico del Technion, el Profesor Husam Hayek, para ilustrar una nota que aparece en este número en otra página. Nos topamos con una página web llamada “All4 Palestine” que supuestamente incluía la foto. Entramos a la página y vemos que su subtítulo era algo así como “modelos a emular”. Hasta ahí, todo bien. Al llegar al Profesor Hayek, en el rubro “país”, decía “Palestina”.Y la explicación, algo así como “científico palestino que desarrolló….” y explicaba sus logros.
No sabíamos si reir o llorar. País…¿Palestina? El Profesor Husam Hayek es ciudadano israelí, egresado del Technion en Haifa, donde investiga y enseña. Jamás existió un Estado palestino. ¿Qué logran con inventar mentiras?
Pero el tema central es que si dedicaran más energías y tiempo a su propio desarrollo, en lugar de canalizar los esfuerzos en mala dirección, ya estarían en otra situación.
Fuente: del facebook de Cecilia Gallardo.

¡¡ UN FUTURO, USURPADO, ROBADO Y FLAGELADO..!! - Cecilia Gallardo en Facebook

Kim Yehezkel-Lebengrund , ejecutada por un terroriata islámico palestino en Samaria ( Israel)  
                                                                         
Ella se quedó allí delante de él. Sus manos están atadas con esposas.
Le Apunta un rifle m16 a su Cabeza, de una distancia Cero.
Toda su vida, No Corría, Sino que Volaba ante sus ojos.
"Por favor no me Mates, mi niña, mi bebé, me esperan.
Ella, debe de haber llorado, Con las Esposas que le impedian moverse, rogándole , suplicando que se compadeciera por su vida, por su hija Kai, que se quedaría huerfana, sin Mamá.
Su dulce Kai. dulce Kai tan pequeñita aún , que la necesitaba, para dar sus primeros pasos, su primer dia de colegio, Su Bat-mitzba, El Ejercito, la Universidad, Para acompañarla y guiar su Vida.
Repasó toda su vida, toda una vida futura y pasada, en Segundos que No paraban, pensamientos que Pasaban y corrian por su mente, como la velocidad de la Luz.
Funeral de Kim Levengrond-Yehezke , una nueva Víctima del "Terror palestino"

Al Maldito Terrorista, Nada Le Importaba, su Sed de venganza, de Muerte, La Jihada, Sus 72 virgenes, Momentos de ansiedad, El Éxtasis de placer, De Cólera que lo rodeban en esos Momentos, El Olor al Miedo que provenia de sus Victimas, que Serían Ejecutados, Por su Mano, Con su Arma, La fuerza y su Sin-sentido, lo poseían, Era Un Demonio con Forma de Hombre, que lo Mantenia de Pie, el Odio y la Muerte. Lo convertirían por Fin, en Un Mártir.
En esos Momentos ya No era Humano, nada le Importaba al Maldito.
Después que Apretó el gatillo y Ejecutó a sus Victimas
pasó a la siguiente. que estaba ahi, en ese cuarto por accidente, Con un Disparo en la parte superior del Cuerpo, La Neutralizó, El Maldito "Terrorista palestino" Emprendió Su Huida, Dejando sus Cuerpos agonizantes y el Lugar Teñido de rojo , con la Sangre de sus Victimas.
Siete meses, El Maldito terrorista "palestino" estuvo allí, Compartio con ellos, Tomo de su Café, su Leche y su Pan, Bajo su narices.
Durante siete meses Estuvo trabajando con su Asesino, El que le quito y le Robo la Vida, Robo la Felicidad de toda su Familia, Robo el derecho de una madre de ver crecer a su Hija y Ella Ni siquiera se entero y Nunca Sabra el Porque y quien Fue.
Siete meses, que se Despertaba por la mañana, para llevar a su bebé, a una guardería. Sin saber que Esa Mañana Sería la Última vez que la llevaría en Brazos, que era el Ultimo Beso, que su Hija Kai Recibiría de su Madre. que era Su Ultimo Adios, Su Ultima despedida, Porque un Maldito miserable de 23 años decidió Robarle la vida, Sin Motivo, Sin Excusa, Sin Compasión Ninguna.
Solo porque le molestaba que ella fuera judía, para que Sus complices, "Todos los palestinos" y la Jihada dijeran que era un héroe. Para que su madre tirara y repartiera dulces, para Festejar, Este Crimen Odioso, Sin Sentido y Se Jactará, ante el Mundo, De esta Ejecución..!! Allahu Akbar"¡Este es mi hijo!"
Pasarán unos Días, No Muchos de este despreciable ataque, El terrorista será atrapado, Él irá a la cárcel como prisionero de seguridad.
Se graduara de la Universidad, dentro de nuestras carceles, ganara un salario, Sus Familiares Tendran permiso para Visitar lo, Formara una familia, traera No menos de 8 Hijos al Mundo.
Y adivina quién pagará Todo esto..??
Asi es, Saldra de los Bolsillos de Todos los Israelíes, que Pagamos Impuestos al Estado.
Hasta los Padres de ella y su Viudo, Pagarán la Mantención de este Maldito Bastardo, Miserable y Cobarde, Que No tiene Nombre Ni Entendimiento.
Todos Pagaremos , para que este Maldito Terrorista "palestino" Viva , lo que a ella, Le Fue Usurpado, Robado y Flagelado.
Estado de Israel, Me siento Avergonzada..!!
Fuente : del facebook de Cecilia Gallardo

domingo, 7 de octubre de 2018

El terrorismo islámico palestino destroza de nuevo una joven familia esraeli


Kim Levengrond Yehezkel , la mamá de esta joven familia , fué asesinada hoy por un terrorista palestino.
Nuestro más sincero cariño a toda la familia y especialmente a ese joven padre y al simpático hijo de ambos.
Z"L. Bendita sea su memoria

"Mía es la venganza y la retribución;
A su tiempo el pie de ellos resbalará,
Porque el día de su calamidad está cerca,
Ya se apresura lo que les está preparado.’"
Devarim ( Deuteronomio) 32:35 

 
Terroristas de Hamas reparten dulces entre la población para celebrar el asesinato de Kim .
 





Kim Levengrad Yehezkel de 28 años, ha sido asesinada hoy en Israel.


Esta era Kim Levengrad Yehezkel de 28 años.
Ha sido asesinada hoy en Israel. El terrorista palestino la ató primero y después la acribilló a balazos.
Bendita sea su memoria.
Z´´L

sábado, 6 de octubre de 2018

Hoy , en el aniversario de la Guerra del Yom Kipur , reproduzco esta entrada del año 2010 , en mi primer viaja a Israel.

Ya finalizando esta jornada visitamos la frontera con Siria y el lugar conocido como el Valle de las Lágrimas , lugar de heroicas batallas en la guerra del Yom Kipur en el año 1973.
Antes de ver alguna de las fotografías puedes leer este hermoso relato de hechos que se dasarrollaron en el lugar que estuvimos visitando.


El 6 de octubre de 1973 los ejércitos sirio y egipcio atacaron a las fuerzas armadas de Israel, que fueron sorprendidas sin estar preparadas. Comenzaba la Guerra del Yom Kipur.
Ese día Zvi Greenhold, el señor de la fotografía, estaba de permiso. Tenía rango de teniente, y al enterarse de que había comenzado la guerra, se puso su uniforme, y haciendo autostop llegó hasta Nafekh. En ese lugar se encontraba el Cuartel General de la Brigada Barak. Y muy cerca pasa la llamada ruta Tapline. No se trata de una carretera, sino de un oleoducto comenzado en 1947.
Zvi no había destacado especialmente hasta ese momento; eso sí, conocía bien la zona en la que se estaba produciendo el ataque sirio ya que había nacido en el kibbutz Lohamei HaGeta’ot, que se encuentra en la costa, muy cerca de la frontera con el Líbano.
Es muy largo contar la masiva batalla (batallas) de tanques que tuvo (tuvieron) lugar a lo largo de la primera semana de guerra en los Altos del Golán. Basta con decir que se la ha comparado con Kursk. Y en ella, el episodio más destacado, hasta el punto de ser considerado un ejemplo casi perfecto de batalla defensiva, es la actuación de la 7ª Brigada en el Valle de las Lágrimas, que entre el 7 y el 8 de octubre de 1973 destruyó más de quinientos tanques y blindados en un frente de apenas veinte kilómetros.
Sin embargo, la acción de guerra más llamativa de la campaña fue resultado de la necesidad de improvisar y es extraordinaria. Si se divide el frente en dos partes, la norte y la sur, resulta más fácil de comprender. En la parte sur, la que atraviesa la ruta Tapline hasta Nafekh, las fuerzas sirias destruyeron prácticamente la Brigada Barak, que perdió casi un noventa por ciento de sus comandantes, entre ellos al coronel Ben Shoham, que fue alcanzado cerca de Nafekh, en uno de los momentos culminantes de la guerra. Y por ese agujero abierto a través del camino del oleoducto, se intentaron colar dos divisiones sirias más una división acorazada. Casi seiscientos tanques hicieron lo posible por llegar al puente de Arik, sobre el río Jordán. Y se quedaron muy cerca. Si no lo lograron fue gracias a la rapidez de los israelíes a la hora de movilizar sus reservas y al tiempo que ganaron unas fuerzas muy escasas.

Cuando el teniente Zvi llegó, la situación ya era caótica. Pidió el mandó de una fuerza de tanques y le entregaron cuatro, de los que tres estaban siendo reparados mientras se extraían de ellos los cadáveres de sus tripulantes. Su nombre sería el de Fuerza Zwicka, el apodo del teniente.
Esa misma tarde avanzó con sus cuatro tanques por la ruta Tapline y se encontró con la avanzada de las fuerza sirias, que habían sobrepasado y rodeado las fuerzas de Ben Shoham (que anduvo toda la noche ocultándose y dirigiendo sus fuerzas por radio). Mientras tanto, Zwicka había empezado su cuenta particular. Eran las nueve de la noche del día 6. En los primeros enfrentamientos, su tanque perdió el sistema de comunicaciones, así que se pasó a otro y ordenó al que había sido suyo que hiciera lo mismo que él. Sin embargo, al poco tiempo su anterior tanque había sido destruido. Se había quedado solo, así que decidió esperar, al oeste de la ruta Tapline.
Pronto, todo el mundo, por radio, comenzó a seguir las andanzas de la Fuerza Zwicka, formada por un solo tanque, aunque sólo él conocía ese hecho. Una media hora más tarde de haberse emboscado, vio como una columna de treinta blindados sirios y camiones de apoyo avanzaban por la carretera, así que esperó, y cuando estaban muy cerca, a apenas veinte metros, disparó contra el primer tanque y huyó. Y empezó a disparar desde diferentes posiciones, moviéndose constantemente y haciendo creer a los sirios que estaban siendo atacados por una fuerza superior. Cuando había alcanzado a diez tanques, los sirios retrocedieron.
Parecía que a Zvi le acompañaba la suerte, ya que se le unieron otros siete tanques, al mando del teniente coronel Uzi. Por desgracia, la columna, que había avanzado hacia el sur, siguiendo la ruta, en la dirección del repliegue sirio, fue sorprendida por fuerzas sirias y tuvo que defenderse durante tres horas, en las que prácticamente fue destruida y en la que el propio Uzi perdió un brazo y quedó ciego.
Zvi, que mandaba un pelotón de tres tanques dentro de la fuerza de Uzi, retrocedió, pero sus tanques fueron alcanzados y sus ocupantes muertos o heridos. El propio Zvi salió ardiendo del tanque y tras rodar por el suelo, corrió hacia la alambrada que corría paralela al oleoducto, y saltó a la carretera, por la que corrió hasta encontrarse con un tanque israelí, que venía siguiendo el camino de la fuerza de Uzi. Zvi se hizo cargo del tanque (tuvo que cambiar seis veces de tanque) y de otro que estaba evacuando heridos y anunció por radio que la Fuerza Zwicka seguía existiendo, justo antes de atacar a dos tanques sirios que, de nuevo, avanzaban por la carretera.

Ya estaba amaneciendo cuando pudo unirse a las fuerzas del coronel Yisraelí, que parecía ser capaz de detener el avance sirio, en esa mañana del día 7 de octubre. Sin embargo, se trataba de una ilusión. Los sirios habían flanqueado a las fuerzas israelíes y habían avanzado más de cuatro kilómetros más allá de donde se encontraban. Los sirios estaban a punto de tomar Nafekh. Así que Ysiraeli ordenó retirada, entre fuertes combates. Poco tiempo después, De la fuerza de Ysiraeli sólo quedaban tres tanques, entre ellos el de Zvi, que, de camino a Nafekh, sobrepasó el blindado de Ben Soham, que colgaba, muerto a los pies, tras haber sido ametrallado en lo alto de la torreta.
Zvi, otra vez solo, dejó la carretera, en la que estaban emboscado los sirios, esperando el repliegue, y se dirigió a Nafekh campo a través. Cuando se acercaba al Cuartel General, que estaba siendo asediado, se encontró con otro tanque, al mando de un reservista, y le ordenó actuar con él. En ese momento, empezó a disparar como un loco contra todos los blindados que veía. Tras treinta horas de lucha sin descanso, el conductor de su tanque, en estado de shock, lo mandó todo a la mierda, paró el tanque y salió huyendo. Zvi pudo localizar otro conductor y seguir luchando. En una conversación, ya famosa, un capitán informó que Nafekh estaba perdido y que sólo quedaba un centurión (el tanque de Zvi), llenó de locos, disparando contra los sirios.
En ese momento, apareció la 79ª Brigada del coronel Ori, la esperada fuerza de reserva, que torció el curso de la batalla.
Zvi no paró. Se dirigió hacia otra base que estaba siendo atacada, pero al pasar cerca de tres tanques israelíes vacíos e intactos, con los motores en marcha, descendió del suyo y empezó a patear uno de los tanques. Poco después, bajó de su tanque, con las ropas y el cuerpo quemados, se dirigió al mayor Dov, el segundo de Ben Soham y le dijo, “no puedo más”. Se derrumbó. Había destruido cuarenta tanques y veinte blindados sirios.
He leído que los sirios dan, todavía, a la Fuerza Zwicka la categoría de batallón, y hay quien sostiene que un tanque paró el avance de una división acorazada.
En fin, el propio Zvi Greenhold llegó a afirmar que tampoco estaba tan cansado, que fue ver esos centuriones abandonados lo que le llevó a pensar que lo que había hecho quizás no había servido para nada. Parece que se equivocaban
Fuente :http://tsevanrabtan.wordpress.com/2010/08/17/no-puedo-mas/.


Entrada al Kibutz El Rom

Encima de defensas anti tanque

Un tanque inutilizado como recuerdo de la batalla en el Valle de las Lágrimas.

Todo cultivado hasta la misma frontera

Siria al fondo

Antiguas trincheras

Zanja anti tanque
Campo de minas en la frontera con Siria

Hoy en la historia judía / Comienza la Guerra de Iom Kipur


Ariel Sharón junto a Moshe Dayán
La cuarta guerra entre el Estado de Israel y sus vecinos se inició al mediodía del 6 de octubre de 1973, con un ataque coordinado de los ejércitos de Egipto y Siria, el primero desde el canal de Suez y el segundo desde las Alturas del Golán.

Los comentarios de la época y diversos trabajos históricos coincidieron en que la embestida sorprendió a las máximas autoridades civiles y militares israelíes, lo cual explicaría la gran cantidad de bajas sufridas por el Estado judío: 2.656 muertos -aproximadamente el 0.1% de la población- y 7.250 heridos.

En la misma se vivió claramente la época del mundo bipolar y la “Guerra Fría”: la Unión Soviética armó y asesoró a los ejércitos árabes -especialmente al sirio- y presionó internacionalmente para lograr un alto el fuego cuando la contienda favorecía a Israel, mientras que los Estados Unidos repusieron los pertrechos militares israelíes luego de una semana de reiniciados los combates.

El ataque conjunto aparentemente se estableció a mediados de junio, cuando el presidente egipcio Muhammad Anuar as-Sadat visitó a su par Hafez al-Assad en Damasco.

Si bien nunca fue admitido, es indudable que se evaluó que los israelíes no imaginarían que los agredirían en su día más sagrado, cuando gran parte de sus ciudadanos estaría rezando en las sinagogas, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas.



Además, los servicios de inteligencia israelíes no sospecharían de la concentración de fuerzas egipcias en las cercanías del canal de Suez, ya que en esa época solían realizar maniobras militares.

Si bien todos los países árabes apoyaban las acciones militares, solo dos aportaron tropas: Irak y Jordania, que colaboraron con el ejército sirio.

Por su parte, el gobierno israelí -encabezado por la primera ministra, Golda Meir, y el ministro de Defensa, Moshe Dayan- decidió alistar a las tropas ante la inminencia de un ataque egipcio, que informes de inteligencia daban como previsible, pero no movilizó a los reservistas.

Iniciada minutos antes de las 14 horas del 6 de de octubre, la contienda se prolongó por veinte días y su desarrollo puede dividirse en dos, ya que si bien el ataque árabe fue concertado, los ejércitos sirio y egipcio actuaron de acuerdo a su propia planificación.

Por su parte y en base a informes de inteligencia que preveían una ofensiva en ambos frentes, las autoridades gubernamentales y militares israelíes decidieron movilizar a la reserva a media mañana, lo cual se vio dificultado por ser Iom Kipur. Luego priorizaron la contención de las fuerzas sirias en el Golán al cruce del ejército egipcio del canal de Suez y su presencia en Sinaí.

La ofensiva fue iniciada por la aviación siria, que penetró el espacio aéreo israelí con gran cantidad de MiG-17, atacando a las fuerzas blindadas y el cuartel general israelíes en las Alturas del Golán, mientras la artillería hacía lo propio desde su territorio, a fin de permitir el ingreso de tanques y aprovechar el efecto sorpresa para acceder a los lugares que se habían fijado como meta para esa primera etapa.


La Fuerza Aérea israelí inició un contraataque, pero debió enfrentarse con baterías móviles antimisiles y perdió más de cuarenta aviones.

Al caer la noche, los sirios habían logrado tomar el monte Hermon, y la artillería y los blindados rusos se apostaron al sur del Golán, a fin de prepararse para intentar apoderarse del lago Kinéret (mar de Galilea) al día siguiente.

El predominio sirio se mantuvo durante todo el domingo 7 de octubre, llegando a penetrar unos ocho kilómetros en territorio israelí en el sur del Golán, mientras que en el norte y el centro se imponía la resistencia israelí, aunque con gran cantidad de bajas.

El lunes 8 de octubre, con las fuerzas de infantería y blindadas reorganizadas y habiendo encontrado la aviación la manera de repeler o evitar las baterías antiaéreas, el alto mando israelí inició la contraofensiva.

Tras duros combates, el 10 de octubre Israel recuperó las posiciones previas al inicio de la contienda, y al día siguiente comenzó a atacar territorio sirio, incluyendo el bombardeo de objetivos militares en la propia Damasco.

El domingo 14 de octubre, los blindados israelíes detuvieron su avance a 40 kilómetros de la capital, luego de haber derrotado también a una división blindada jordana y a tropas iraquíes. Recién el 22 de octubre, horas antes de que comenzara el primer cese del fuego, tropas de infantería y paracaidistas lograron retomar el monte Hermon, tras duros enfrentamientos que incluyeron luchas cuerpo a cuerpo.

En el frente sur, a las 14 horas del 6 de octubre la artillería egipcia comenzó a bombardear las posiciones israelíes en la orilla oriental del canal de Suez y la infantería y los blindados empezaron a cruzar la vía marítima, mediante puentes especiales que había provisto la Unión Soviética, hasta apoderarse de toda la ribera, armados con bombas antitanques y misiles antiaéreos.

Cuando los israelíes intentaron repelerlos se encontraron en inferioridad de condiciones, de modo que sufrieron numerosas bajas y pérdidas de materiales.

Ese primer día, los egipcios se apoderaron de la franja costera hasta una profundidad de unos 10 kilómetros, y por la noche trasladaron a cinco divisiones de infantería, parcialmente mecanizadas, y unos quinientos carros de combate, a la vez que emplazaron comandos detrás de las líneas defensivas israelíes, por medio de helicópteros.

Su objetivo era alcanzar territorio israelí cruzando por alguno de los tres pasos existentes, ya que los blindados no podían avanzar por la costa debido a la cantidad de arena.

El alto mando y el gobierno israelíes decidieron no contraatacar hasta tanto no estuviese controlada la situación en el Golán, de modo que lo único que hicieron sus tropas en los dos primeros días fue responder con artillería y neutralizar a los comandos infiltrados.

Luego se dividió el sur de la península del Sinaí en tres secciones y se designó al frente de cada una a generales de gran experiencia en el terreno, a fin de recuperar el canal y dividir en dos al ejército egipcio. Solo el sector central, comandado por Ariel Sharón, logró su objetivo de llegar hasta la vía marítima, a través del Gran Lago Amargo, pero con gran cantidad de bajas.

El 11 de octubre, Sadat cedió a las presiones de al-Assad y el secretario general del Partido Comunista y titular del Presidium del Soviet Supremo de la Unión Soviética, Leonid Brezhnev, de atacar al ejército israelí y aliviar la situación de las tropas sirias en el Golán.Tres días después movilizó a su ejército al interior del Sinaí e intentó penetrar en Israel por el centro y la costa sur, con más de quinientos blindados.

Ante las bajas sufridas al intentar recuperar el canal y la disminución de sus reservas de pertrechos, que recién comenzaron a ser repuestos por los Estados Unidos ese mismo 14 de octubre, el alto mando israelí decidió esperar a los egipcios en zonas con topografía favorable.

En virtud de ello, las fuerzas de Sadat fueron diezmadas, perdieron más de la mitad de sus carros blindados y fueron obligadas a retroceder hasta la costa del canal de Suez. Al día siguiente, tropas al mando de Sharón iniciaron una operación tendiente a cruzar la vía marítima, lo cual se cumplió por parte de un grupo de paracaidistas, aunque el fuego egipcio demoró el paso de los blindados hasta el 17 de octubre.


Entre ese día y el siguiente, las tropas cruzaron a la ribera occidental del canal, cercaron al Tercer Cuerpo del ejército egipcio y se estacionaron en el kilómetro 101 de la carretera que une El Cairo con Suez. Otro de los logros fue la destrucción de gran cantidad de baterías antiaéreas, lo cual permitió que la aviación israelí pudiera atacar blancos en el interior de Egipto.

Además, la Marina ocasionó graves daños a sus atacantes: las siete lanchas de combate, equipadas con un sistema de misiles de fabricación israelí, derrotaron a las fuerzas navales egipcias y sirias, superiores en número, en las batallas de Latakya, al Norte, y Damieta, cerca de Port Said, al Sur, atacaron diversos puntos en la costa siria del mar Mediterráneo y participaron en enfrentamientos en el mar Rojo. Las fuerzas egipcio-sirias perdieron quince lanchas; las israelíes, sólo dos.

El 16 de octubre, Sadat declaró que no aceptaría un cese del fuego si Israel no accedía a retirar sus fuerzas a las líneas anteriores al 5 de junio de 1967, bajo supervisión internacional.

En tanto, Brezhnev se comunicó con el presidente estadounidense, Richard Nixon, a fin de concertar que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decretara el cese del fuego y solicitarle que presionara a las autoridades israelíes para que lo aceptaran.

La propuesta de ambas superpotencias sirvió de base para la resolución 348, que estableció un alto el fuego a partir de las 6 de la mañana del 22 de octubre, pero Israel continuó sus operaciones, ante lo cual la Unión Soviética movilizó parte de su flota al Mediterráneo, dándole a entender que si no respetaba el alto el fuego, intervendría en favor de sus aliados árabes.

Esto llevó a los Estados Unidos a establecer un alerta nuclear. El 26 de octubre, Washington exigió a Jerusalem que culminara sus operaciones militares y finalmente se firmó un acuerdo de cese del fuego con Egipto el 27 de octubre.

Por esas horas, las fuerzas israelíes habían recuperado casi todo el territorio perdido en las primeras horas de la guerra, con excepción de la costa oriental del canal de Suez, habían destruido más de la mitad de las fuerzas navales sirias y egipcias, y estaban a unos 40 kilómetros de Damasco y a aproximadamente 80 de El Cairo.

A pesar de la victoria -costosa en muertos y heridos-, se designó una comisión investigadora, encabezada por el presidente de la Corte Suprema, Shimón Agranat, para evaluar el accionar militar durante el conflicto.

Después de escuchar a cientos de testigos y de revisar gran cantidad de documentación, se llegó a la conclusión que existieron falencias en el alto mando y el área de inteligencia militar, que no interpretaron correctamente los indicios sobre un inminente ataque, y se recomendó la baja del comandante en jefe de la Fuerza de Defensa de Israel, David Elazar, y del jefe de Inteligencia y su adjunto, Eli Zeira y Arié Shalev, respectivamente.

El informe preliminar fue difundido el 2 de abril de 1974, y el 11 de abril renunciaron a sus cargos Golda Meir, quien había triunfado en las elecciones realizadas a comienzos de ese año, y todo su gabinete.

A partir de la firma del tratado final de cese del fuego con Egipto, el 11 de noviembre de 1974, se iniciaron conversaciones entre ambas naciones, con el auspicio estadounidense, que derivaron en el Acuerdo de Camp David y el tratado de paz entre ambas naciones.
Fuente: itangadol.com

Muere a los 96 años Leon Lederman, físico judío ganador del Nobel que vendió su premio para cubrir gastos médicos

Lederman murió el miércoles en un asilo de ancianos en Rexburg, Idaho, dijo su esposa Ellen Carr Lederman a The Associated Press.
En 1966, el presidente Lyndon B. Johnson le otorgó la Medalla Nacional de la Ciencia, el más alto honor del gobierno de EE.UU. por su trabajo científico. Lederman ganó el Premio Nobel de Física de 1988 con otros dos científicos judíos norteamericanos, Melvin Schwartz y Jack Steinberger, por descubrir la presencia de una partícula “fantasmal” en los bloques de construcción de la materia.
Se le atribuye a Lederman haber acuñado el apodo de “partícula de Dios” para la partícula subatómica de Higgs-Boson, que se cree otorga masa a la materia.
Fuente :www.enlacejudio.com

miércoles, 3 de octubre de 2018

Carta abierta de David Hatchwell al Real Madrid


                                                                        

 La activista  palestina del odio recibida por el Real Madrid


DAVID HATCHWELL ALTARAS

Ha sido un gol por la escuadra de los resentidos contra los que anhelamos la paz en esa compleja parte del mundo…
Con esta imagen extendiéndose como la pólvora, el Real Madrid avergüenza a millones de seguidores de todo el mundo por un gesto, cargado de ignorancia, que algunos usarán para seguir justificando la causa del odio.
Tamimi se ha convertido en los últimas meses en la nueva Leila Khaled de la causa Palestina …
Leila Khaled, para los que no conozcan la historia y la realidad actual de Oriente Medio, fue la imagen rebelde pero “cool” de la causa palestina desde los años 70. Esta reincidente secuestradora de aviones perteneciente al sanguinario Frente Popular para la Liberación de Palestina (grupo autor de innumerables matanzas de niños y secuestros) se transformó en una manera aceptable de desear la aniquilación del estado de Israel.
Su lucha constante como la de Tamimi, en deslegitimar al único Estado Judío y justificar la violencia, es simplemente una manera más aceptable para algunos de enarbolar la causa del odio.
Recibir a Ahed Tamimi puede parecer una manera inocente del Club de Fútbol más prestigioso del mundo de expresar su solidaridad hacia una niña convertida en la imagen de una causa.
Pero la ignorancia no puede servir de justificación.
Tamimi es la tercera generación de un clan árabe cuya fama nace y se acrecienta por su cruel lucha contra el estado de Israel y sus civiles.
No se dejen engañar.
         Enseñada ya desde pequeña a odiar a los judíos y a Israel. Buen negocio para sus padres
 
Detrás de la joven melena rubia, nos encontramos con una joven y una familia que viven literalmente del odio. Sus padres, tíos y primos han cometido todo tipo de crímenes contra civiles Israelíes. Como si fueran una Sociedad Limitada, los Tamimi se han especializado y convertido en líderes de la industria de odio palestino.
Tamimi es una joven adoctrinada en el uso de la “Takiya” (“el engaño” en árabe) y que ha sido expuesta sistemáticamente desde la edad de los siete años por su madre, grabadora en mano, en situaciones de enfrentamiento con soldados.
La madre lo hacía como lo hace hoy. Utilizándola como “soldado de la causa”, como escudo humano, con el único objetivo de provocar una reacción …
Vaya por delante que sin éxito, dado el estoicismo y el alto nivel ético que hace parte de la formación de los soldados de Israel.
Tamimi fue encarcelada por agredir a un soldado israelí, por glorificación del terrorismo y por hacer llamamientos al asesinato de civiles.
En términos españoles, Tamimi vendría a ser a un miembro de la Kale Borroka Palestina o de los CDRs.
Su agenda busca la provocación de cualquier manera y se basa en la propaganda.
Ahed Tamimi ha sido vergonzosamente entronizada estos días por nuestros medios de comunicación, así como por muchas de nuestras instituciones políticas, en una joven leyenda de los derechos humanos.
¡Menuda sinrazón!

        El Real Madrid se ha dejado engañar por esa melena , puro marketing del terror palestino
Tanto la Sexta y gran parte de los medios escritos, con El País al frente, han hecho todo lo posible para convertirla en una heroína.
La radical agenda política de personajes tan militantemente anti-Israelíes como el Tercer Teniente Alcalde de Madrid, Mauricio Valiente, rezuman del más chusco Antisemitismo. ¿Dónde están todos ellos cuando se habla de otros conflictos en el mundo?
Sudan, Irán, Siria, Afganistán, Myanmar, Líbano, Irak, Corea del Norte y un larguísimo etcétera ….
Lo que importa, por supuesto, es la crítica y la deslegitimación sistemática del Estado Judío.
En todo ese proceso, todos estos “monopolistas de la verdad”, olvidaron selectivamente muchos aspectos clave de la vida de Tamimi S.L. y de lo que en realidad representa esta seudo-heroína …
¿¿Heroína de qué?? Hija, sobrina y hermana de personas con sangre en sus manos.
Miembro de un clan que hace apología constante del uso de la muerte…
Heroína de golpear y abofetear a un soldado para intentar provocarle.
¿¿ Este tipo de mensajes sesgados y de odio es lo que los españoles planteamos como manera de resolver la compleja situación en Oriente Medio??
Recibir a Tamimi ha pasado a formar parte de una operación de lavado de cara a una verdadera delincuente.
Honrar a los que promueven la matanza de civiles Israelíes es una ofensa al Estado Judío, a los aficionados del club en Israel, a los judíos de todo el mundo y a cualquier persona de bien.
Como madridista y persona que conoce a Emilio Butragueño y a Florentino Pérez, no me cabe la menor duda que no han querido expresar su solidaridad hacia la violencia. Los servicios internos de verificación de solicitudes del Club han fracasado claramente.
El Real Madrid necesita dar un paso atrás con humildad, disculparse y buscar responsables por parte de quien ha propiciado este fiasco.
El silencio tras el escándalo, que ha sido trending topic en todas las redes sociales y ha sido ampliamente cubierto de manera internacional, clama una respuesta.
El Real Madrid debe dejar claro que Tamimi y todos los que piensan como ella no representan los valores madridistas.
Fuente :www.enlacejudio.com 
Con David Hatchwell en Casa de Israel , Ex Presidente de la Comunidad Judía de Madrid y autor de esta Carta Abierta al Real Madrid

martes, 24 de julio de 2018

Una piedra de 100 kilos se estrella al lado de una mujer en el Kotel mixto ( Muro de los Lamentos)

Daniella Goldberg, de 79 años, sabe que está viva de milagro. La mañana de ayer lunes, mientras se encontraba rezando en la conocida como “zona mixta” —o Igualitaria— de rezo en el Muro de las Lamentaciones un enorme sillar herodiano de unos 100 kilos de peso se desprendió de la pared y se estrelló junto a ella. “No oí ni sentí nada hasta que cayó a mis pies”, relató Goldberg en la televisión israelí.
El momento quedó registrado en vídeo en las cámaras de seguridad del Kotel, el complejo sagrado judío. En la grabación puede verse como la mujer está rezando en una esquina de la plataforma habilitada para orar al pie del Arco de Robinson —al otro lado de la zona tradicional segregada, en la que hombres y mujeres rezan separados— cuando de repente, desde una altura de unos siete metros, cae junto a ella un bloque de piedra que impacta en las escaleras de acceso a la plataforma de madera donde se encontraba la anciana. “Intenté que el incidente no me distrajera de mis oraciones”, aseguró.
La devota mujer —que acude al lugar todos los días a las 05:00 de la mañana— poco después explicaba lo sucedido a la ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, en el lugar de los hechos. El sillar abrió un enorme boquete en el suelo de madera de la estructura. “Se hará todo lo que sea necesario en cuestión de seguridad para que esto no vuelva a repetirse”, dijo Regev.
El área quedó cerrada al público y los arqueólogos de la Autoridad de Antigûedades de Israel (AAI) comenzaron a trabajar sobre el terreno para averiguar las causas del desprendimiento. “Los expertos del AAI examinan el área de la caída, con instrumentos tecnológicos avanzados, como parte de una inspección minuciosa para evitar nuevos peligros”, anunciaron en un comunicado. Según el texto emitido por la institución, la humedad acumulada en el interior de la piedra, la vegetación que se abre paso entre los sillares o la propia degradación de la roca podrían encontrarse entre las causas de la caída. Pero no lo sabrán con certeza hasta que examinen por completo la pared.
El gran rabino askenazi de Israel, David Lau, también se desplazó al lugar para dar las instrucciones pertinentes sobre cómo manipular el sillar desprendido. Una piedra sagrada —de acuerdo con los preceptos religiosos del judaísmo— que permanecerá custodiada en las dependencias del Rabinato hasta que se decida si puede ser devuelta a su lugar. El principal problema es que para volver a colocarla, según los expertos, probablemente habría que perforarla y sujetarla con algún tipo de armazón, una manipulación que debe de ser previamente aprobada por los rabinos, por tratarse de un objeto sagrado. Según Lau, si los líderes espirituales judíos determinan que eso es un problema, la piedra será enterrada como manda la tradición judía.
Afortunadamente, o milagrosamente para algunos, el suceso se produjo cuando muy pocos devotos se encontraban en el lugar pero a nadie se le escapa que, de haber ocurrido el día anterior, hubiera sido una catástrofe porque la zona estaba abarrotada de fieles que conmemoraban Tisha B'va, la fecha en la que fueron destruidos el primer y el segundo templo, en Jerusalén. A pesar de que esa parte del Muro de las Lamentaciones es utilizada por un sector minoritario, en lo que va de año, en la zona mixta de rezo donde cayó el sillar, se celebraron 80 ceremonias de Bar Mitzva, el ritual judío que marca el paso de los adolescentes a la edad adulta, según los datos facilitados por Yizhar Hess, director del Movimiento Conservador (Masorti) en Israel.
Lo que para muchos es un hecho milagroso, o inexplicable, para la autoridad musulmana que gestiona la aledaña Explanada de las Mezquitas es el fruto de las excavaciones arqueológicas que las autoridades israelíes y Elad —la organización judía que gestiona un complejo arqueológico en la zona y fomenta el asentamiento de judíos en el Este de la Ciudad Santa— realizan en el subsuelo del complejo religioso. "La piedra no cayó sola. Tal vez es una advertencia a la ocupación israelí para que no continúe con sus excavaciones en las proximidades de la Mezquita de Al-Aqsa”, dijo el Gran Muftí de Jerusalén, el jeque Mohammed Hussein.
Fuente:elpais.com

De merienda con James Rhodes, pianista judío inglés: "España es la típica chica guapísima que se ve fea y gorda"

                                                                        
El músico James Rhodes, que sacò un  nuevo libro  “Fugas” , anuncia que se ha radicado en Madrid por muchas razones.

Cuando se mudó a Madrid, hace ahora justo un año, James Rhodes tenía un gran miedo: que sus vecinos se rebelaran al escucharle tocar el piano cada día. Como temía, no tardó en recibir una llamada en la puerta de su apartamento, en el bajo de una finca del barrio de Salamanca con portero en la entrada y paredes forradas de mármol.
Toc-toc-toc. Una anciana le regaló un pastel y, tímidamente, le hizo una petición: «¿Te importaría tocar más alto? Casi no te oigo desde mi piso».
Toc-toc-toc. Un joven vecino, algo nervioso, le lanzó su confesión: «A veces me quedo sentado en tu puerta al volver del trabajo. Es maravilloso».
Toc-toc-toc. El señor del quinto señaló a su novia, una guapísima argentina, y le dijo: «No sabes la suerte que tienes de salir con un músico tan bueno como él».
En el salón de su casa, Rhodes no puede contener su entusiasmo mientras relata la anécdota: «En Londres, la gente me habría gritado que me callara de una puta vez. Aquí, en cambio, me piden que toque más alto. ¡Este país mola!».
Detalles cómo éste confirmaron al pianista que su pálpito era cierto: que España iba a convertirse en su nuevo hogar. Ya lo intuyó de crío, durante sus vacaciones en Peguera (Mallorca), cuando bebía tinto calentorro y fumaba fortunas a escondidas de sus padres. O, décadas más tarde, cuando su libro de memoriasInstrumental (Blackie Books, 2015) se convirtió en uno de los bestsellers más inesperados de los últimos años. O cuando las entradas de sus recitales de piano empezaron a agotarse en cuestión de minutos...
Pero una cosa es visitar un país y otra instalarse en él. Y ahora, tras su primer año como español en prácticas, Rhodes ya lo tiene claro. No se cansa de enumerar los diminutos placeres que ha ido descubriendo: de las librerías de Malasaña a las parejas de ancianos que pasean de la mano; del Teatro Kamikaze a lo rápido que llega el metro al aeropuerto...
-¡Y qué decir de las croquetas! -exclama- ¡Hasta tenéis un concurso nacional de la mejor croqueta! Que exista un país así es un milagro.
Luego el pianista se frota la barriga y suelta una de sus palabras favoritas en castellano: «Eso sí, me estoy poniento un poco rechonchito». El incipiente michelín que mancilla su anatomía de estrella del rock es el resultado de su principal hallazgo hasta la fecha: la merienda. Tanto le sorprendió esa comida incrustada entre el almuerzo y la cena que le dedicó un artículo -Españoles, la merienda os hace superiores- que arrasó en las redes sociales.
¿Por qué te impactó tanto la merienda?
Porque es una metáfora de todo lo bueno de España. En otros países occidentales sólo se busca el éxito y el dinero. Aquí trabajáis mucho, sí, pero también sabéis disfrutar del momento y entendéis la importancia de las cosas pequeñas, que son el antídoto ideal para la locura del mundo moderno.
El músico teoriza sobre la idiosincrasia española mientras celebra su primer cumpleaños como español con un merienda a la altura de la ocasión. El menú incluye cecina, sobrasada, longaniza, guindillas, una hogaza de pan y unas trufas de una pastelería del barrio que se niega a compartir.
A Rhodes se le ve tan entusiasmado que parece que se ha bañado en una marmita de serotonina. Apenas se detecta el rastro de aquel pianista torturado que escribió Instrumental, un estremecedor libro en el que relató los abusos sexuales que sufrió de pequeño y cómo le habían llevado al borde de la locura. «La música clásica me salvó la vida», aseguraba hace tres años, cuando promocionaba su libro en su casa de Maida Vale, al oeste de Londres.
Ahora, ya instalado en Madrid, ha matizado su discurso. Sí, la música le salvó la vida, pero vivir en España le ha enseñado a exprimirla al máximo. Y no le avergüenza proclamarlo cada día, ya sea en artículos de prensa o en una cuenta de Twitter cuyo desbordante alborozo hace más por la marca España que la campaña publicitaria más sofisticada.
A veces abrumas con tanta felicidad...
Mi objetivo es que os deis cuenta de que vuestro país es mejor de lo que pensáis. Ante cosas que a mí me parecen mágicas, vosotros os encogéis de hombros. Aquí todo es mejor: la gente, la comida... Hasta el wifi va más rápido. ¡Y lo pronunciáis güifi, que es una palabra preciosa!
Hay gente a la que le enfada tu entusiasmo. ¿Crees que es porque nos falta autoestima como país?
Absolutamente. Nunca había pensado que un país en su conjunto podría tener baja autoestima, pero en España sí que ocurre. Muchos decís: «Si algo se nos da bien es contarle al mundo lo mierda que somos». Y eso me pone muy triste. Es como ver a la típica chica guapísima que, sin embargo, se ve gorda y fea. ¡Sólo me gustaría que vierais vuestro país con mis ojos durante un minuto!
Y así es España a través de sus ojos: «Tenéis croquetas y calamares. Tomates del tamaño de un balón de fútbol. Podéis ir a un restaurante y tomar tres platitos deliciosos por sólo 10 euros. La luz del sol es alucinante. La gente queda a las once a tomar cañas con sus amigos... ¿Sigo?».
No es solo cosa suya. Esta semana, su hijo quinceañero está de visita de EEUU y también está enamorado de Madrid. Su madre, que viene a ver sus recitales, también está emocionada por el éxito de su hijo en un país extranjero. Y Denis Blais, su manager y mejor amigo, se plantea mudarse a España: «Ha visto de primera mano el impacto positivo que ha tenido en mí este país».
Cuando aterrizó aquí, Rhodes atravesaba una pésima racha personal. La resaca de la publicación del libro resucitó algunos demonios que creía sepultados. Con su historial de drogadicción, autolesiones e intentos de suicidio, su psiquiatra temía por su vida. Sin embargo, la última vez que le visitó, hace unos meses, su diagnóstico fue contundente: nunca le había visto tan estable.
«España me ha salvado la vida literalmente», proclama. «Sé que suena melodramático, pero es así. En Madrid vivo, en Londres sólo sobrevivía. Allí era como vivir un matrimonio de mierda: es un asco, pero tienes una hipoteca, varios hijos... Así que te conformas, aunque no seas feliz. Madrid, en cambio, es como tener una esposa increíble, por la que sientes respeto, admiración, amor... y con la que quieres follar cada noche».
De hecho, la misma mañana que nos recibe, se ha reunido con un abogado para pedir la residencia permanente. Cuando le preguntamos si se ve aquí dentro de 20 años, no sólo asiente -«si sigo vivo», puntualiza- sino que detalla su plan: «Mi sueño sería tener un pequeño apartamento junto al mar en San Sebastián para ponerme gordísimo comiendo pinchos... Y luego tener un piso en Madrid».
Su amor por España es recíproco. Intrumental ya ha vendido más de 100.000 ejemplares. Su gira de 13 conciertos de este verano se salda con entradas agotadas en cada ciudad. Incluso cuenta con un espacio semanal en A vivir, de la SER, para pinchar su música predilecta: «Es mi sueño: que taxistas, abuelas y panaderos escuchen a Bach y Beethoven como parte de su rutina semanal».
Este programa forma parte de su cruzada profesional: que la música clásica sea accesible para todo el mundo. «La mayoría de los músicos piensan que debe estar reservada para la gente inteligente y cultivada», critica. «Yo pienso lo contrario: que es para todo el mundo. No necesitas entenderla: simplemente, puedes disfrutarla. Y que no me hablen de precios: es más caro ir al fútbol que a un concierto de piano».
En este año, ¿no has descubierto cosas de España que no te gustan?
Sí, soy más realista. Pero gracias a eso me fío más. Es como si vas a una cita con una chica muy guapa, muy maja, muy divertida... Piensas que tiene que haber algo oculto, que no todo puede ser perfecto... Pero pasan los meses y todo sigue igual de bien. Tampoco soy idiota ni pienso que éste sea un país mágico: hay pobreza, drogas, cosas malas... Pero eso pasa en todos los países del mundo.
Pasado un año, Rhodes aún no ha agotado su capacidad de asombro. Ahora le ha dado por coleccionar palabras favoritas: «Chungo, perroflauta, mamarracho, mariposa, ¡quisquilloso!...», enumera. «Pero, de lejos, mi favorita es tiquismiquis, porque me describe del todo. ¡I am a tiquismiquis!».
También le apasionan los tacos, e, incluso, presume de haber inventado uno -«Doble coño»- que le salió del alma cuando descubrió la merienda. «El español es como música. Es melódico. Es rítmico. Lo opuesto del alemán o el inglés, que suenan como kkkjjj... Por eso me da tanta rabia no poder dar esta entrevista en castellano».
¿Te consideras ya un madrileño?
¡Aún no me he ganado ese derecho! Estoy pagando impuestos, aprendiendo castellano, dando clases de piano... Quizá en cinco o diez años podré serlo. Pero pienso que tengo que ganarme el derecho de considerarme madrileño. Y, claro, conseguir que me guste la tortilla con cebolla.
¿Y si tu felicidad actual no fuera más que un enamoramiento pasajero?
Si pensara eso, no me habría reunido con un abogado esta mañana para convertirme en un residente.
Así que te quedas...
Ni de coña me voy. No hay un lugar mejor. Eso de «De Madrid al cielo» no es una frase hecha. Es la verdad.
¿Y como vas a evitar convertirte en un español más de los que no aprecian lo que tienen?
Mira, esto es como un matrimonio. Tienes que trabajar para que funcione. Hay que decir 'te quiero' cada día, hay que comprar flores. Y, en mi caso, el método va a ser seguir diciendo por qué me gusta tanto, aunque la gente me insulte y me llame cursi. Lo siento, españoles: vais a tener que aguantarme.
 
Fuente :elmundo.es


lunes, 16 de julio de 2018

Israel busca la luna


                                                                          

Israel busca la luna

Si nada falla, el 13 de febrero de 2019 Israel se convertirá en el cuarto país en poner un pie en la Luna. Tras EE.UU., Rusia y China, el estado judío se convertirá en el cuarto país que enviará una aeronave propia al astro espacial. “Conoced nuestra nave: pequeña, inteligente, y con mucha jutzpá (descaro)”, celebraba en un tuit la organización sin ánimo de lucro SpaceIL, responsable de desarrollo del proyecto, que también contó con la asistencia de la compañía estatal Israel Aerospace Industries (IAI).
La nave despegará en diciembre del 2018 desde Cabo Cañaveral, en Florida. La llegada a la Luna será la primera de estas características desde el 2013.
El aparato, que tiene forma de mesa redonda con cuatro patas de fibra de carbono, ha sido desarrollado por un equipo de ingenieros que contó con un presupuesto de 77 millones de euros, considerado relativamente bajo para un proyecto de tal envergadura.

Nave espacial israelí durante una presentación a la prensa en la sede de la compañía aeroespacial israelí MBT,
Nave espacial israelí durante una presentación a la prensa en la sede de la compañía aeroespacial israelí MBT, (Abir Sultan / EFE)
“Después de ochos años, la primera aeronave israelí, que se encuentra en la fase final de construcción y pruebas, estará pronto viajando a la Luna”, comentó Morris Kahn, presidente de SpaceIL. Y añadió: “El lanzamiento llenará de orgullo a Israel en su 70.º aniversario. Es un logro nacional que nos colocará en el mapa espacial del mundo”. Según lo previsto, la nave transmitirá imágenes y vídeos desde la Luna dos días después de su aterrizaje, y medirá el campo magnético del satélite como parte de un proyecto científico del Instituto Weizmann.
Para lograr culminar el proyecto –puesto en marcha en el 2011–, tuvieron que sacrificar tamaño y capacidades operativas de la nave para así garantizar un viaje exitoso. Con tan sólo unos 600 kilos –dos terceras partes del peso será carburante–, dos metros de diámetro y 1,5 metros de altura, se convertirá en la aeronave más ligera en alcanzar la Luna. “Cuando el aparato alcance el punto de aterrizaje, será completamente autónomo. El motor se detendrá y alcanzará la superficie a velocidad cero para un aterrizaje suave”, indicó Ido Anteby, CEO de Space IL.

La nave será capaz de despegar desde el satélite y posarse otra vez medio kilómetro más allá

La aeronave recorrerá los 384.000 kilómetros hacia la Luna a una velocidad 13 veces mayor a la de un caza F-15. Además, contará con paneles solares y un sistema de control remoto con cámaras desarrollado en Israel, que garantizará el contacto permanente con la base de operaciones. El director de operaciones de IAI, Yossi Weiss, reconoció que “el camino a la Luna no es fácil”. Pero Weiss quiso hacer hincapié en que el proyecto hará “más alcanzable” este costoso objetivo, ya que antes “se precisaban caros proyectos gubernamentales”.
SpaceIL reveló que el artefacto pondrá en práctica un “método revolucionario”: será capaz de descender y luego despegar de nuevo para culminar otro alunizaje a tan sólo 500 metros. Pese a que este proyecto está financiado por empresarios filántropos –entre ellos el magnate de los casinos Sheldon Adelson–, Israel prometió financiar un 10% del presupuesto, pero todavía no ha hecho efectivo el pago. El Estado hebreo puso en marcha su programa espacial en 1980. Poco después, en 1988, se convirtió en el octavo país en lograr enviar satélites al espacio exterior. En el 2003, Ilan Ramon iba a ser el primer astronauta israelí en volar al espacio. Desgraciadamente, formaba parte de la trágica expedición de la aeronave Columbia, que estalló por los aires, por lo que falleció junto a otros seis tripulantes.

Será la aeronave más ligera en alcanzar la Luna

Según los impulsores de la iniciativa, la misión pretende alentar a la juventud israelí para que se involucre en estudios científicos y lograr un impacto similar al que tuvo el Apolo en su misión lunar en 1969. “Es un proyecto tremendo. Cuando sea lanzado al espacio, todos recordaremos donde estábamos cuando Israel aterrizó en la Luna”, aseguró Morris Khan.
SpaceIL empezó en el 2011 cuando los ingenieros Yariv Bash, Kfir Damari y Yonatan Winetraub decidieron competir en el torneo de Google Lunar XPRIZE, que repartía un premio de 20 millones de dólares para el primer proyecto privado que lograra desarrollar un aparato pequeño capaz de llegar a la Luna.
En 1969, el astronauta norteamericano Neil Amstrong hizo historia al ser el primer humano en pisar la Luna. Cincuenta años después, será el turno del Estado judío. Tal como celebró el CEO de SpaceIL: “Vamos a plantar la bandera de Israel en la Luna”.

viernes, 13 de julio de 2018

La última pista del cadáver del espía Eli Cohen - Sal Emergui



Eli Cohen es la historia de un éxito descomunal del Mosad que acabó en fracaso dibujado en la soga. 53 años después de ser ahorcado en Damasco, su reloj ha sido hallado en una operación en la sombra del servicio secreto israelí al norte de Tel Aviv.
"Nunca olvidaremos a Eli Cohen. Recordamos su legado, dedicación, valentía, determinación y amor al país", dijo el jefe del Mosad, Yossi Cohen, a la familia del agente que logró ganarse la confianza de los principales jerarcas de Siria. Sus mensajes codificados enviados clandestinamente desde su casa en la capital siria fueron vitales para Israel. Por ejemplo, para doblegar en seis días a varios ejércitos árabes en la guerra del 67. Su infiltración en el régimen sirio fue tan profunda que estuvo a punto de ser nombrado ministro. Su éxito, sin embargo, acabó siendo su perdición.
En la larga búsqueda del cadáver de Cohen, el Mosad se topó recientemente con el reloj de pulsera que en su día compró en uno de sus viajes-tapadera a Europa. Israel no da detalles de la delicada misión, aunque ha trascendido que tuvo lugar en Siria. Tras localizar al hombre que llevaba el reloj, se inició una segunda operación para confirmar que pertenecía al espía.
"Cuando el Mosad nos lo enseñó, nos emocionamos. Sentí que parte de Eli volvía a casa y que podía volver a tocar su mano. Nos dijeron que lograron recuperarlo en una operación muy compleja. También me alegra de que no se hayan olvidado de él", afirma su viuda Nadia. En una entrevista a EL MUNDO, aclara que aún espera que encuentren sus restos para que sea enterrado en Israel. "Es posible. Creo que existe el cadáver y espero que el Mosad siga buscando", añade.
Su hija mayor Sophie, que tenía cuatro años cuando fue ahorcado, recuerda emocionada que "es su primer objeto personal que tenemos. Ojalá encuentren su cadáver porque es un deseo de hace muchísimo tiempo pero tal y como está ahora Siria, lo veo difícil".

Un álter ego sirio

Nacido en 1924 en la localidad egipcia de Alejandría, hizo alia (emigración judía a Israel) en el 57. Al cabo de tres años fue reclutado por la Inteligencia. Tras una intensa instrucción que incluyó el perfeccionamiento del árabe, el estudio del Corán, fotografiar de forma discreta lugares sensibles y el uso de las comunicaciones, se hizo con el papel asignado: un empresario sirio que vuelve a casa tras unos años en Argentina. Bajo la falsa identidad de Kamel Sabet, el objetivo era informar desde las entrañas del régimen.
Gracias a su carisma y generoso bolsillo, hizo amistad con importantes generales y políticos sirios. Ninguno de ellos podía imaginar que detrás de este pudiente hombre de negocios con un discurso muy antiisraelí se escondía un hombre del Mosad que cada mañana enviaba información codificada desde su casa situada a pocos metros del cuartel general del ejército sirio. Por ejemplo, coordenadas de las fortificaciones fronterizas que él mismo recorrió como invitado de honor así como la situación real de la Fuerza Aérea. Con su chivatazo, Israel decidió lanzar una dura represalia contra el ejército sirio tras un ataque contra agricultores israelíes en la zona desmilitarizada.
En enero del 65 y tras cuatro años como agente encubierto en Siria que combinó con escasos viajes para ver a su familia en Israel, fue detenido. Con la ayuda de sofisticados dispositivos electrónicos recién llegados de la Unión Soviética, los servicios secretos sirios llegaron a su casa. Al principio pensaron que era un error. No lo era. Irrumpieron en su habitación y encontraron el equipo de transmisión.

Un héroe nacional

Tras ser torturado por los agentes sirios, fue juzgado sin abogado y sin opción de evitar la sentencia de muerte. Las peticiones de algunos dirigentes mundiales como el Papa VI no surtieron efecto. Al amanecer del 18 mayo del 1965 fue ahorcado en la plaza Marja de Damasco. Las autoridades retiraron su cuerpo al cabo de seis horas.
El reloj que lucía en Damasco, como se aprecia en una foto, está expuesto hoy en la sede del Mosad. "Es muy importante que esté allí donde pasan muchos que hacen actividades que hacía Eli", comenta Nadia orgullosa de que sea considerado un héroe nacional y que su nombre esté presente en numerosas calles del país. Ha llegado incluso a Netflix donde Sacha Baron Cohen interpretará su papel en la serie 'El Espía'.
Nadia crítica a los jefes del Mosad de esa época por mantener a su marido tanto tiempo en Damasco, pese a que el riesgo era cada vez mayor. Es el dilema de un servicio secreto: continuar la misión dado el ingente caudal de información de oro que genera o saber retirarse a tiempo.
"Querida Nadia, querida familia, escribo mis últimas palabras con la esperanza de que siempre estéis unidos. Yo pido a mi esposa que me perdone, que se preocupe de ella misma y que proporcione una buena educación a nuestros hijos. Algún día estaréis orgullosos de mí", escribió el espía de Damasco en sus últimas horas antes de que le quitaran el reloj y la vida.
Fuente : elmundo.es

sábado, 7 de julio de 2018

No hay lágrimas en 'Shoah' - José Sánchez Tortosa

"el Holocausto no tiene final". Ha de permanecer como un presente histórico del que Europa no podrá sanar jamás.
Claude Lanzmann rodando 'Le dernier des injustes' en 2013 | Cordon Press 
 
El mayor legado intelectual de Claude Lanzmann es esa rareza inclasificable que es Shoah. Lanzmann comprendió que el único modo de nombrar el horror absoluto es negándose explícitamente a la pretensión de enunciarlo: "Dirigir sobre el horror una mirada directa" y asumir el peso de un "acto radical de nominación", pues la forma más acabada de desmentirlo, falsearlo o trivializarlo es a través de la pretensión de mostrarlo. Buscó huir de la ficción sin caer en la trampa del documental, artificio selectivo con el que presentar como verdad el coágulo nebuloso de imágenes en las cuales lo verdadero es imposible sin la palabra, sin el contexto, sin el matiz, sin el estudio, y nunca es definitivo. Toda imagen miente. Por eso Shoah no es un documental sobre el Holocausto ni una película sobra la historia del exterminio masivo en la II Guerra Mundial. Es la puesta en escena del testimonio de los supervivientes, pero también del papel de los ejecutores y de los que lo presenciaron, lo padecieron indirectamente o se beneficiaron directamente. Lanzmann filma la palabra, y los lugares tal como hoy quedan son negados plano a plano por los protagonistas, cuyo relato de los hechos destruye esa placidez inocente, ese olvido inexorable, esa belleza inerte y cruel, tan natural como ciega. La renuncia a la manipulación de la imagen más allá del inevitable encuadre, a su embellecimiento musical, el escrúpulo por respetar la tensión del interrogatorio, obedecen a la rigidez de una técnica que contamine lo menos posible el testimonio. La rememoración, el relato, ese temblor continuado, la vergüenza por seguir vivo, es toda la presencia que se precisa, y procede, con timidez y sin retórica, al desmentido de cuanto la imagen puede evocar. Shoah es la representación de lo que sólo el silencio consiente en acoger, y su afán es el de hacer posible la transmisión y, así, negar el olvido:
Hay que hablar y guardar silencio a la vez, (…) el silencio es el modo más auténtico de la palabra.
En tal empresa se sometió al rigor extremo de una técnica cinematográfica inusual, sin documentos de archivo ni dramatización:
Shoah es antes que nada una inacabable empresa de desacralización, que devuelve la palabra y la instaura allí donde nunca fue tomada, donde no pudo haberlo sido, rechazando todos los eufemismos, forzando los silencios en todos sus retiros para que se enfrenten al más importante de los interrogatorios: saber cómo se mató, mantenerse lo más cerca posible del crimen, hacer que lo digan todo, hacer que lo cuenten todo, sin detener la cámara en el momento del dolor y retirarse de puntillas, como mandarían las buenas costumbres.
lanzmann.jpg
La imagen es falseamiento, seducción o espanto, y vale más que mil palabras sólo si su valor estriba en el engaño, el consuelo, la satisfacción o la catarsis. Cuando se busca lo verdadero, sólo se puede recurrir a la imagen declarando de antemano que se trata de una distorsión, de un truco, de una opacidad. Y esa búsqueda sólo es posible en la mutilación de toda retórica, en la medida más precisa, en el rechazo radical a todo atisbo de desproporción. En 1985 se estrena la obra que aviva esta paradoja: ¿cómo dejar paso a la verdad por medio de la imagen, necesariamente mentirosa? Shoah es el colosal desafío con el cual ofrecer en pantalla el testimonio del exterminio sistemático de los judíos europeos a base de primeros planos sostenidos y largos silencios en los que se abre la escena a la palabra, incluso a pesar de los protagonistas. La película no busca explicar. Ofrece el testimonio. Y junto a él los rostros, los parajes, el vacío, el silencio. Enseña lo que no puede ser visto, cómo toda prueba ha desaparecido, cómo las huellas del exterminio fueron borradas. No nos lega la constancia de lo que sucedió, sino del intento por olvidarlo. Y al espectador, a pesar del monumental trabajo y de la fuerza que las palabras de las víctimas contienen, apenas le llega un eco mitigado de la verdad desnuda de esa brutalidad civilizada.
Las otras dos obras de Lanzmann sobre la Shoá son El informe Karski, con material filmado y descartado en el montaje de Shoah, y El último de los injustos, inquietante entrevista realizada también en 1975 a Benjamin Murmelstein, último presidente del Consejo Judío del gueto de Terezín y único presidente de un Consejo en sobrevivir, que mantuvo contacto con Adolf Eichmann. El sello de Lanzmann queda patente en el desafío de filmar un interrogatorio implacable a un personaje incómodo que, por su mera presencia, hace aflorar las dolorosas aporías a las que los supervivientes se vieron condenados, a las fatales paradojas que formaron parte de la maquinaria del exterminio. Su empeño en arrojar a la vista de todos la verdad histórica con sus despiadadas miserias marca la intransigencia severa y audaz de una obra cinematográfica que no se permite concesiones. La fuerza intelectual y estética de Lanzmann se basa en recorrer esos límites entre ficción, representación y verdad poniendo frente al espejo de los abismos del ser humano al que se atreva a mirar. Por eso, su repulsa del género cinematográfico que La lista de Schindler encarna como arquetipo, por ser, necesariamente, una mezcolanza complaciente que ofrece heroicidades espectaculares y grandilocuentes, melodramas con los que solazarse en el llanto, máscaras con las que identificarse y, acaso lo más traicionero, un final feliz que resuelva en fundido en negro el desasosiego del espectador.
Las lágrimas son un modo de disfrutar; las lágrimas son un placer, una catarsis. Mucha gente me ha dicho: "No puedo ver su película porque, probablemente, viendo Shoah no haya posibilidad de llorar".
Y es que el llanto es un modo de cierre, una conclusión, una solución y, en el fondo, un consuelo. Pero "el Holocausto no tiene final". Ha de permanecer como un presente histórico del que Europa no podrá sanar jamás.
No hay lágrimas en Shoah.
NOTA: Todas las citas pertenecen a la colección de artículos y textos de Lanzmann reunidos bajo el título La tumba del sublime nadador, en Editorial Confluencias.
Fuente:libertaddigital.com