Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

lunes, 31 de octubre de 2011

Túnez ordena la detención de la viuda de Arafat


El terrorista y su esposa

Las autoridades tunecinas han emitido una orden de arresto internacional contra Suha Arafat, viuda del expresidente de la Autoridad Palestina Yasser Arafat, en el marco de la investigación por corrupción a la que está sometida la familia del presidente tunecino derrocado Zine al Abidine Ben Alí, según ha informado este lunes el Ministerio de Justicia.

Suha Arafat solía pasar largas temporadas en Túnez y durante muchos años fue amiga de la esposa de Ben Alí, que se vio obligado a huir de Túnez el pasado enero a raíz de la revolución en favor de la democracia. "Túnez ha emitido una orden de arresto internacional contra la señora Arafat porque se sospecha que estuvo implicada en casos de corrupción con la familia de la esposa de Ben Alí", ha explicado Shokri Nafti, portavoz del Ministerio.

La familia Arafat estableció relaciones con Túnez cuando la Organización para la Liberación de Palestina estaba en el exilio y estableció su sede en ese país magrebí durante los años 80 y principios de los 90. Cuando murió Arafat, en 2004, su viuda recibió un pasaporte tunecino y desde entonces se la empezó a ver con frecuencia allí junto a la mujer de Ben Alí, Leila Trabelsi, una antigua peluquera cuyos familiares acabaron controlando gran parte de la economía del país.

A Suha Arafat le retiraron la nacionalidad tunecina y la deportaron en 2007, a raíz de una disputa con Trabelsi. Ahora vive en Malta, según una fuente palestina que conocía bien a la familia Arafat. Desde que se produjo la revolución en Túnez, los fiscales han iniciado procesos judiciales contra decenas de personas relacionadas con la ex primera dama por delitos de corrupción. Los tribunales han condenado en rebeldía a Ben Alí y a su esposa por robo, posesión de drogas y armas y corrupción.

Fuente:libertaddigital.com

CUANDO A GADAFI Y A ASAD LES CAMBIAN LA CHAQUETA - Lior Haiat


Que no nos arrojen a sus amigos cuando ya no los necesitan.

Llevo ya bastantes años siendo Portavoz. Me han hecho cientos de entrevistas en cuatro idiomas, en medios de comunicación internacionales y nacionales, locales, temáticos e incluso de colegios, en medios televisivos, digitales, escritos, radiofónicos y nunca me han encontrado con la guardia baja. Las entrevistas pueden ser amables o agresivas, sobre el conflicto o sobre turismo, pueden ser largas o cortas pero, no suelen ser muy sorprendentes. No estoy criticando a mis amigos y colegas periodistas, lo que sucede es que la experiencia hace que quede ya poco margen para la sorpresa, sin embargo, esta semana sí lo han logrado…

Acabo de llegar de Palma, donde viajé para dar una conferencia en el Club Diario de Mallorca. Además, este diario me hizo una entrevista, que fue bastante tranquila hasta el momento en que surgió una cuestión muy extraña. Me preguntaron: ¿Israel no ha podido salvar a su aliado Gadafi? Inmediatamente corregí al periodista para decirle que Gadafi no fue en ningún momento un aliado de Israel (pensando yo que el periodista había confundido a Gadafi con Mubarak) pero, aparentemente no se trataba de una confusión. Basándose en informaciones vagas que circulan en algunos sitios muy marginales, aunque tendenciosos y de dudosa fiabilidad, uno podría llegar a pensar que esta mentira es una realidad.

Y tras el momentáneo shock provocado al escuchar una información tan surrealista, inmediatamente até cabos. En los últimos tiempos, tras la caída de algunos dictadores árabes y de las represalias de otros sobre sus propios pueblos, de repente ciertos sectores, en ocasiones no tan marginales, intentan crear la fantasía de que los peores enemigos de Israel, como Bashar al Asad y Muamar Gadafi, de repente son y han sido los mejores amigos de Israel, “olvidando” dos cosas muy importantes. En primer lugar, que estos dictadores financiaron, apoyaron e incluso armaron a las organizaciones terroristas que a diario atacan a Israel, y que han liderado también campañas anti-israelíes en organizaciones internacionales tales como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Y en segundo lugar que, de hecho, esos dictadores sí tenían otros muchos aliados, como por ejemplo los demás dictadores árabes y musulmanes, algunos líderes europeos y occidentales y de otros lugares del mundo.

Otro ejemplo curioso tuvo lugar en abril de 2010. Una delegación de diputados árabe-israelíes realizó una visita a Muamar Gadafi. Algunos de ellos se que sacaron una foto abrazando al difunto líder libio sonriendo a la cámara. Lo interesante del caso es que estos diputados regresaron a Israel muy satisfechos por la visita “histórica” (tal como la calificaron ellos) y dijeron que Gadafi había criticado duramente a los países árabes que tienen relaciones con Israel y al propio Abu Mazen por negociar asimismo con mi país, además de añadir que no iba a reconocer a un futuro estado palestino si éste se circunscribía a las fronteras del 67.

Y ahora ellos intentan haceros creer que Gadafi fue aliado de Israel.

Que no nos arrojen a sus amigos cuando ya no los necesitan.

Lior Haiat
Portavoz de la Embajada de Israel

EEUU retira su aportación económica a la Unesco por la entrada de Palestina . La ministra Garmendia dice que España " se situó en el lado correcto .."

El visto bueno a la entrada de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), ha abierto la caja de los truenos.

EEUU, como había amenazado, ya ha confirmado que retira su aportación económica. "Teníamos que hacer un pago de 60 millones de dólares a la UNESCO en noviembre y no lo vamos a hacer", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

La delegación estadounidense ante la Unesco había anunciado justo tras la votación graves consecuencias tras la decisión del organismo de la ONU de admitir a Palestina. "La iniciativa limitará nuestra capacidad de apoyar programas de la Unesco", señaló el embajador estadounidense David T. Killion en París, sin dar más detalles. El diplomático aseguró sin embargo que Estados Unidos buscará la vía de apoyar el "importante" trabajo de la Unesco.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había subrayado con anterioridad que la legislación estadounidense prohíbe al gobierno financiar a organizaciones que acepten a los palestinos como miembro. Con una cuota del 22%, Estados Unidos es el país que más aporta a la Unesco, por delante de Japón y Alemania.

Por su parte, el líder de la ONU, Ban Ki-moon, había pedido una acción concertada para preservar la financiación de la Unesco. "Vamos a trabajar en soluciones prácticas para preservar los recursos financieros de la UNESCO", dijo Ban Ki-moon, sin pronunciarse sobre la votación que permitió la entrada de Palestina en el organismo de la ONU.

"Esta medida podría tener implicaciones para la financiación proporcionada por algunos Estados miembros", dijo el secretario general de la ONU en una conferencia de prensa.

Por su parte, el ministerio israelí de Exteriores ha criticado duramente la iniciativa palestina y la posterior votación anunciando que "Israel se planteará la continuación de la colaboración con UNESCO".

Asimismo ha señalado que la votación "colocará innecesarios obstáculos para renovar las negociaciones directas que son el unico camino para llegar a la paz y no medidas unilaterales como esta maniobra palestina", según informa Sal Emergui, desde Jerusalén.

A favor de la entrada votaron India, China, España o Francia, y varios países latinoamericanos. En contra se pronunciaron Estados Unidos, Alemania, Canadá e Israel. No obstante, Palestina consiguió que 107 Estados votaran a favor, frente a 14 que lo hicieron en contra, de un total de 173 que emitieron su voto.

Para el presidente palestino, Abu Mazen, la entrada a la organización es una "victoria de la justicia".

Mientras, la ministra de Ciencia e Innovación de España, Cristina Garmendia, lamentó la falta de una "posición común" de la Unión Europea en la votación. "Creo que hemos asistido a un momento histórico. España se ha situado en el lado correcto de la historia", manifestó la ministra, que intervino ante la Conferencia General de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Fuente:elmundo.es

EEUU e Israel se replantearán su relación con la Unesco tras la entrada de" Palestina"

El visto bueno a la entrada de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), ha abierto la caja de los truenos.

La delegación estadounidense ante la Unesco ha anunciado graves consecuencias tras la decisión del organismo de la ONU de admitir a Palestina. "La iniciativa limitará nuestra capacidad de apoyar programas de la Unesco", señaló el embajador estadounidense David T. Killion en París, sin dar más detalles. El diplomático aseguró sin embargo que Estados Unidos buscará la vía de apoyar el "importante" trabajo de la Unesco.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había subrayado con anterioridad que la legislación estadounidense prohíbe al gobierno financiar a organizaciones que acepten a los palestinos como miembro. Con una cuota del 22 por ciento, Estados Unidos es el país que más aporta a la Unesco, por delante de Japón y Alemania.

Por su parte, el ministerio israelí de Exteriores ha criticado duramente la iniciativa palestina y la posterior votación anunciando que "Israel se planteará la continuación de la colaboración con UNESCO".

Asimismo ha señalado que la votación "colocará innecesarios obstáculos para renovar las negociaciones directas que son el unico camino para llegar a la paz y no medidas unilaterales como esta maniobra palestina", según informa Sal Emergui, desde Jerusalén.

A favor votaron India, China, España o Francia, y varios países latinoamericanos. En contra se pronunciaron Estados Unidos, Alemania, Canadá e Israel. No obstante, Palestina consiguió que 107 Estados votaran a favor, frente a 14 que lo hicieron en contra, de un total de 173 que emitieron su voto.

Para el presidente palestino, Abu Mazen, la entrada a la organización es una "victoria de la justicia".

La ministra de Ciencia e Innovación de España, Cristina Garmendia, lamentó la falta de una "posición común" de la Unión Europea en la votación. "Creo que hemos asistido a un momento histórico. España se ha situado en el lado correcto de la historia", manifestó la ministra, que intervino ante la Conferencia General de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Fuente:elmundo.es

La Unesco aprueba que Palestina se sume como miembro de pleno derecho. España votó a favor.

La Conferencia General de la Unesco ha aprobado la admisión de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho de esta organización de Naciones Unidas en una votación celebrada en su sede en París. Será el miembro número 195 de la organización.

La petición de adhesión de la ANP a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) fue aprobada con los votos a favor de India, China, España o Francia, y varios países latinoamericanos. Otros como Reino Unido, Colombia, Japón y México se abstuvieron.

En contra se pronunciaron Estados Unidos, Alemania, Canadá e Israel, entre otros hasta un total de 14.

El representante de Israel valoró que la decisión de la Conferencia General de la Unesco como un "freno para la paz" y que hoy es "un día triste para la organización, que decide desconectarse de la realidad y siembra las semillas de la implosión".

Esta petición se sumaba a la formulada oficialmente el pasado 23 septiembre, cuando el líder palestino Abu Mazen pidió oficialmente ingresar en la ONU y convertirse en el Estado 194. Ahora, es el ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad al Maliki, el encargado de defender la candidatura palestina.

El intento de la ANP de convertirse en miembro de pleno derecho de la Unesco se produce en un contexto de recrudecimiento de la violencia en la Franja de Gaza, donde este fin de semana han muerto 12 palestinos y un israelí.

Reacciones

La ministra de Turismo de la (ANP), Julud Daibes, ha sido una de las primeras voces en felicitarse por el ingreso de Palestina en la Unesco y considera que esta decisión permitirá luchar contra el expolio de objetos arqueológicos. hallados en territorios palestinos, en referencia a los que han terminado en museos y centros académicos de Israel.

"El ser miembros de la Unesco nos permitirá denunciar las violaciones del derecho internacional sobre la destrucción de sitios y artefactos, así como seguir la transferencia ilegal de objetos arqueológicos", manifestó Daibes.

También destacó el impacto turístico que se derivará de promocionar lugares palestinos como patrimonio de la humanidad de la Unesco o candidatos a serlo en el futuro, como la ciudad antigua de Belén y la Iglesia de la Natividad.

Por último, Daibes se felicitó porque los países integrantes de la Unesco "no hayan cedido a la presión para rechazar nuestro ingreso", en alusión a Israel y EEUU que se opusieron a la medida.

Fuente:elmundo.es

sábado, 29 de octubre de 2011

Túnez: temores confirmados - GEES

Aunque era más que previsible, algunos se sorprenden ahora por la victoria electoral de EnNahda en Túnez. Siendo tradicionalmente el único partido organizado, como buenos islamistas que son, y con la enorme fragmentación del mapa político surgido de las pioneras revueltas, los resultados no podían ser otros. Las protestas de los sectores que aquí calificamos de "laicos" ya están en la calle, pero se verán ahogados por la combinación del rodillo islamista dentro del país. Y por el buenismo ajeno, léase occidental, en nuestras sociedades.

Rachid Ghannnouchi es demasiado listo, y ha pasado demasiados años en el exilio, como para ahora volver y estropear su futuro político. Sabe que en la sociedad tunecina, e incluso en el aparato del Estado, quedan fuerzas contrarias a que mucho de lo logrado durante décadas en términos de modernización se pierda ahora en pocos meses. Por ello ha adoptado un discurso componedor: con ese 40% de los votos muestra espíritu de diálogo con los demás partidos. En verdad no tiene otro remedio. De paso, haciendo eso tranquiliza a una Europa que en cualquier caso sabe que no es demasiado exigente. El Enviado Especial de la UE para los Procesos Árabes, Bernardino León, acaba de afirmar "in situ" que no hay de qué preocuparse porque EnNahda mira a Europa y eso es esperanzador. También el Frente Islámico de Salvación (FIS) tranquilizaba en 1990 y 1991 a Europa, garantizándonos más gas y en mejores condiciones, y mientras tanto laminaba el Estado y animaba la violencia para imponer su radical modelo.

El que la Institución Superior Independiente Electoral tarde tanto en dar unos resultados definitivos que debían de haber sido hecho públicos el lunes preocupa, porque no se sabe muy bien si los problemas son técnicos o si es el susto por los resultados el que ralentiza en sectores del poder la publicación de los mismos. Sea cual sea la causa, lo cierto es que la victoria islamista está asegurada, y digan lo que digan los posibilistas de allí y de aquí eso conllevará cambios y animará a otros islamistas a medrar (Egipto, Argelia, Marruecos) ante la marea que comenzó en Turquía y que, con tintes más dramáticos, se ha asentado en Libia. EnNahda, como buenos islamistas, ha sabido conquistar la calle con sus simples pero eficaces mensajes de proximidad y piedad, y han manejado y manejan a la población con el canal de televisión por satélite Al Moustakilla que emite desde el Londres, refugio aún de islamistas de todo pelaje. La ley electoral, proporcional, lima el peso de las mayorías, lo cual quiere decir que ganando como ganan en escaños aún más lo hacen en votos, habiendo obtenido en algunas circunscripciones más del 50%. Si además consideramos que el segundo partido en resultados parece ser el Congreso para la República, del histriónico Moncef Marzouki, un opositor permanente a Ben Alí y quien ha sellado acuerdos con los islamistas desde antiguo, el mapa político resultante va a ser muy poco prometedor.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

martes, 25 de octubre de 2011

La muerte de Gadafi - Horacio Vázquez-Rial


Un gran enemigo de Israel , pero no peor que los que vienen ahora
( Casa de Israel)
.........................................................

No sé si fue por la fabulosa –y mentirosa– irrupción de ETA en la campaña de Rubalcaba, que a tantas lágrimas de cocodrilo socialista dio lugar, pero tengo la impresión de que la muerte de Gadafi no alcanzó, al menos en España, el relieve informativo que merecía, vistas la importancia del personaje y la forma repugnante en que se produjo.

Gadafi fue entregado a la horda por las potencias a las que sólo interesaba su silencio. Cualquier otra salida, incluso un juicio tan condicionado como el que se le siguió a Sadam Husein, hubiera significado el riesgo de que hablara. De modo que el camino más sencillo consistía en arrojarlo a los leones. Lo vimos en la tele, filmado y fotografiado con los teléfonos móviles de los mismos que lo hacían papilla. Vencido hasta por los años que hasta ese momento final había intentado disimular con tintes y afeites. Destrozado. Literalmente. A puñetazos y patadas y palos. Con furia.

Los condenados de Nuremberg, que sin duda habían cometido crímenes más abundantes, si no más abominables que los de Gadafi, fueron limpiamente ejecutados o permanecieron en la cárcel los años debidos, como Hess en Spandau. Los crímenes de guerra no justificaron los crímenes de paz. Ni los unos ni los otros tienen justificación, jamás. Sí existen, en cambio, razones políticas para cometer unos y otros. Gadafi tuvo las suyas para mandar matar, individual y colectivamente, a miles de personas, con bombas o a tiros, y derribando aviones de pasajeros si se terciaba. También las tuvo para entrenar en su territorio terroristas de toda laya: etarras, montoneros, irlandeses iracundos, hasta paramilitares de la Triple A argentina. Y para financiar atentados de otros.

Era un asesino sin ataduras morales de ninguna clase. Pero se lo había aceptado en Occidente, se le había perdonado hasta lo de Lockerbie y se permitía que plantara su jaima donde se le ocurriera e hiciera su show. Era un amiguete incómodo, pero no más incómodo que los que le sucederán en el gobierno, integristas capaces de cualquier cosa.

Nosotros no somos eso, no podemos permitirnos ser eso. El tipo escapó como la rata que era, por las alcantarillas, pero el deber de Occidente era atraparlo con vida, juzgarlo y condenarlo, como corresponde a nuestra civilización, que no puede aliarse con los bárbaros. El linchamiento fue obra de otros libios, que representan lo que viene ahora en su país: espero que ya nadie me hable de la primavera árabe, porque contará con todo mi desprecio por siempre jamás. Era nuestro deber impedir el crimen, lo perpetrara quien lo perpetrara.

Los espectadores de la televisión, y las propias televisiones, no estamos hoy por encima de esos sociópatas adolescentes que filman los tormentos a que someten a sus vecinos o compañeros de colegio y cuelgan el video en internet. Ha habido verdadero placer en la exhibición, sin que ello contribuyera ni por un segundo a informar más. Se ha mostrado incluso al que se supone uno de los asesinos, en plena celebración, sin un solo comentario crítico ni un solo dato sobre el personaje ni sobre quien lo dirige. Me parece espantoso. Ésos no son mis semejantes. Tal vez sean los semejantes de Gadafi, pero ni así tenían el derecho de aniquilarlo de ese modo. Era un malvado, pero un hombre malvado.

Si nos quedamos callados ante este acontecimiento, nos veremos obligados a callar ante cualquier barbaridad. Incluidas las de los etarras.

La forma de esta muerte –y ni qué decir de los festejos consecuentes, que tanto evocan a los que siguieron al 11-S– me degrada, me ofende, me disminuye.

Y que conste que la impresión que me produjeron los sollozos del lehendakari López y las conmociones del candidato Rubalcaba fue tan dolorosa como la que me suscitó el rostro ensangrentado de Gadafi. Esos hombres tampoco están a la altura.

vazquezrial@gmail.com www.izquierdareaccionaria.com

www.vazquezrial.com

Fuente:libertaddigital.com

domingo, 23 de octubre de 2011

Muere el «héroe romántico» de Auschwitz


Jerzy , a la derecha , junto a su hermano en una imagen de 1944

Israel le otorgó la máxima distinción en 1985. Pero la historia de Jerzy Bielecki, el jóven católico polaco que en 1944 liberó a una joven judía en Auschwitz y que ha muerto pacíficamente en su casa de campo polaca a los 90 años, es más digna de un guión de Hollywood.

Jerzy tenía 19 años cuando los alemanes le apresaron en Polonia, bajo la sospecha de que pertenecía a la resistencia, y le enviaron en el primer transporte de presos varones -todos polacos- al campo de concentración de Auschwitz en abril de 1940. Casi tres años más tarde, en enero de 1943, una joven judía polaca de 22 años, Cyla Cybulska, fue detenida junto a sus padres y tres hermanos -dos varones y otra chica- en el gueto de Lomza, en el norte del país. La familia al completo fue enviada a Auschwitz-Birkenau. Los nazis asesinaron de inmediato en las cámaras de gas a los padres y a la hermana, pero Cyla y sus dos hermanos fueron enviados a trabajos forzados.

Muere el «héroe romántico» de Auschwitz
ap
Una imagen de Jerzy en mayo de 2010

Jerzy y Cyla se conocieron en estas circunstancias en septiembre de 1940 y la chispa del amor prendió enseguida entre los dos presos. Jerzy decidió escapar con su novia, pero el plan que urdió parecía un disparate. Gracias a su amistad con uno de los trabajadores polacos del almacén del campo, consiguió un uniforme de oficial de las SS y logró elaborar un salvoconducto falso. De esta manera -y gracias a su buen alemán- consiguió hacer creer a algunos guardianes que era un oficial de los servicios secretos que se llevaba a la joven judía fuera del campo para interrogarla.

En una entrevista concedida en 2010 a Associated Press, Jerzy contaba sus sentimientos en aquellos momentos. «Sentía el pánico que me corría por toda la espalda a la espera de recibir el primer tiro al cruzar la puerta de salida».

Se perdieron la pista

Después de diversos avatares, la familia de Jerzy insistió en que éste se reuniera con ellos en Cracovia. Cyla fue escondida en casa de unos agricultores amigos. Pero al término de la guerra los dos enamorados fueron incapaces de reencontrarse. Jerzy acabó casándose en Polonia, y Cyla, por su parte, contrajo matrimonio con un judío, con el que acabó recalando en Nueva York.

En 1982, Cyla contó la historia de su liberación a su sirvienta polaca, que quedó estupefacta. Había escuchado la misma historia contada por el propio Jerzy en la televisión de su país antes de abandonarlo para trabajar en Estados Unidos. Ambas mujeres se pusieron manos a la obra para dar con el paradero de Jerzy, y el reencuentro se produjo en el aeropuerto de Cracovia en el verano de 1982. El enamorado acudió a la cita con un ramo de 39 rosas rojas, una por cada año en que habían estado separados.

Cyla Cybulska murió en Nueva York en 2002. Jerzy murió hoy, y deja mujer, dos hijas, cuatro nietos y un bisnieto. El lunes se celebrará el funeral católico en la localidad polaca de Nowy Targ.

Fuente:abc.es

sábado, 22 de octubre de 2011

TODO EMPEZÓ EN ESTA TIERRA - Discurso de Leonard Cohen en la entrega de los premios Príncipe de Asturias


Es un honor estar aquí esta noche, aunque quizá, como el gran maestro Riccardo Muti, no estoy acostumbrado a estar ante un público sin una orquesta detrás. Haré lo que pueda como solista. Anoche no logré dormir, pasé la noche en vela pensando en qué podía decir hoy aquí. Después de comerme todas las chocolatinas y cacahuetes del minibar garabateé unas pocas palabras pero dudo que haga falta referirse a ellas. Obviamente, estoy muy emocionado por el reconocimiento de la fundación. Pero he venido esta noche a expresar otro tipo de gratitud que espero poder contar en tres o cuatro minutos.

Cuando estaba haciendo el equipaje en Los Ángeles me sentía inquieto porque siempre he tenido cierta ambigüedad sobre la poesía. Viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista. Es decir, si supiera de dónde vienen las canciones las haría con más frecuencia. Es difícil aceptar un premio por una actividad que en realidad no controlo. Haciendo el equipaje para venir, cogí mi guitarra Conde, hecha en España hace 40 años más o menos. La saqué de la caja y parecía hecha de helio, muy ligera. Me la puse en la cara y la olí, está muy bien diseñada, la fragancia de la madera viva. Sabemos que la madera nunca acaba de morir y por eso olía el cedro, tan fresco, como si fuera el primer día, cuando compré la guitarra hace 40 años. Y una voz parecía decirme: "Eres un hombre viejo y no has dado las gracias, no has devuelto tu gratitud a quien la merece: el suelo, la tierra, al pueblo que te ha dado tanto. Porque igual que un hombre no es un DNI, una calificación de deuda tampoco es un país. Ustedes saben de mi fuerte asociación con Federico García Lorca y puedo decir que mientras era joven y adolescente no encontré una voz y solo cuando leí a Lorca, en una traducción, encontré una voz que me dio permiso para descubrir mi propia voz, para ubicar mi yo, un yo que aún no está terminado.

Al hacerme mayor supe que las instrucciones venían con esa voz. ¿Y qué instrucciones eran esas? Nunca lamentar. Y si queremos expresar la derrota que nos ataca a todos tiene que ser en los confines estrictos de la dignidad y de la belleza. Así que ya tenía una voz, pero no tenía el instrumento para expresarla. No tenía una canción. Y ahora voy a contarles brevemente la historia de cómo conseguí mi canción.

Yo era un guitarrista indiferente. Solo me sabía unos cuantos acordes. Me sentaba con mis amigos, bebía y cantaba, pero nunca me vi como un músico o un cantante. Un día, a principios de los años sesenta, estaba de visita en casa de mi madre. Su casa estaba cerca de un parque con una pista de tenis donde íbamos a ver jugar al baloncesto. Era un lugar que conocía de mi infancia. Me paseé por allí y encontré a un joven tocando una guitarra flamenca. Me encantó, estaba rodeado de algunas chicas y me senté a escucharlo, me cautivaba, yo quería tocar así, aunque sabía que nunca lo lograría.

Me acerqué a él y nos entendimos medio en francés medio en inglés y pactamos unas clases en casa de mi madre. Era un joven español. Al día siguiente se presentó. Me dijo: "Déjame escucharte tocar algo". Lo hice y declaró que no tenía ni idea. Él cogió la guitarra, la afinó, me la devolvió y dijo: "No suena mal. Ahora tócala de nuevo". No cambió mucho. La cogió otra vez y me dijo: "Te voy a enseñar unos acordes". Tocó una secuencia rápida de acordes y luego me explicó dónde tenía que poner los dedos y me dijo otra vez: "Ahora toca". Pero fue un desastre.

Al día siguiente, empezamos de nuevo con esos seis acordes. Muchas canciones flamencas se basan en ellos. Al tercer día la cosa mejoró. Aprendí los seis acordes. Al día siguiente el guitarrista no volvió por casa. Dejó de venir. Como yo tenía el número de la pensión donde se alojaba fui a buscarlo para ver que le había pasado. Allí me contaron que aquel español se había suicidado, que se había quitado la vida. Yo no sabía nada de él, de qué parte de España era, por qué estaba en Montreal, por qué estaba en la pista de tenis, por qué se había quitado la vida.

Sentí una enorme tristeza. Nunca antes había contado esto en público. Esos seis acordes, esa pauta de sonido, ha sido la base de todas mis canciones y de toda mi música y quizá ahora puedan comenzar a entender la magnitud del agradecimiento que tengo a este país. Todo lo que han encontrado favorable en mi obra viene de esta historia que les acabo de contar. Toda mi obra está inspirada por esta tierra. Así que gracias por celebrarla porque es suya, solo me han permitido poner mi firma al final de la última página.

Discurso pronunciado por Leonard Cohen en la entrega de los premios Príncipe de Asturias.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Leonard Cohen anuncia nuevo disco para 2012


Elegante, con traje, sombrero y buen humor, el último premio Príncipe de Asturias de las Letras, el cantante y poeta judío canadiense Leonard Cohen (Montreal, 1934) ha anunciado esta mañana en Oviedo que tiene listo un nuevo disco, Old Ideas, 10 canciones que verán la luz el próximo año. Cohen, que recogerá el viernes el galardón, se ha mostrado encantado por su estancia en España pese a que ha lamentado no hablar la lengua de Cervantes. Un país del que, ha recordado entre bromas, echaron a sus antepasados judíos en 1492, "por eso estoy encantado del trato que me dan ahora". El autor de canciones como Suzanne ha dicho que tampoco habla francés, griego ni hebreo aunque los estudió.


Cantante, poeta y novelista

De su nuevo disco, que se está mezclando en Los Ángeles, se ignora si habrá gira, la última, The Kid With The Crazy Dream, fue de 250 conciertos. Sobre su formación literaria, ha destacado que con 15 años leyó a Federico García Lorca y encontró "a un poeta instalado en una tradición ajena". "Pero que hablaba de un paisaje que yo conocía, el de alguien que lucha contra el silencio". La influencia del autor de Poeta en Nueva York fue tal que llamó Lorca a su hija.

Su amor por la cultura española, confiesa, abarca también a la guitarra. "Las primeras que tuve eran de las marcas Conde y Ramírez". "Además, siempre que podía iba en Nueva York a locales con flamenco porque es una música que me llegó inmediatamente". De la guitarra al archilaúd y la bandurria que toca Javier Mas, músico de la banda de Cohen, que también ha estado en el acto con la prensa. Mas, que empezó su carrera haciendo versiones de Cohen, es uno de los intérpretes que homenajeará esta tarde en Gijón al maestro, junto a Nacho Vegas y Duquende.

Cuando el pasado 1 de junio el jurado de los Premios Príncipe de Asturias distinguió a Cohen, destacó su "imaginario sentimental", en el que "la poesía y la música se funden en un valor inalterable". Hoy el compositor de temas como I'm your man, preguntado por su proceso de creación, ha explicado que cuando escribe una canción, "la letra y la música son simultáneas. A veces, un acorde sugiere una frase y a veces una frase lleva dentro una música".

El hoy afable Cohen tuvo una época ascética, en la que se recluyó en un monasterio zen. ¿Es mejor vivir solo o acompañado? "Es una buena pregunta de la que me gustaría saber su respuesta", inquirió él mismo. "A veces es mejor una cosa y en ocasiones la otra", le respondió uno de los presentes. "Pues me quedo con eso", dijo.

Lento al componer

A la hora de componer Cohen es "lento". "No es como en un bufé, en el que uno coge ordenadamente lo que va a comer, sino que trabajo con material desordenado y en plena oscuridad". Además, cuando escribe no piensa en quién le ha influido ni en quién puede influir. "En cada página en blanco eres un principiante. Luchas contra el silencio y contra tus debilidades y sobre ni una ni otra cosa tienes control". Hablando de páginas, el poeta no ha querido recomendar ninguna de sus dos novelas, publicadas en los años sesenta: "Hay tan buena literatura y tan poco tiempo para leer que no me atrevo a recomendar ningún libro mío".

Por último, la sabiduría de Cohen también ha sobrevolado la actualidad. Simpatiza con los indignados: "Todos tenemos un amigo que ha perdido su trabajo y no puedes abstraerte". Y de los tijeretazos que ha sufrido la Cultura por la crisis ha sentenciado: "Las aportaciones económicas de los Gobiernos ayudan a los artistas pero cuando uno quiere expresar algo terminará haciéndolo, con ese apoyo o sin él".

Fuente:elpais.com

Un precio demasiado alto por la liberación - Jeff Jacoby

Muchos israelíes, y muchos amigos de Israel en Occidente, creen que es algo a admirar el desigual acuerdo que pone en libertad a más de un millar de presos palestinos –incluyendo varios cientos de terroristas que cumplen cadena perpetua por asesinato– a cambio de Gilad Shalit, un soldado israelí secuestrado por Hamás en el año 2006 y sin comunicación con el mundo exterior prácticamente desde entonces.

Según un sondeo publicado el lunes, el 79 por ciento de la opinión pública israelí aprueba el intercambio, con sólo el 14 por ciento en contra. Cuando el Primer Ministro Benjamin Netanyahu anunció el acuerdo la pasada semana, lo describió como prueba de que "la nación de Israel es un pueblo único; somos mutuamente responsables unos de otros". En un editorial, The Wall Street Journal plasma una opinión popular al explicar que la disposición de Israel a pagar un precio tan alto por la libertad de Shalit "es testimonio de sus valores nacionales y religiosos, con hincapié en la obligación de liberar a los cautivos".

Israel es célebre por su compromiso inflexible de no abandonar nunca a sus soldados capturados o cautivos. En un país en el que prácticamente cada familia tiene parientes en el ejército, la angustia de la familia Shalit –cuyo hijo tenía sólo 19 años cuando terroristas de Hamás cruzaron la frontera desde Gaza y le capturaron– fue una pesadilla con la que todos los israelíes pudieron empatizar. A lo largo de todo el espectro político con frecuencia volátil de Israel, el deseo de la devolución de Shalit fue universal y encarecido.

Pero ésta no es forma de devolverle a casa.

En virtud del acuerdo que ha aceptado Netanyahu, Hamás libera a Shalit hoy; simultáneamente Israel libera a una primera oleada de 477 presos palestinos. Un segundo grupo, todavía mayor, quedará en libertad dentro de dos meses.

¿Quiénes son exactamente estos reos? Incluyen a los autores materiales de algunos de los atentados terroristas más asquerosos de los últimos años: asesinos brutales como Abd al-Aziz Salehi, que mostró alegremente sus manos manchadas de sangre a una entregada multitud en el año 2000 en Ramala tras linchar a dos israelíes y mutilar los cadáveres. Como Ibrahim Yunis, el cerebro del atentado de la cafetería de 2003 que dejó siete muertos, incluyendo un médico estadounidense y su hija de veinte años la víspera de su boda. Como Ahlam Tamimi, una famosa de la televisión palestina que hace gala de su papel a la hora de organizar el atentado en 2001 de la pizzería Sbarro's en el centro de Jerusalén, en el que perdieron la vida 15 personas, siete de ellas niños.

Dar lectura a las descripciones de los presos dadas a conocer es recordar en grotesco detalle la brutalidad impenitente de los peores enemigos de Israel, y los horrores que están dispuestos a cometer en su apuesta por destruir al estado judío. También es recordar que Israel ha hecho esto antes y que los resultados han sido invariablemente ruinosos.

Una y otra vez Israel ha accedido a poner en libertad a cientos de terroristas violentos con el fin de recuperar a uno o a dos o tres soldados israelíes capturados. Y una y otra vez lo ha hecho sabiendo que muchos de los liberados van a volver directamente a intentar matar judíos. Uno de los palestinos puestos en libertad hoy, por ejemplo, es Musab Hashlemon, que tiene 17 cadenas perpetuas por la masacre de Beersheba que planeó en el año 2004. Esa masacre tuvo lugar unos meses después de un intercambio anterior en el que 435 palestinos salieron en libertad – Hashlemon entre ellos–. The Jerusalem Post, citando a la Asociación Almagor de Víctimas del Terrorismo, destacaba la semana pasada que 183 israelíes han perdido la vida desde 2004 en atentados perpetrados por terroristas que con anterioridad habían salido en libertad. ¿Cuántos israelíes más van a morir ahora porque la presión política por llevar a casa a Shalit –a cualquier precio– es más de lo que puede soportar el gobierno israelí?

Hubo un tiempo en el que Netanyahu habría sido el primero en denunciar la liberación colectiva de presos peligrosos. En 2008 criticó la liberación, con el entonces primer ministro Ehud Olmert, de unos 200 presos en régimen de alta seguridad como gesto voluntarista hacia la Autoridad Palestina. "Esta vulneración de una frontera, esta liberación de asesinos, es una maniobra peligrosa en la guerra contra el terror", atronaba Netanyahu en la Knesset. "Esto debilita a Israel y refuerza a los elementos terroristas".

Para Gilad Shalit y sus seres queridos, es un episodio traumático personal terrible que finalmente llega a su fin. Pero su alivio se está comprando a un precio prohibitivo. Para devolver a casa a Shalit, el estado judío ha condenado en la práctica a decenas –o cantidades importantes, centenares incluso– de otras víctimas a muerte. Esto es capitular al terrorismo. Los amigos de Israel deberían de estar decepcionados.

Jeff Jacoby, columnista del Boston Globe. Sus artículos pueden consultarse en su página web.
Fuente:libertaddigital.com

martes, 18 de octubre de 2011

Gilad ya está en libertad , objetivo cumplido . Ahora nos toca pensar en Shvuel Schijveschuurder y en muchas otras víctimas del terror palestino.


Shvuel Schijveschuurder

Shvuel Schijveschuurder perdio a sus padres y a tres hermanos en el atentado suicida en la Pizzería Sbarro en el año 2001. La terrorista que eligió el objetivo y trasladó al suicida que llevaba la bomba fue liberada en el intercambio por Gilad Shalit.

Ahlam Tamimin , la terrorista liberada , estaba condenada a 16 acadenas perpetuas.

Israel está ahora en la obligación de hacer que vuelvan a prisión, o pierdan la libertad de alguna u otra manera, todos aquellos terroristas liberados que estaban condenados por delitos de sangre.

Ningún terrorista que haya derramado sangre israelí debe seguir en libertad.

Ahora , igual que antes Shalit , Shvuel y muchas víctimas más , son ahora todo Israel , y todos debemos solidarizarnos con ellos y alegrarnos cuando algunos de los asesinos pierdan la libertad de una u otra manera.

¡¡ Shvuel , tienes todos nuestro apoyo y solidaridad !!


El regreso apoteósico de Shalit a su casa cierra el canje con Hamas.


Cinco de la tarde. Sin separarse de su familia y un doctor, Guilad Shalit ha vuelto a su casa de la localidad de Mizpe Hila. Tras una espera de varias horas y 1491 días de cautiverio en manos del grupo islamista Hamas, c esta pastoral localidad de la Galilea para darle una espectacular bienvenida. Escoltado como si fuera un jefe de Estado, Shalit se ha dado cuenta por fin que no es un soldado reservista sino todo un símbolo.

"Estoy muy emocionado. Pensé que estaría en esta situación muchos años más. No he visto a ninguna persona. Eché de menos a mi familia, eché de menos a encontrar personas… hablar con personas", con estas palabras el soldado israelí, delgado y muy debilitado físicamente, abandonó esta mañana el paso fronterizo de Egipto.

Al mismo tiempo, los primeros 477 presos (de un total de 1027) llegaron a Cisjordania y en la Franja de Gaza para participar en masivas ceremonias festivas y reencontrarse con sus familias tras su periodo en la prisión israelí.

El complejo juego a tres bandas (que no se profesan mucha confianza precisamente) se alargó tensas horas en las que Hamas e Israel, con la mediación de la Inteligencia egipcia, han completado el intercambio.

La vuelta de Shalit hace vibrar Israel

Shalit aterriza en Mitzpe Hila. AFP

Shalit aterriza en Mitzpe Hila. AFP

Nada más llegar a una base militar israelí, cerca de la frontera con Egipto, Shalit recibió su viejo móvil para conversar con su madre Aviva que, junto al resto de la familia, le esperaba en la base aérea de Tel Nof. Por primera vez desde que fuera capturado en un ataque de Hamas el 25 de junio del 2006. Tras una rápida revisión médica y ponerse el uniforme militar, Shalit fue trasladado a dicha base donde el primer ministro Benjamin Netanyahu le recibió a pie del Hercules: "Shalom Guilad, qué bien que has vuelto a casa. Es muy importante. Esperamos mucho tiempo".

"Una de las misiones más complejas era devolver sano y salvo a nuestro soldado secuestrado a casa. Hoy podemos decir, misión cumplida", dijo posteriormente Netanyahu que explicó las razones del canje: "Salí en numerosas y peligrosas operaciones militares sabiendo que si caigo en cautiverio, el Gobierno israelí haría todo lo que estuviera en sus manos para devolverme a casa. Es lo que he hecho ahora".

En pocos segundos se produjo el reencuentro familiar que tanto esperaba Israel, un país que asume que ha liberado algunos de los responsables de los atentados más sangrientos desde los años 90.

El primer abrazo de Guilad con Noam sigue siendo emitido una y otra vez en las televisiones locales. Ante su indisposición en el vuelo de la frontera a la base y su débil situación con una clara desnutrición —según los expertos que le han visto— Shalit fue objeto de amplias revisiones médicas antes de viajar a su casa en el norte de Israel.

"Han sido muchos años pero siempre tuve la esperanza que iba a ser liberado", ha dicho Guilad.

Ajenos geográficamente pero muy cercanos, los vecinos de Mitzpe Hila festejan la vuelta del vecino más tímido y famoso. Del joven que, para su desgracia, ha puesto esta pequeña y pastoral localidad en el mapa mediático internacional.

Debido a su situación personal y a las familias de las victimas de los atentados de los presos liberados (280 con cadena perpetua) la localidad no ha organizado ninguna fiesta. Solo alegría, cánticos como "queremos a Guilad o bienvenido a casa". También muchas banderas israelíes con el slogan, "Qué bien que has vuelto a casa".

Fuente:elmundo.es


Comunicado de la Embajada de Israel en España


La Embajada de Israel en España quiere manifestar públicamente su alegría por la liberación de Gilad Shalit tras cinco años de cautiverio. Sabemos que el precio ha sido muy alto, pero estamos convencidos de que salvar una vida humana lo merece.

Celebramos el regreso de Shalit a Israel y su reencuentro con su familia.

Departamento de Prensa
Madrid, 18 de octubre de 2011

Comunicado de la Federación de Comunidades Judías de España por la liberación de Gilad Shalit

COMUNICADO LIBERACIÓN GUILAD SHALIT

Madrid 18 octubre 2011

La Federación de Comunidades Judías de España felicita y comparte la alegría con Guilad Shalit y su familia tras su liberación.

Tras más de cinco años de secuestro en manos de la organización terrorista Hamás y múltiples esfuerzos y negociaciones del gobierno israelí y otras instituciones israelíes e internacionales, por fin hoy podemos ver al soldado israelí vivo y en brazos de su familia.

Los judíos españoles valoramos el riesgo y la valentía que ha asumido el gobierno de Israel, apreciamos su flexibilidad y nos solidarizamos con la sociedad israelí por haber llegado a un acuerdo doloroso pero que ha posibilitado la puesta en libertad de un ciudadano israelí.

La Federación de Comunidades Judías de España está en el lado de la lucha contra el terrorismo sea del signo que sea.

Consideramos que el gesto del gobierno de Israel demuestra el valor que tiene por la vida humana y confiamos esperanzados en que suponga un paso firme en el camino hacia una paz estable y duradera en la región.

Recordamos, no obstante, que todavía permanece en paradero desconocido el piloto israelí Ron Arad, secuestrado en Líbano hace 25 años.

Isaac Querub
Presidente
Federación de Comunidades Judías de España

Ahora , ¡¡ a por ellos !! . Ningún terrorista con las manos manchadas de sangre israelí debe permanecer en libertad .



Ayer defendimos en este blog lo que el gobierno de Israel hizo para liberar a Gilad . Comprendimos e incluso apoyamos el trabajo de los padres de Shalit para liberar a su hijo . Ayer , aún en cautiverio , Gilad era todo Israel ; hoy ya libre , y después de disfrutar con su alegría y la de su familia , Gilad ya es un ciudadano más de Israel , o sea , un ciudadano libre al que tenemos que apoyar y cuidar para que pronto se recupere física y psiquicamente.

Pero , dejando claro que los "acuerdos" con terroristas no tienen porque respetarse , ahora Israel tiene un objetivo claro ; volver a pribar de libertad a los terroristas que asesinaron a ciudadanos de Israel y que fueron liberados para salvar la vida de Gilad y tratar de detener a sus secuestradores.

Hay varias maneras de pribarlos de libertad , y una de ellas es arrestarlos y devolverlos a prisión para que cumplan la cadena perpetua a la que fueron condenados por los tribunales de Israel.
No es necesario explicarle al Tzahal y al Mossad cuales son las otras maneras de pribarlos de libertad.

Netanyahu no debe de estar orgulloso de este " acuerdo" con Hamás . Israel perdió claramente una batalla contra el terrorismo , y eso es algo que no tiene discusión .

¡¡ GILAD , bienvenido a casa !!

Guilad Shalit y 1.027 terroristas, libres. ¿Se ha hecho lo correcto? - Mario Noya

Todo Israel celebra el regreso a casa del soldado Guilad Shalit, secuestrado hace más de cinco años por la organización terrorista Hamás. Todo Israel teme las consecuencias: 1.027 terroristas de la peor especie vuelven a estar sueltos. Todo Israel opina: ¿se ha hecho lo correcto?

Las encuestas dicen que sí, que el 69% de los israelíes apoya el intercambio de un inocente por 1.027 culpables. Israel no es país para indiferentes o timoratos, de ahí que el no sabe/no contesta sea equiparable al error muestral: un 5%; el 26% restante se opone al trato. Las encuestas revelan, además, que los israelíes creen que el acuerdo que celebran va a repercutir negativamente en la seguridad nacional; y que, para buena parte de la ciudadanía, el primer ministro Netanyahu no ha obrado por convicción sino forzado por la presión popular (35%) o para debilitar a la Autoridad Palestina de Mahmud Abbás (35%).

¿Qué dicen los partidarios del pacto con el diablo islamista que devasta Gaza? Que el pacto es malo, sí; pero que la alternativa sería peor. Steve Linde, director del conservador Jerusalem Post:

Shalit podría convertirse en otro Ron Arad, el piloto que desapareció en 1986 y del que nada se sabe desde entonces. O podría ser asesinado por sus captores, como ya ocurrió con otros soldados secuestrados en el pasado.

Linde sabe que no es justo que tanto asesino quede libre, y entiende que haya voces que pongan el grito en el cielo –"voces que deberíamos escuchar y no juzgar"–, pero aboga por que prime lo que juzga crucial e inolvidable:

Israel y las Fuerzas de Defensa de Israel [IDF] no abandonan a los soldados, a los prisioneros, a los ciudadanos israelíes, dondequiera que se encuentren.

En parecidos términos se expresa Ari Shavit en el progresista Haaretz: el acuerdo es una "rendición" de Israel ante el terror, un espaldarazo a los "extremistas" en Palestina y en todo el mundo árabe, e "incrementará el riesgo de que más soldados israelíes sean secuestrados en un futuro no muy lejano"; pero

el principal activo de Israel en términos humanos y de seguridad es el sentimiento de responsabilidad mutua que liga a sus ciudadanos y soldados. Sin ese sentimiento, no tiene sentido vivir aquí.

Guilad Shalit patrullaba la frontera de Israel con Gaza para defender a sus compatriotas de los enemigos de Israel cobijados en Gaza. La responsabilidad mutua, en un país de larguísimo y durísimo servicio militar, en un país fundado para que ningún judío vuelva a experimentar situaciones de desamparo extremo, exige que se pague tan oneroso precio por ese soldado que es la encarnación del homo qualunque israelí, viene a decir Shavit.

Su próxima puesta en libertad representará no sólo la liberación de un cautivo, sino la salvación de una vida y el retorno a casa de un hijo. La liberación de Shalit será la realización de la solidaridad israelí.

***

El periodista Yossi Klein Halevi ha escrito un artículo extraordinario, conmovedor, sobre cómo ha vivido el caso Shalit. "En los últimos cinco años he intentado no pensar en Guilad Shalit", cruzaba de acera cuando pasaba por la tienda de campaña que sus padres, "incapaces para la indignidad", instalaron junto a la residencia del primer ministro para recordarle que su hijo estaba sometido a un cautiverio inhumano por cumplir con su deber como soldado israelí. Y me sentía culpable, porque no sólo no hice nada por la campaña de los Shalit, sino que me opuse a que se llegara a acuerdo alguno que supusiera la puesta en libertad de terroristas con las manos manchadas de sangre: "Israel no tiene pena de muerte, y entonces perderíamos la disuasión penitenciaria: si el acuerdo se produce, cualquier terrorista potencial sabrá que su liberación será sólo cuestión de tiempo, en cuanto se llegue a un nuevo acuerdo sobre el próximo israelí secuestrado".

El caso Shalit me corroía porque, en última instancia, cualquier debate al respecto acababa en el mismo punto: tu hijo. Y resulta que mi hijo ha servido en la misma unidad que el soldado Guilad Shalit. Un padre debe hacer todo lo posible por salvar a su hijo, y un primer ministro de un país asediado como Israel debe resistir las presiones emocionales de los padres de los hijos cautivos y asegurar la seguridad nacional. Soy padre. Soy israelí. Los intercambios son victorias de los terroristas. Pero "al oponerme a la liberación masiva de terroristas por [la vida de] Guilad, sentía que estaba traicionando a mi hijo", que sirvió en la misma unidad que Guilad y que podría haber corrido la misma suerte.

El intercambio, finalmente, se ha producido.

La victoria de Hamás refleja la crisis árabe. El mundo árabe tiene un desafío por delante: pasar de una cultura que santifica el honor a una que santifique la dignidad. El honor tiene que ver con el orgullo; la dignidad, con el valor del ser humano. Hamás puede que haya conservado su honor, pero Israel ha afirmado la dignidad de la vida humana.

(Aquí en España, Sostres escribía: "Mientras la barbarie islamista usa a sus mujeres y a sus mártires de escudos humanos y de mártires, el ejército de Israel protege la vida de cada uno de sus hijos, mujeres y soldados; y la protege hasta el final, hasta las últimas consecuencias, yéndoles a buscar allí donde se encuentren". Mucho más discutible es el título de ese post: "Uno contra mil". Porque ese mil es un número matrioshka: encierra en su interior la vida de los israelíes asesinados por los liberados, y si éstos vuelven a matar será a su vez encerrado por otro superior, conformado por las nuevas vidas segadas).

El intercambio, finalmente, se ha producido.

Pese a todas las ansiedades que me genera el acuerdo, no siento ambivalencia en este momento, sólo gratitud y alivio. Gratitud por vivir en un país cuyos duros líderes no pueden resistir la presión emocional de los padres de un soldado. Y alivio porque ya no tengo que seguir eligiendo entre el bienestar de mi país y el de mi hijo.

***

Los detractores del acuerdo también se han expresado con brillantez y contundencia. Stewart Weiss asume que, en la historia judía, la alegría y la pena están machihembradas (por eso el Día de los Caídos se celebra siempre la víspera del Día de la Independencia, en las bodas se rompe un vaso de cristal, en la Pascua se comen hierbas amargas...), y conoce las razones-lenitivo, las explicaciones que remiten a las tradiciones judías, pero las rechaza, porque "los clichés no salvan vidas, y los aforismos no refuerzan la seguridad".

Hay un límite para la misericordia; el Talmud sabiamente nos enseña que la misericordia errada es, en realidad, abyecta crueldad.

Cuando liberamos a monstruos sanguinarios que han acribillado a bebitos en sus cunas, o volado restaurantes como el Sbarro o cafés como el Moment cuando estaban llenos de gente, mostramos crueldad hacia las víctimas tanto de esos actos como de la siguiente matanza que seguro se va a perpetrar.

Si los terroristas ríen, nosotros debemos llorar, clama Weiss, director del Jewish Outreach Center de Raanana y cuyo hijo murió hace nueve años combatiendo en Nablús a Hamás.

Durante la shiva [semana de duelo], el comandante en jefe de Ari, teniente general (en la reserva) Moshé Yaalón –uno de los tres miembros del Gobierno que se han mantenido firmes y votado contra el "intercambio" de prisioneros–, nos prometió que las IDF harían todo lo posible por llevar a los asesinos de nuestro hijo ante la justicia. Afortunadamente, dos de los tres miembros de la célula terrorista fueron localizados y eliminados; el tercero fue finalmente puesto a disposición judicial hace tres años y condenado a 27 de prisión. ¿Por qué razón, Dios no lo quiera, habría de ser puesto en libertad, después de destrozar a nuestra familia?

Weiss lanza como un reto más preguntas; incluida la fundamental, de la que se desprenden tantas: y ahora qué.

¿Haremos saber de una vez que nunca más cederemos a las demandas de los terroristas? ¿Fijaremos cadenas perpetuas sin posibilidad de revisión, con independencia de las circunstancias? ¿Tomaremos en consideración la aplicación de la pena de muerte para los crímenes más odiosos? ¿Dejaremos de mimar a los terroristas y les despojaremos de los privilegios que ellos niegan a nuestros presos? Y, sobre todo, ¿reconoceremos que estamos en guerra, que nos enfrentamos a un enemigo cruel, bárbaro y muy motivado, dispuesto a hacer lo que sea para erradicarnos de la faz de la Tierra?

También en el Jerusalem Post apareció la durísima denuncia de Caroline B. Glick. También ella niega que la tradición sancione componendas como la que ha devuelto la libertad a Guilad y provocado el frenesí entre la contenta barbarie. No, señor primer ministro: no todo vale para lograr la pidyon shevuim, la redención de los cautivos; los sabios lo dejan meridianamente claro: el rescate no puede llevar aparejado el asesinato de otros judíos.

El acuerdo –como sus predecesores– no está en línea con la tradición judía. De hecho, es contrario a la tradición judía. Incluso en nuestras más oscuras e impotentes horas del gueto y el exilio, nuestros líderes no se avinieron a pagar por una vida el precio de otra vida. El judaísmo ha rechazado siempre los sacrificios humanos.

Luego de ensalzar el sacrificio –no hay contradicción: éste es voluntario– de la familia Netanyahu "en la lucha por la libertad judía", Glick arremete contra el premier, al que sin duda tiene por irresponsable pero del que no sabe si ha actuado así por debilidad o por un oportunismo tan estúpido como temerario.

Con la junta militar egipcia masacrando abiertamente a los cristianos y los Hermanos Musulmanes convirtiéndose rápidamente en la fuerza política dominante, Egipto está en trance de ser un hogar mucho más confortable [que Siria] para Hamás.

En los últimos meses, los líderes de Hamás en Damasco afrontan un dilema. Si permanecen en Siria, pierden credibilidad [y es que, en este tiempo, Bachar Asad ha asesinado palestinos a mansalva]. Si parten, quedan expuestos ante Israel.

De acuerdo con Channel 2, a cambio de Shalit, aparte de la liberación de un millar de asesinos, Netanyahu habría acordado vía libre para que los jefes de Hamás huyan hacia Egipto. Lo cual haría del acuerdo algo aún peor de lo que parece.

Glick tiene encendidas todas las alertas al ver cómo ha gestionado la crisis Netanyahu, que no sólo no ha aprovechado la situación para decapitar a Hamás, sino que ha "garantizado" el recrudecimiento de la "guerra terrorista" que dicha organización libra contra los civiles israelíes. Atrás quedaron los días, escribe furiosa la periodista –que también carga contra los medios por su "campaña de cinco años para forzar a los líderes israelíes a capitular ante Hamás"–, en que el primer ministro afirmaba que la renuncia a la liberación de terroristas era "una de las más importantes medidas" en la lucha contra el terrorismo. Lo afirmaba en un libro titulado, precisamente, Combatir el terrorismo, y que vio la luz en 1995, cuando su autor no presidía el Gobierno israelí, sino que se encontraba en la oposición. El párrafo que sigue está tomado de la misma obra:

La liberación de prisioneros no hace sino envalentonar a los terroristas, al darles la sensación de que, si son atrapados, su condena será breve. Peor aún: al hacer pensar a los jefes terroristas que sus demandas serán atendidas, alienta, precisamente, el chantaje terrorista que se supone pretende combatirse.

Israel necesita un líder así, sentencia Glick; pero, "en vista de su (...) rendición abyecta ante el terrorismo", parece que ese Netanyahu ni está ni se le espera; en su lugar estaría este otro que habría firmado "un pacto con sangre judía".

***

No es fácil escribir esta nota, que paso antes de publicar a varios amigos. "Sí, es un tema difícil", me responde uno de ellos, israelí. "Terrible. La lista de liberados es un bestiario".

Mi amigo israelí, como Klein Halevi tiene hijos y como Klein Halevi se opuso a un intercambio como el que va a llevarse a cabo; pero él se sigue mostrando contrario "(por ahora)". Porque "no hay ninguna medida seria que eleve el precio que paguen los terroristas en el futuro si secuestran a un soldado o ciudadano israelí".

–Estaba pensando poner un párrafo más, sobre el Estado de Derecho, que es una de las cosas que elevan a Israel por encima de sus enemigos. Si lo quebranta, por muy buenas que sean las intenciones, se debilita y rebaja. Un abrazo fuerte.

–Estoy de acuerdo, es importantísimo. Sobre este punto es interesante analizar la liberación de los terroristas que son ciudadanos israelíes, es increíble!!! Mientras que hay israelíes (judíos) por los que ni Hamás ni ningún otro grupo terrorista han pedido, que asesinaron a un palestino aquí y a otro allá, y que están condenados a decenas de años, los israelíes (árabes) con auspicio de Hamás, luego de matar a decenas de personas van a salir como si nada. ¿Es que el gobierno no está preocupado por las repercusiones que tenga el hecho de que Hamás tenga éxito en mediar y liberar ciudadanos israelíes? Y si es así, ¿no pudo negarse a esta demanda? ¿Y la soberanía y el Estado de Derecho?

No es fácil. Muy difícil. Terrible.

***

Hamás: es una "victoria histórica". "Hezbolá saluda el acuerdo sobre los prisioneros [sic] como una victoria de la 'resistencia'". Hamás: "No será el último soldado que secuestremos".

MARIO NOYA, jefe de Suplementos de LIBERTAD DIGITAL.

¡¡¡ LIBRE !!!


Gilad , ya en libertad , saluda al primer ministro Netanyahu

Israel ha contenido la respiración al ver por primera vez la imagen emitida por Egipto del soldado israelí, Guilad Shalit, con un gorro y muy delgado. Shalit ya se encuentra en Israel, tras cinco años de cautiverio en manos de Hamas.

El soldado israelí se ha reunido con su familia, mientras que unos 477 de un total de 1.027 presos palestinos recuperaron su libertad en la operación de canje, y se encuentran ya en Cisjordania y Gaza.

Según diversas fuentes, "Shalit se encuentra en un estado débil. En el helicóptero casi se desmaya". De ahí, que esté siendo objeto de más revisiones médicas en la base aérea Tel Nof. No se descarta que no viaje en helicóptero a Mitzpe Hila sino en coche e incluso que sea ingresado en un hospital antes de regresar a su casa.

El portavoz del Ejército Yoav Mordejai ha confirmado dichas revisiones y ha pedido a la población que "ayude a Shalit a recuperarse respetando la intimidad y voluntad de la familia".

La televisión egipcia ha emitido una entrevista realizada con Shalit. Con la voz entrecortada y ante una lluvia de preguntas, ha dicho: "No me siento bien. No he visto a ninguna persona. Pensaba que podía estar en esta situación muchos años más". Y ha añadido: 'Espero que este canje pueda servir para conseguir la paz entre israelíes y palestinos y reforzar la cooperación".

"Añoro mucho a mi familia y sobre todo a ver a personas. Hablar con personas”, ha manifestado cuando le han preguntado que qué hará cuando recupere la libertad.

En los medios israelíes han mostrado su "indignación" ante la entrevista en directo de la televisión egipcia que, en algunos momentos, se ha convertido en un interrogatorio.

'Su pesadilla ha acabado'

En la base de Tel Nof, donde la familia del soldado aguardó su llegada, han estallado la alegría y las lágrimas de emoción al ver por primera vez las imágenes del soldado en libertad. "Guilad sonríe al entender ya de forma definida que su pesadilla ha acabado", aseguró llorando a ELMUNDO.es una joven cerca de su casa en Mitzpe Hila, localidad natal del soldado.

El soldado, durante la entrevista.

El soldado, durante la entrevista.

En las imágenes, se puede apreciar a Shalit vestido con unos pantalones vaqueros, una camisa gris y una gorra y visiblemente desmejorado. Detrás de Shalit se ve a un individuo con barba. No es un cualquiera. Se trata del 'hombre fuerte' de Hamas, el poderoso jefe del brazo armado de Hamas, Ahmed Jabari. El responsable del ataque a la base israelí de Keren Shalon en el 2006 y el principal artifice que Shalit estuviera lejos de las antenas israelíes durante más de cinco años.

Shalit, que fue capturado en 2006 por tres milicias de Hamás, ha sido entregado esta mañana por las autoridades egipcias a las israelíes, a cambio de 1.027 presos palestinos. El canje se produjo después de que Israel confirmase oficialmente que Guilad Shalit "había sido identificado con seguridad".

El líder de Hamas y primer ministro en Gaza, Ismail Haniya, ha presidido la ceremonia de bienvenida a los presos en el paso de Rafaj, entre Egipto y Gaza.

Fiesta triunfal en Gaza

El canje de presos se está viviendo con una fiesta triunfal en la Franja de Gaza controlada por el grupo islamista Hamas, con ceremonia sin mucha alegría en la Cisjordania de Al Fatah y con emoción orgullosa combinada con mucho dolor y temor en Israel. Son los sentimientos de palestinos e israelíes de un canje que ha traído al soldado Guilad Shalit a su casa de Mitzpe Hilá después de 1491 días cautivo en manos de Hamas y la puesta en libertad de 477 presos, en su gran mayoría de este movimiento. El llamado "Canje Shalit" pasará a la historia como 1 frente a 1027.

El canje de presos se está viviendo con una fiesta triunfal en la Franja de Gaza controlada por Hamas

El pistoletazo del complejo dispositivo se dio a última hora de la noche de ayer con la desestimación del Tribunal Supremo israelí de los cuatro recursos de la asociación de víctimas del terrorismo (Almagor) contra el canje al poner en libertad a 280 palestinos con cadenas perpetuas por sangrientos atentados.

Esta madrugada, autobuses de la Cruz Roja Internacional, escoltados por centenares de agentes israelíes y egipcios, han recogido a los presos que estaban congregados desde el domingo en dos cárceles, una al norte de Tel Aviv y la otra al sur del país muy cerca de la frontera egipcia de Kerem Shalom.

Al mismo tiempo, el brazo armado de Hamas y los órganos de seguridad del régimen islamista en Gaza han formado un cordón de seguridad en las principales vías por donde ya han sido trasladados el soldado Shalit y los representantes egipcios y de la Cruz Roja Internacional, a la frontera de Gaza con Egipto.

Hamas ha entregado al que ha sido su principal seguro de vida desde que el 25 de junio del 2006 atacara una base israelí matando a dos militares y haciendo que Shalit fuera tragado por la tierra de Gaza.

La libertad de los 477 presos que exigió durante las arduas negociaciones y los otros 730 en un plazo de dos meses es una victoria de Hamas que necesitaba en un momento de gran debilidad interna (por la popularidad del raís Abu Mazen tras su iniciativa en la ONU) y externa (debilidad del patrón, el presidente sirio, Bashar Asad)

Tras reencontrarse en la base de Tel Nof, la familia viaja a Mitzpe Hila adonde le espera una casa, centenares de periodistas y todo un pueblo que le considera un hijo más.

Fuente:elmundo.es

lunes, 17 de octubre de 2011

Ciudadano Shalit - GABRIEL ALBIAC

NACIDO en 1947, mediante unificación de los diversos grupos de autodefensa civil que precedieron a la independencia, el Tsahal (Ejército de Defensa de Israel) es una fuerza militar tan poco común como la nación cuya defensa asume. Todo lo determina un postulado crucial: una sola derrota frente al enemigo arrastraría la aniquilación de Israel y el exterminio de sus ciudadanos. Al cual se añade un segundo: la victoria —el «desarme del enemigo» que teorizara Clausewitz— no es hipótesis verosímil en esta guerra, dada la desproporción territorial y demográfica entre los contendientes. Tener que ganar cada una de las batallas que se libren —o bien perecer en ella—, sin esperanza de que eso desencadene el fin del enemigo, sella la paradoja de un ejército que, desde las primeras organizaciones guerrilleras de los años veinte hasta hoy, no ha sido otra cosa que el pueblo de Israel en armas. La extremada profesionalidad de quienes ejercen su maquinaria bélica lo es, ante todo, como garantía de que ninguno de los que hacen que esa máquina funcione pierda un solo privilegio de su condición humana: ni en lo jurídico, ni en lo político, ni en lo moral.
Nadie va entender nada del sacrificio terrible que hará el Estado de Israel para salvar a uno solo de sus soldados secuestrado, si no se acerca al núcleo conceptual de esa paradoja de la cual Israel y Tsahal son nombres. Defender la vida de cada ciudadano es —para un Israel cuyo recuerdo de la Shoà nazi determina todo presente— un mandato sagrado. Al cual se corresponde la paralela inviolabilidad moral del enemigo. No existe ejército en el mundo con un código de conducta tan estricto, y con tanto escrúpulo aplicado, como el de esa «pureza de las armas» que su manifiesto ético formula: «Los soldados de Tsahal no recurrirán a sus armas ni a la fuerza más que en el marco de sus misiones, y sólo en caso de necesidad, y conservarán una actitud humana aun durante el combate. Los soldados de Tsahal no recurrirán a sus armas ni a la fuerza para conminar a seres humanos que no sean combatientes o prisioneros de guerra, y harán todo para evitar que puedan ser puestos en riesgo sus vidas, sus cuerpos, su dignidad y sus bienes».
Gilad Shalit ha sido, a lo largo de estos cinco años de secuestro, la piedra de toque de un ejército que tiene como norma primera no abandonar jamás a un compañero en el campo de batalla: ni herido, ni muerto, ni prisionero. No por honor militar. No, fundamentalmente. Todo militar de carrera sabe hasta qué punto los cálculos estratégicos tienen —y es lo más duro del oficio— que estar hechos del sacrificio de hombres para salvar hombres: Omaha Beach, en junio de 1944, es el apocalíptico monumento a esa trágica grandeza. No, Shalit no es más soldado que cualquier otro adulto israelí. Hombre o mujer, indistintamente. Por eso no es sacrificable como pieza de ajedrez en el tablero de la guerra. Cada judío de Israel se sabe parte de un Estado y un Ejército que libran sobre la vida de cada uno de sus ciudadanos la batalla última. ¿Quién, de no ser así, soportaría vivir en el perpetuo acoso de una guerra en la cual basta una derrota para ser aniquilado, y en la cual no hay victoria que se pueda soñar definitiva?
Fuente:abc.es