Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

martes, 3 de marzo de 2015

Netanyahu: 'La batalla entre Irán y el IS no debe convertir a Teherán en un amigo de Estados Unidos'


Netanyahu, durante su intervención en el Congreso de EEUU.
Netanyahu, durante su intervención en el Congreso de EEUU. REUTERS

  • "La mayor amenaza mundial es una boda del islam con las armas nucleares", dice



"Os garantizo una cosa: aquellos días en los que el pueblo judío permanecía pasivo cuando afrontaba el genocidio, aquellos días han pasado. No estamos más desperdigados entre las naciones, indefensos, incapaces de defendernos. Por primera vez en 100 generaciones, nosotros, el pueblo judío, somos capaces de defendernos".
Con frases como ésas, Benjamin Netanyahu ha sido interrumpido 43 veces por los aplausos del Congreso de Estados Unidos. A ojo, es una vez por minuto. Aunque no todos aplaudieron siempre. Cuando Netanyahu se deshizo en elogios al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sólo los demócratas se levantaron y aplaudieron.
Aunque tampoco estaban todos los demócratas. Unos 20 no asistieron. Entre ellos, el presidente del Senado y vicepresidente de EEUU, Joe Biden. Netanyahu ha sido invitado por los republicanos, a falta de dos semanas para las elecciones generales en Israel, para atacarla negociación que el secretario de estado, John Kerry, está llevando a cabo hoy mismo en la ciudad suiza de Montreux, con la República Islámica de Irán para que ese país renuncie a la parte militar de su programa nuclear.

Sin consenso en política exterior

Hace mucho que han pasado los tiempos en los que se aplicaba la frase "la política doméstica acaba donde terminan las aguas territoriales". O sea, que en política exterior siempre debe haber consenso. Lo mismo pasa con la política nuclear: se puede entretejer muy bien con la política interna. Es algo que los países con armas atómicas saben muy bien. Países como Estados Unidos, y como Israel. Y, tal vez, como Irán, en el futuro.
Y contra un Irán nuclear arremetió Netanyahu en un discurso formidable que arrancó declarando que iba a estar dedicado "a la supervivencia de mi país, a la supervivencia de mi pueblo". El primer ministro israelí se remontó nada menos que al Deuteronomio, una sección del Antiguo Testamento que también forma parte del texto masorético -la versión hebrea de la Biblia- donde se relata el intento de exterminio de los judíos por el visir persa Haman. "Hoy, el pueblo judío afronta otro intento de aniquilación de otro potentado persa", dijo Netanyahu. El Haman actual es el Líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei.
Precisamentre, esta noche los judíos celebran la fiesta del Purim, en la que se conmemora el intento de genocidio de Haman. Un intento de genocidio del que no hay base histórica. Y que, en cualquier caso, acabó mal para los persas, ya que los judíos mataron a 75.000 de ellos, incluyendo a Haman y a sus hijos, según el texto canónico.
Según Netanyahu, el problema va más allá de Israel. Y, si no se abandonan todas las negociaciones nucleares con Irán y se le exige que abandone su programa nuclear y su programa de misiles balísticos como condición inexcusable para el levantamiento de las sanciones, el mundo correrá el peligro de una Tercera Guerra Mundial.
Así lo insinuó Netanyahu. "El régimen de Irán no es simplemente un problema judío, del mismo modo que la Alemania nazi no era simplemente un problema judío. Los seis millones de judíos asesinados por los nazis solo fueron una fracción de los 60 millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial. Así pues, Irán representa una grave amenaza, no solo para Israel, sino para la paz de todo el mundo".

Ataques a la negociación nuclear

"Debemos estar unidos para frenar la marcha iraní de conquista, represión y terror", dijo el mandatario, que se mostró en contra del acuerdo que actualmente negocia Teherán con los cinco países del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania.
Dicho acuerdo "no bloquea el camino de Irán hacia la bomba, allana el camino de Irán hacia la bomba", alertó. "Es un mal acuerdo. Un muy mal acuerdo. Estamos mejor sin él". Aun así, Netanyahu no cree que la única alternativa a una solución negociada sea una guerra. "La alternativa a un mal acuerdo es un acuerdo mucho mejor", alegó, sin dar detalles de como podría ser dicho acuerdo.
Estados Unidos, Reino Unido, China, Francia, Rusia y Alemania negocian con Irán para que frene su enriquecimiento de uranio y otras partes de su programa nuclear, a cambio de poner fin a las sanciones económicas sobre Teherán.
Para Netanyahu es un error confiar en el país de los ayatolás, pues considera que "el régimen iraní es tan radical como siempre; la batalla entre Irán y el Estado Islámico no debe convertir a Teherán en un amigo de Estados Unidos". "La mayor amenaza para nuestro mundo es una unión del islam con las armas nucleares", afirmó. El primer ministro aseguró que no puede dejar de insistir a los líderes mundiales para que no repitan los errores del pasado, dijo en referencia al Holocausto.

Respuesta de Obama

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no ofreció hoy "alternativas viables" a las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear en su polémico discurso ante el Congreso estadounidense.
En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, Obama dijo que no vio el discurso de Netanyahu, pero que leyó después la transcripción.
Por su parte, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, consideró el discurso del primer ministro israelí ante el pleno del Congreso estadounidense como un "insulto a la inteligencia de Estados Unidos" que le hizo estar "al borde de las lágrimas".
Pelosi, una de las legisladoras con más poder en el Legislativo estadounidense, subrayó los "lazos inquebrantables" que unen a los dos países más allá de los partidos que estén en sus gobiernos, por lo que, dijo, se sintió "muy entristecida por el insulto a la inteligencia de Estados Unidos" que ejerció el primer ministro israelí en su discurso al hablar sobre las negociaciones con Irán.
"He estado al borde de las lágrimas durante todo el discurso del primer ministro, entristecida por el insulto a la inteligencia de Estados Unidos como parte del Grupo 5+1, y entristecida por la condescendencia hacia el conocimiento de la amenaza planteada por Irán y nuestro compromiso para la prevención de la proliferación nuclear", insistió la legisladora.
Fuente:elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada