Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Israel dice adiós a Arik Einstein, el 'Frank Sinatra hebreo' - Sal Emergui para " El Mundo"



"Con su muerte nos quedamos sin un trozo importante de Israel. Mi único consuelo es que nos ha dejado un legado impresionante con muchas canciones grabadas en la memoria de todos", dice Shula, una veterana israelí, a pocos metros del féretro de Arik Einstein expuesto en la Plaza Rabin de Tel Aviv. Su nieta asiente con la cabeza.
El 'Frank Sinatra israelí' se ha ido sin avisar a los 74 años. El cantante más importante en la historia de Israel falleció anoche debido a un aneurisma de aorta en un hospital de Tel Aviv. Desde el anuncio de su muerte, los medios de comunicación israelíes se han volcado reproduciendo la enorme obra de Einstein y su simbolismo único para muchas generaciones.
Como Shula, decenas de miles de personas han despedido este miércoles a la leyenda de la música israelí. De hecho, se puede considerar el primer gran rockero hebreo que desde los años 60 ha escrito y cantado decenas de canciones que han entrado en el panteón de la cultura hebrea e israelí.
"Decir Arik Einstein es decir Israel. Tú cantaste 'Cuánto te quiero, tierra de Israel'. Arik, cuánto te queremos nosotros. Yo te quiero mucho, Arik. Todos crecimos con tus canciones, nos reímos con tus obras satíricas, nos emocionamos con tus películas. En una nación de grandes artistas no es fácil decirlo pero es cierto: fuiste el más grande de la bella tierra de Israel. Gracias, Arik Einstein", afirmó el primer ministro Benjamin Netanyahu durante el funeral. Hoy ha sido un fan más (con la diferencia de venir acompañado por guardaespaldas) en la Plaza Rabin, vestida de gala para despedir a un símbolo.
Símbolo de la cara laica, progresista y liberal de Israel y gurú de la bohemia de Tel Aviv, Einstein odiaba ser el centro de atención. De hecho, desde el 29 de agosto de 1981 se negó a actuar. "Un público de dos personas ya era demasiado para él", recuerdan hoy en su entorno. "Estoy bien en casa. No quiero molestar a nadie", solía decir el artista para justificar su obsesión por seguir la actualidad (política, mundial, cultural y deportiva) desde su modestísima residencia en la calle Hovevei Tsion de la capital.
De ahí que, como decían hoy sus familiares, no le hubiera gustado saber que su entierro ha sido digno de un estadista, retransmitido en directo por todos los medios y con la presencia de los principales dirigentes. Y miles de personas, entre ellas cantantes, actores (participó en películas de mucho éxito en los 60 y 70) o simples aficionados de su Hapoel Tel Aviv, el club de sus amores: el deporte era su otra gran pasión.
"Todos en Israel tiene un momento que yo llamo 'momento Arik Einstein'. Su voz y sus canciones nos han acompañado de generación en generación", le ha despedido emocionado el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai.
Miles de israelíes rodean el féretro del artista. Foto: Reuters
Canciones como 'Ani ve Ata, Neshane et a Olam' (Tú y yo cambiaremos el mundo), 'Uf Guzal' (Vuela polluelo) o 'Sa Leat' (Ve despacio) son sólo un botón de muestra de un cantante elegido en varias encuestas como el más amado en los 65 años de historia de Israel. Una distinción concedida también por el resto de artistas, ya que la mayoría creció con su música. Muchos le deben su carrera.
Tras la ceremonia popular-oficial, Einstein ha sido enterrado en el pequeño y centenario cementerio de Trumpeldor, en el centro de Tel Aviv. "Nosotros sabemos que sólo hiciste bien a las personas. No eras grande por ser cantante o actor sino por ser una buena persona. Un justo. No conocías la palabra 'maldad'. Todo el pueblo de Israel te ama", le dijo entre sollozos el rabino Uri Zohar. Hace varias décadas, y antes de entregarse al mundo de la Torá, Zohar fue su gran amigo y compañero en las películas sobre la sexual y atrevida Tel Aviv. El destino quiso que con los años se convirtiera en su consuegro por partida doble.
Otro de sus grandes amigos, el actor Moni Moshonov, recuerda que Einstein nunca quiso recibir premios por muy prestigiosos y rentables que fueran. Se alejaba de los focos y la fama. Su timidez era espectacular. "Una vez, cuando querían darle un premio, me enfadé porque él pasaba y le dije: 'Arik, es parte del tema, ¡debes ir a recibirlo!'. Y tras un silencio me contestó: 'Lo sé, pero me da vergüenza'".
Fuente:elmundo.es/Sal Emergui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada