Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

sábado, 27 de agosto de 2011

En un estado de derecho hay que cumplir la ley . Esto tendría que hacer España con la gente que está de forma ilegal.


La esposa de Nentayahu, Sara , con la niña . También en Israel hay políticos o allegados que intentan presionar a los jueces.

Hija de una ilegal

Ni Sara Netanyahu evita la expulsión de la pequeña Ofek

Ofek, de cuatro años, ya está en Filipinas. Contra su voluntad. Pese a que nació en Israel y sólo habla hebreo, el Tribunal del Distrito de Petach Tikva decidió su expulsión junto a su madre, Nancy Castileon, una trabajadora filipina ilegal en el país.

De esta forma, desestimaba un último recurso de la madre y diversas ONGs israelíes. Ni la mismísima primera dama de Israel lo ha evitado. La esposa del primer ministro, Sara Netanyahu, intervino activamente al reunirse con la niña y enviar de forma inusual una carta personal al ministro de Interior, Eli Ishai que lleva a cabo una lucha sin cuartel contra los trabajadores ilegales.

"La expulsión de Ofek y su madre me entristece mucho. Se trata de una niña maravillosa que nació y se integró en la sociedad israelí. Espero que su adaptación a su país de origen sea fácil aunque para la niña se trate de un país extranjero", reaccionó Netanyahu, de profesión psicóloga infantil, que se reunió con Ofek la semana pasada. Según ella, "la situación puede provocarle un trauma para toda la vida".

'Una decisión lamentable'

Esta vez no se repitió el milagro del pasado martes cuando las dos fueron bajadas del avión antes de despegar a Hong Kong gracias a una orden judicial conseguida por la asociación "Niños israelíes". Noa Galili -portavoz de esta ONG que consiguió la congelación temporal de la expulsión- afirma que "Ofek nunca estuvo en Filipinas, no sabe el idioma local ya que es israelí. Hace años, su madre llegó de forma legal a Israel. Es una decisión lamentable que me avergüenza".

En su sentencia, el Tribunal critica a las autoridades por "un proceso acelerado inadecuado contra las dos personas" pero añade que "no cambia la situación básica de que están en Israel de forma ilegal".

El ministerio de Interior asegura que se limita a cumplir la ley y las decisiones del Gobierno destinadas a afrontar la creciente inmigración ilegal. "El Tribunal ha confirmado la posición del Estado sobre la ilegalidad de la madre y su hija en Israel y el hecho de que deben regresar a su país. Los recursos de determinadas organizaciones han provocado más problemas y un sufrimiento innecesario", afirman en el ministerio, criticado por los medios de comunicación básicamente porque para Ofek su país, el único que conoce y se identifica es Israel.

Otros casos

Hace unos meses, el Gobierno aplazó la expulsión de emigrantes ilegales y sus hijos. Asimismo, garantizó la permanencia a los infantes a partir de cinco años (inicio edad escolar obligatoria). Un criterio que no es vigente en este caso ya que Ofek lleva un año en la guardería. Muchos de los niños integrados en el sistema educativo israelí estudian en el colegio Bialik-Rogozin en el sur de Tel Aviv.

Sus historias fueron llevada al cine en una obra ('Strange no more') que ganó el último Óscar en la categoría de documental corto.

La Asociación en Defensa de los Derechos Civiles de Israel ha lamentado que "es la primera vez que una niña nacida y educada en Israel es expulsada". Asimismo, recuerdan que si bien la madre se encuentra en situación ilegal, Ofek Castileon era una israelí en toda la regla como de su padre Chris al que tuvo que decir adiós el jueves.

Chris, que seguirá trabajando en Israel, no pudo contener las lágrimas al despedirse de su hija y esposa: "Vivirán con mi familia en Filipinas y cada mes les enviaré dinero. Lo hemos intentado todo con nuestros buenos y numerosos amigos israelíes pero no ha sido posible. Es muy triste".

Fuente:elmundo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada