Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

lunes, 3 de mayo de 2010

Israel se reencuentra con su pasado más remoto en la Ciudad de David


Oren Satil , arqueólogo



Aunque pueda sorprendernos, la Ciudad Vieja de Jerusalén no es tan vieja o, al menos, no es su parte más antigua: el área donde el rey David creó su capital está fuera de las murallas y, desde hace ya más de 130 años, es uno de los más importantes yacimientos arqueológicos de Israel.

Desde mediados de los años 80 la Fundación Ir David es la entidad responsable del desarrollo de estas excavaciones, se trata de una institución completamente privada y que se financia de forma independiente gracias a personas, instituciones y comunidades judías de todo el mundo.

Para conocer un poco más de su Fundación y, sobre todo, de la propia Ciudad de David hemos hablado con Oren Satil, arqueólogo y guía turístico en los propios yacimientos, que nos ha contado algunos interesantes detalles de ese lugar en el que "comenzó la ciudad de Jerusalén hace más 3.800 años".

En aquella primitiva capital "había unas murallas muy distintas de las actuales y una gran fortaleza sobre el manantial de Guihón, que puede ser considerado el inicio de la ciudad". Aún hay más tesoros: "En una de las zonas, en la parte alta y cerca del Templo, estaría lo que creemos que es el antiguo Palacio del Rey David", muy cerca del lugar en el que "años después, el hijo de David, Salomón, construyó el Primer Templo sobre la Montaña del Templo, que entonces se llamaba Monte Moriá".

Los nombres bíblicos se agolpan para hablar de lo que hoy es, aparentemente, un barrio judío más de Jerusalén (aunque la zona fue conquistada por Israel en la guerra del 67 tras haberla perdido en la del 48), por lo que las excavaciones se desarrollan solamente en terrenos de la municipalidad, "en las propiedades privadas no podemos hacer nada", esto significa que, según nos dice Oren "sólo un poco más de 20 % de la ciudad ha sido excavada hasta ahora".

Y eso a pesar de que el trabajo arqueológico se remonta a 1887, cuando "un ingeniero del ejército inglés, Charles Warren, empezó a excavar en el manantial Guihón y encontró un túnel que, por el subsuelo de la ciudad, llevaba el agua hasta el estanque de Siloé", en la otra parte de lo que entonces era Jerusalén.

Importantes hallazgos

Aunque, "casi todo lo que se encuentra son trozos de cerámica", también se han hecho grandes hallazgos en la Ciudad de David. La propia cerámica es más importante de lo que podría pensarse, "porque por su decoración y tamaño permite saber de cuándo es y también nos da información sobre la gente que vivía allí".

También se han encontrado algunos metales como "puntas del flecha de la primera destrucción de Jerusalén por los babilonios" un suceso de hace unos 2.700 años y del que la Ciudad de David ha ofrecido una buena cantidad de restos y datos.

Tal y como en la Biblia

Sin embargo, uno de los hallazgos más llamativos en la Ciudad de David han sido unos pequeños y aparentemente poco espectaculares sellos "que se utilizaban para certificar la personalidad, por ejemplo, en documentos de compra – venta de viviendas", nos dice Oren.

Los documentos que los acompañaban se han perdido, por supuesto, pero "ya hemos encontrado unos 60 sellos grabados con nombres en hebreo y tres de ellos se corresponden con personajes que conocemos o de los que hay referencias en la Biblia". Uno de ellos, por ejemplo, "es de la época del profeta Jeremías, y fue uno de los ministros que, cuando éste profetizó la destrucción de la ciudad, quiso librarse de él y lo tiraron en un pozo para matarlo". Se trata de "Iucal, hijo de Selemías" y que aparece en el Libro de Jeremías 37:3.

"Este sello fue un gran hallazgo", nos cuenta Oren visiblemente emocionado: "Es hermoso encontrar entre la ceniza de la destrucción los nombres de personas que vivieron y trabajaron en la ciudad hace miles de años".

También se encontró "una gran inscripción en la que se cuenta como Ezequías construyó un túnel para recoger toda el agua de Jerusalén". Un hecho que la Biblia menciona en el Libro de Isaías.

Décadas de trabajo

Aunque los primeros trabajos en la Ciudad de David se remontan a finales del S XIX, la recuperación casi definitiva del emplazamiento arqueológico empezó cuando la zona se declaró parte de un espacio protegido por su cercanía con las murallas de la Ciudad Vieja, así "se pudo empezar a excavar en todas las áreas pertenecientes a la municipalidad o a la Fundación de Tierras Judías".

Una labor en la que ha trabajado muy duro la Fundación Ir David, que financia todos los trabajos, aunque las excavaciones en sí las desarrollan "arqueólogos de las universidades de Israel, la Hebrea, de la de Haifa"... Actualmente hay "unas 60 personas" trabajando en la excavación.

El problema es que el área, al estar muy cerca de la Ciudad Vieja y prácticamente al lado del Muro de las Lamentaciones resulta extremadamente cara, por lo que no se puede trabajar más que en unos pocos espacios, como los lugares en los que se quieran levantar nuevas construcciones. Este fue el caso de "una zona cercana al manantial de Guihón" en la que se ha encontrado "la gran fortaleza que protegía la fuente de agua" y en la que "llevamos 15 años de excavación ininterrumpida".

Quizá lo más curioso es el caso de la propia oficina de la Fundación Ir David, que "estaba sobre el terreno de un gran edificio (40 metros de este a oeste) que se empezó a excavar hace 10 años y que pensamos que pueden ser los propios cimientos del palacio del propio Rey David".

Así era Jerusalén

Las excavaciones están ofreciendo un montón de información sobre la Jerusalén de hace 3.000 años, aunque paradójicamente es difícil establecer datos básicos como cuánta gente vivía en ella: "Algunos arqueólogos establecen el máximo en unas 1.500 personas, otros elevan la cifra has cinco o seis mil".

Hay más, por ejemplo "fuera de la ciudad en la zona cercana al manantial había un vertedero en el que la ciudad dejaba sus restos y se han encontrado decenas de miles de raspas de pescado, lo que nos lleva a pensar en un activo comercio diario" con una costa que estaba a un día de camino.

En definitiva, en la Ciudad de David se puede ver "qué comieron, qué tenían en casa, si eran ricos o no..." los jerosolimitanos de hace más de 3.000 años.

Sin controversias

Cualquier actuación en una ciudad en la que "se juntan la historia, la arqueología, la religión y la política" puede ser foco de polémicas, pero según nos dice Oren "en Ir David la sociedad israelí está de acuerdo: cada año lo visitan 500.000 personas, lo que lo hace uno de los lugares turísticos más importantes de Israel" y, por si esto no fuese suficiente, "aquellos que lo visitan suelen calificarlo como lo más importante de la ciudad de Jerusalén".

Incluso en el convulso panorama de los partidos israelíes hay acuerdo: "También los políticos, ya sean de izquierda o de derecha, vienen a visitar Ir David, nos cuenta Oren. "Los propios gobiernos, de uno u otro signo, apoyan el proyecto y los primeros ministros vienen a conocerlo y a ver qué cosas nuevas se están encontrando".

Un significado profundo

Para nuestro interlocutor, más allá de su importancia histórica, la Ciudad de David tiene un significado muy profundo: "Es donde estaba la primera capital del pueblo judío como un pueblo unido, con las 12 tribus en un único estado".

Una anécdota nos puede decir mucho de este significado: entre las más de 10.000 monedas encontradas hay muchas de la época del Segundo Templo y en una del año 78 AC la inscripción en una de sus caras pone Para la libertad de Sión. Oren vuelve a emocionarse para decirnos que "encontrar eso de un judío de hace 2.000 años, cuando tenemos esa independencia que ellos soñaban... En su época era un centavo y hoy es muy valiosa y muy importante para entender la conexión de los judíos con Jerusalén".

Y es que "desde hace 3.000 años para los judíos, y también los cristianos – apunta Oren -, Jerusalén es su corazón, no importa donde estemos, rezamos, pensamos y hablamos de Jerusalén, tanto en el exilio como cuando estamos aquí". Y la Ciudad de David "es el centro de ese corazón: cuando llegas al Muro de las Lamentaciones en dos minutos estás allí, en Ir David, en el nacimiento de la ciudad".

Fuente:libertaddigital.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada