Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

domingo, 12 de enero de 2014

Un hombre valiente en la guerra y en la paz - Isaac Querub



Israel dice adiós a un estratega valiente y a un político generoso. Después de ocho años postrado en una cama, velado por la familia, la luz de Ariel Sharon se ha apagado. Permanece su trayectoria militar y política. Nacido en Israel hace 86 años, con sólo 17 comenzó su carrera militar donde cosechó admiraciones y fuertes críticas. Su mente clara y ordenada le permitió protagonizar operaciones exitosas para su país como la que tuvo lugar en octubre de 1973, cuando atravesó el canal de Suez y rodeó al ejército egipcio con una audaz maniobra.
Su nombre también se relaciona con las muertes en los campos de refugiados de Sabra y Shatila, durante la operación militar israelí del Líbano en 1982. Tuvo que dimitir como ministro de Defensa a pesar de que la responsable de las muertes fue la milicia cristiana de la Falange Libanesa, que actuó en respuesta a la masacre de Damour a manos de milicianos de la OLP en 1976. Una investigación israelí consideró que Sharon no previno la operación en los campos de refugiados palestinos. Siendo líder de la oposición israelí, en el año 2000 una visita suya a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén desencadenó el estallido de la Segunda Intifada palestina. Fueron unos años de constantes atentados terroristas y mucho dolor. Su carácter fuerte y seguro y su objetivo de defender a su país por encima de todo ganaron la confianza de los israelíes, que le eligieron primer ministro entre 2001 hasta 2006. Y precisamente en este periodo tomó otra decisión polémica, dura y muy difícil para Israel: la desconexión de Gaza en 2005. Le costó críticas y una fuerte oposición, pero tenía claro que para mantener un Israel unido y judío había que abandonar parte de los territorios conquistados en la guerra del 67. Nadie hasta entonces se había atrevido a tocar la política de la colonización para desmantelar asentamientos.
Fundó su propio partido, Kadima, mientras proyectaba otras retiradas de Cisjordania. Su gran proyecto era fijar las fronteras de Israel. Dicen que su plan habría podido cambiar el rumbo del conflicto israelí-palestino si el destino le hubiera dado tiempo. Pero una hemorragia cerebral le dejó postrado en la cama de su residencia del desierto del Neguev. Un final lento y reposado para un hombre de acción y fuertes convicciones. Un hombre que evolucionó durante su vida y que fue valiente en la guerra y en la paz. Dos conceptos que parecen antagónicos pero, como dice una expresión israelí, «los hombres de guerra son los que pueden hacer la paz».
Isaac Querub
*Presidente de la Federación de las
Comunidades Judías de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada