Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

miércoles, 13 de octubre de 2010

O están locos o tienen el Síndrome de Estocolmo . ¿ No se le escapará a Israel un "pepino" cuando este tipo se acerque a la frontera ?


Lo grave de esto , es que viene a visitar a sus tropas en el sur del Líbano. El tipo se chulea porque sabe que lo de la bomba nuclear le está saliendo bien . Cual será el potencial que Hezbolá tiene en el sur de Líbano , para pasearse por la frontera , sabiendo que Israel no se atreverá a eliminarlo.
Grave , muy grave.

Miles de libaneses reciben a Ahmadineyad en las calles de Beirut

Miles de libaneses han salido esta mañana a la calle en Beirut para recibir a Mahmud Ahmadineyad. El presidente iraní inicia hoy una visita de dos días a Líbano que ha despertado recelos en países como Israel o Estados Unidos, que aspiran al aislamiento de Irán, un país de cuyas intenciones nucleares desconfían. En Líbano, también se han escuchado críticas procedentes del bloque prooccidental que participa del Gobierno de unidad y que temen que su país "se convierta en una base iraní en el Mediterráneo". La visita servirá sobre todo para resaltar la estrecha alianza política y militar de Irán con Hezbolá, el todopoderoso partido-milicia chií libanés que también forma parte del Ejecutivo. Ahmadineyad ha abogado por un Líbano unido frente a Israel y ha recordado que ambos países "comparten los mismos intereses y enemigos".
Ahmadineyad ha aterrizado a primera hora de la mañana en Beirut, donde una multitud le esperaba apostada en la carretera del aeropuerto para darle la bienvenida. Banderas iraníes y libanesas y carteles del político iraní flanqueaban la ruta que le ha llevado hasta el palacio presidencial donde se ha reunido con el jefe del Estado, Michel Suleiman. El mandatario iraní ha dicho que Líbano, con su actitud, "ha cambiado los planes enemigos en la región" y que "tiene derecho a recuperar sus territorios aún ocupados [por Israel] por todos los medios legales a su alcance". Suleiman ha reconocido el derecho de Irán a poseer energía nuclear con fines pacíficos.

Después del encuentro, ambos comparecieron en conferencia de prensa, en la que expresaron su apoyo mutuo y hablaron del apoyo financiero iraní a Líbano, que durante este viaje se plasmará en acuerdos en el campo de la energía, la agricultura y la educación entre otros. El plato fuerte del programa de hoy está previsto sin embargo para la media tarde, cuando Ahmanideyad se trasladará a uno de los barrios chiíes del sur de Beirut, bastión de Hezbolá. Allí pronunciará un discurso en el que se especula que podría hacer acto de presencia el carismático Hassan Nasrallah, secretario general de Hezbolá. Tras la invasión israelí de Líbano en 2006, Nasrallah evita aparecer en público y acostumbra a dirigirse a sus seguidores a través de videoconferencia. De producirse hoy finalmente la aparición, constituiría toda una excepción.

Mañana, Ahmadineyad se desplazará hasta el sur de Líbano, donde visitará algunos de los pueblos destruidos por la aviación israelí hace cuatro años y parcialmente reconstruidos con fondos iraníes. Cuánto se acercará Ahmadineyad a la tensa línea fronteriza que separa Israel de Líbano y qué hará en la zona será objeto de seguimiento con lupa por parte del país vecino. "Observamos con mucha atención esta visita que para nosotros supone una provocación y que corre el riesgo de traer mayor inestabilidad a la región", indica un portavoz del ministerio de Exteriores israelí. Hace semanas, la supuesta poda de un árbol en la frontera por parte del Ejército israelí desató un enfrentamiento armado entre las fuerzas armadas libanesas e israelíes y puso de manifiesto lo delicado de la situación en esa zona. No faltan sin embargo analistas que insisten en que ni Israel ni Líbano tienen interés en que se produzca un nuevo enfrentamiento a gran escala, cuyas consecuencias calculan devastadoras a la vista del rearme de Hezbolá en los últimos años gracias al apoyo del aliado iraní.

Fuente:elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada