Casa de Israel - בית ישראל


Desde " Casa de Israel " trabajamos para hacer frente al antisemitismo , la judeofobia y la negación o banalización de La Shoá ( Holocausto) .
No olvidamos las terribles persecuciones a las que fue sometido el pueblo judío a través de los siglos , que culminaron con la tragedia de La Shoá .
Queremos tambien poner en valor y reconocer la fundamental e imprescindible aportación de este pueblo y de la Instrucción de La Torá , en la creación de las bases sobre las que se sustenta la Civilización Occidental.

"... עמך עמי ואלהיך אלהי ..."

sábado, 5 de junio de 2010

La preocupante deriva turca

La bochornosa organización en suelo turco de la "Flotilla de la libertad", con la participación en la misma de organizaciones islamistas de ese país como la Fundación para los Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria (IHH), y el dramático desenlace de la misma cuando se aproximaba a Gaza el 31 de mayo, ha puesto a Turquía en una delicada posición en los contextos regional y global.

El Gobierno de Erdogan, tras haber impulsado y ayudado a crear una situación de extrema gravedad, animando a los componentes de dicha "Flotilla" a hacer oídos sordos a las advertencias israelíes, ha sido el que con más dureza se ha manifestado una vez se producía la tragedia. El antiguo aliado de Israel en la zona hablaba de "terrorismo de estado", llamaba a consultas a su Embajador en Tel Aviv, trataba a los islamistas muertos como héroes, y alimentaba con su actitud las airadas protestas en las calles turcas, produciéndose por ejemplo un conato de asalto al Consulado de Israel en Estambul.

Conviene no olvidar que el origen de la enemistad turca nada tiene que ver con la crisis del Mavi Marmara. Esta dramática crisis se añade en términos de reorientación de las prioridades, a algunos gestos lanzados por el Gobierno Erdogan para afirmar los valores y las tradiciones musulmanas y para consolidar el papel del país en el orbe islámico, desde Sarajevo hasta Kabul con parada en Oriente Medio. Esta fijación por el islam y por la recuperación del perfil otomano en términos de hegemonismo es bien visible en la figura del ministro de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, un musulmán devoto y apasionado de la historia del Imperio Otomano. Así, es significativo que el 29 de mayo se celebrara a lo grande la toma de Constantinopla por el Sultán Mehmet II "El Conquistador" en 1453. La nostalgia del Imperio como instrumento divino en clave de Califato que destilan los dirigentes del gobernante AKP, con Erdogan a la cabeza, es bien visible en otros dos ejemplos: en el mimado Museo "Panorama 1453", inaugurado en 2009 –que ya es el lugar más visitado de Estambul tras el Topkapi y Santa Sofía–, y la fijación en el marco de "Estambul 2010, Capital Europea de la Cultura" por todo lo otomano e islámico mientras joyas históricas como las murallas de Constantino, cristianas, se deterioran y derrumban de forma acelerada.

Mientras Ankara se concentra en estos juegos islamizantes, problemas internos que requerirían de una mayor atención dejan de ser centrales a pesar de su relevancia: uno es la congelación del diálogo con Armenia, casi un año después de que algunos hablaran –precipitándose–, del fin del contencioso turco-armenio; y el otro es el rebrote del activismo violento kurdo. Ambos no harán sino agravarse, máxime en momentos en los que el islamismo turco muestra cada vez con más claridad su verdadera faz violenta. El 29 de mayo el líder encarcelado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Ocalan, comunicaba su deseo de poner fin a los otrora esperanzadores esfuerzos para alcanzar la paz con el Gobierno. La muerte de 6 soldados turcos el 31 de mayo durante un ataque del PKK contra la base naval de Iskenderun –que se añadía a la de otros siete soldados en los dos días anteriores–, ponía de manifiesto la perduración de un problema que nunca ha dejado de serlo. El 20 de mayo la Fuerza Aérea turca había bombardeado posiciones del PKK en el norte de Irak, hasta cincuenta objetivos en las regiones de Zap y Hakurk.

Esta es la Turquía, aliada de Occidente en la OTAN, con graves problemas internos e inmersa en un proceso de islamización acelerado que le lleva a estar más cerca de Irán y de Hamas que de su antiguo aliado en la zona, Israel. A éste le ha buscado un problema en los últimos días. Habrá más, y no sólo para él.

GEES , Grupo de Estudios Estratégicos

Fuente:libertaddigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada